Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 1/22/1996 12:00:00 AM

NAVIDAD NEGRA

Más de un centenar y medio de familias colombianas y estadounidenses se enlutaron con el siniestro del vuelo 965 de American Airlines.

NAVIDAD NEGRA NAVIDAD NEGRA
1995 FUE UN AÑO QUE COmenzó y terminó con accidentes aéreos en el país. En enero un avión DC-9 de la compañía Intercontinental que cubría la ruta Bogotá-Cartagena-San Andrés se estrelló en el corregimiento de Marialabaja, a pocos minutos de la capital de Bolívar, y dejó un saldo de 52 personas muertas. Y en la noche del miércoles 20 de diciembre, un Boeing 757 de American Airlines procedente de Miami con 161 ocupantes se accidentó cuando iniciaba las maniobras de descenso, a 48 kilómetros del aeropuerto internacional de Cali, Alfonso Bonilla Aragón.
Además de que ambas tragedias ocurrieron momentos antes del aterrizaje, el hecho que más llama la atención es que milagrosamente hubo sobrevivientes. En el caso del siniestro del DC-9, fue la pequeña Erika Delgado, de nueve años. Y en el accidente del miércoles pasado se salvaron nueve personas.
Aunque es prematuro establecer una teoría sobre el accidente de la semana pasada, las autoridades llegaron a considerar la posibilidad de un atentado terrorista como el que ocurrió el 21 de diciembre de 1988, cuando un avión de Pan American explotó en pleno vuelo después de que fue activada una bomba colocada, según informes del Pentágono, por extremistas libios. La tragedia ocurrió cuando la aeronave sobrevolaba la población de Lockerbie, Escocia, y en el atentado perdieron la vida 270 personas.
Con este antecedente, tan pronto se conoció la noticia sobre el accidente del avión de American, el embajador de Estados Unidos se puso en contacto con el director de la Policía Nacional, general Rosso José Serrano, y el ministro de Defensa, Juan Carlos Esguerra, y durante la madrugada del jueves pasado analizaron la posibilidad de un atentado. Frente a esta hipótesis que manejó también el gobierno de Estados Unidos, la procuradora general de ese país, Janet Reno, comisionó un equipo de investigadores del F.B.I. que, de inmediato se desplazaron a Colombia para realizar una investigación y determinar si hubo o no manos criminales en el accidente. A los federales también se sumó una comisión de siete funcionarios de la aviación estadounidense, conformada por cuatro expertos en seguridad aérea y tres de la Administración de Aviación Federal, los cuales trabajaron con la Policía Nacional para estudiar las posibles causas de la tragedia. Sin embargo cuando los primeros expertos de la Aeronáutica Civil de Colombia llegaron al lugar del siniestro, la hipótesis sobre el atentado comenzó a descartarse pues en los sobrevuelos realizados se pudo establecer que el avión no estalló en el aire sino que se estrelló con la cresta del cerro San José, partiéndose en dos partes.
La mayoría de ocupantes que perdieron la vida en este siniestro eran colombianos que venían a pasar la temporada de fin de año y a disfrutar de la Feria de Cali. En la lista de pasajeros divulgada por American Airlines aparecían miembros de importantes familias de la sociedad caleña.
Fuentes consultadas por SEMANA señalaron que aproximadamente 1.000 personas han perecido este año en accidentes aéreos en el mundo, de los cuales 200 corresponden a Colombia, lo que convierte al país en uno de los más inseguros en este tipo de transporte. Este desastre aéreo fue uno de los más graves de los últimos años en Colombia. La tragedia enluta a una de las compañías de aviación más grandes del mundo, que invierte millones de dólares en seguridad y renovación de equipo y que desde 1979 no registraba un accidente de tal magnitud.

EDICIÓN 1896

PORTADA

El dosier secreto de las Farc

SEMANA revela explosivos detalles del más completo informe realizado sobre la historia, finanzas y los crímenes de la desmovilizada organización guerrillera.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1899

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.