Home

Nación

Artículo

Se pudo determinar las dificultades en acceso al agua, alimentación, servicio de atención básico de salud, tras las inundaciones que ocasionó la tormenta, sin que hasta el momento hayan llegado las ayudas los sectores más vulnerables.
Se pudo determinar las dificultades en acceso al agua, alimentación, servicio de atención básico de salud, tras las inundaciones que ocasionó la tormenta, sin que hasta el momento hayan llegado las ayudas los sectores más vulnerables. - Foto: Defensoría del Pueblo

nación

No han llegado ayudas a las comunidades afectadas por paso del huracán Julia en La Guajira

Así lo advirtió la Defensoría del Pueblo, que señaló que hay comunidades que debido a las inundaciones se encuentran incomunicadas por sus vías terrestres.

La Guajira fue una de las regiones afectadas por la tormenta tropical Julia, que posteriormente se convirtió en huracán y causó daños en la isla de San Andrés.

En este departamento el incremento de las lluvias y las tormentas originaron, entre otros, inundaciones que dejó a la comunidad incomunicada por sus vías terrestres.

Es el caso del asentamiento 3 de Abril, del municipio de Uribia, uno de los que sufrieron con mayor impacto el paso del fenómeno natural y que enfrenta una difícil situación de abastecimiento de diferentes elementos.

Así lo evidenció la delegada de Asuntos Colectivos y del Ambiente, y la Regional de la Defensoría del Pueblo de La Guajira, que adelantaron una visita de verificación de condiciones de derechos en ese sector del departamento.

Pese a los anuncios oficiales, según la entidad, se pudo determinar las dificultades en acceso al agua, alimentación, servicio de atención básico de salud, tras las inundaciones que ocasionó la tormenta, sin que hasta el momento hayan llegado las ayudas a los sectores más vulnerables.

“Encontramos una situación que se repite año tras año en esta región de La Guajira, en donde los arroyos se crecen por la lluvia incesante y como en cualquier parte del país, las comunidades más vulnerables son las más afectadas, en este caso el asentamiento 3 de Abril”, aseguró el vicedefensor del Pueblo, Luis Andrés Fajardo, tras un recorrido por las rancherías del sector.

Este asentamiento es un barrio compuesto por inmigrantes venezolanos y provenientes del pueblo Wayúu sin tierra, y no cuentan con acueducto, alcantarillado ni electricidad, y como consecuencia de las recientes inundaciones por la ola invernal y los estragos de la tormenta Julia, la comunidad quedó sin vías de acceso terrestres.

Luego de comprobar la difícil situación que enfrenta esa comunidad, la entidad hizo un urgente llamado a la institucionalidad para que trabaje en la llegada oportuna de las ayudas humanitarias destinadas por el Gobierno nacional para la región.

“Desde la Defensoría instamos a tomar medidas estructurales que garanticen derechos fundamentales como las vías adecuadas en la región, la garantía del acceso al agua, la electricidad, el saneamiento básico y la salud en esta región del país”, puntualizó el funcionario.

Tras comprobar la difícil que enfrenta esa comunidad, la Defensoría del Pueblo hizo un urgente llamado a la institucionalidad para que trabaje en la llegada oportuna de las ayudas humanitarias destinadas por el Gobierno nacional para la región.
Tras comprobar la difícil que enfrenta esa comunidad, la Defensoría del Pueblo hizo un urgente llamado a la institucionalidad para que trabaje en la llegada oportuna de las ayudas humanitarias destinadas por el Gobierno nacional para la región. - Foto: Defensoría del Pueblo

Otras afectaciones

Entra tanto, se conoció que poblaciones de la Alta Guajira como Nazareth, Puerto López y Punta Espada no cuentan con acceso a alimentos, ya que los vehículos que los transportan no pueden transitar por las vías debido a las inundaciones.

En el caso de Uribia, se declaró la calamidad pública, debido a que 250 viviendas fueron destruidas por la tormenta tropical, mientras que se presentaron afectaciones en 25 barrios de Riohacha.

Debido a la situación, la senadora del Pacto Histórico Martha Peralta Epieyú publicó unas fotografías en las que señaló que en algunos sectores de ese departamento “no hay comunicación, no hay alimentos, inundaciones”.

Durante una visita a Uribia el pasado lunes, el presidente Gustavo Petro se comprometió con la comunidad a atender la situación, donde más de 10.000 familias resultaron afectadas, especialmente de Uribia.

En ese sentido, pidió al comando de las Fuerzas Militares poner en marcha un plan que permita, a través de los batallones de ingenieros, construir puentes alrededor de los cuerpos de agua y vías alternas de comunicación para que las poblaciones no queden incomunicadas durante la temporada de lluvias.

“Debemos aprovechar la experticia de Indumil en el manejo de metales para iniciar esta labor, que solventa este tipo de situaciones en todas partes de Colombia”, manifestó el jefe de Estado.

Así mismo, señaló que 50 toneladas de ayudas entre alimentos e insumos, como colchonetas, cobijas y productos de aseo, serán distribuidos entre las familias afectadas de toda La Guajira.

“A los mismos guajiros se les debe comprar los alimentos, que las ayudas humanitarias se conviertan en un reactivador de la economía regional. En cualquier parte del país hay que hacer lo mismo y llevar este tipo de alimentación directamente a las familias”, indicó.

Finalmente, el presidente ordenó al Ministerio de Vivienda gestionar un convenio con el Departamento para la Prosperidad Social, para que durante la actual vigencia presupuestal se ejecute un plan de reconstrucción de viviendas, teniendo en cuenta la arquitectura regional y los materiales que se producen en la región. Fueron aproximadamente 3.000 las casas que sufrieron afectaciones en La Guajira.