ÚLTIMA HORA flecha derecha

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

| 9/4/2019 7:28:00 AM

“No hubo la debida planeación”: ministro de Defensa sobre muerte de soldados en Bajo Cauca

Guillermo Botero, jefe de la cartera de Defensa, reconoció públicamente que en el ataque del Clan del Golfo donde fueron asesinados cuatro militares, había una condición de inferioridad numérica que motivó el resultado trágico. ¿Qué pasa en esa región?

“No hubo la debida planeación”: Guillermo Botero sobre ataque a soldados en Bajo Cauca “No hubo la debida planeación”: ministro de Defensa sobre muerte de soldados en Bajo Cauca

La muerte de cuatro militares y dos heridos que realizaban labores de control territorial, en zona rural de Caucasia, en el Bajo Cauca antioqueño, despertó indignación en la tarde de este martes. Samir Castillo, Harold Rojas, José Ramírez, el cabo Jesús Medina y otros miembros del Batallón Rifles acudieron a atender un enfrentamiento entre el Clan del Golfo y Los Caparrapos, cuando fueron atacados de forma indiscriminada por los criminales.

Aunque el hecho está en investigación, el ministro de Defensa Guillermo Botero indicó en medios radiales que el ataque a los soldados del Ejército resultó en tragedia porque no hubo el planteamiento táctico correcto para atender la situación. En diálogo con La FM, el jefe de la cartera señaló que hubo una condición prácticamente de inferioridad. Eran alrededor de 60, no hubo la debida planeación y lo que sucedió fue ese resultado trágico". 

Botero mencionó que las tropas de la Campaña Militar y Policial Aquiles tenían cómo equiparar, en armas, al grupo delincuencial si se hubiera tomado las precauciones necesarias previas, pero al ser solo 12 soldados era muy complicado salir sin bajas, por lo que indicó que se tomarían medidas para evitar más muertes.

También explicó que, en lo que lleva al frente de las Fuerzas Militares, el enfrentamiento contra grupos armados ilegales se ha incrementado y en ese sentido es entendible que esto "debe acarrear un mayor número de víctimas”. "Atacar al narcotráfico como lo estamos haciendo genera combates", señaló. Además, dijo que la acción del Batallón Rifles contra la minería ilegal en la zona y la presencia de 1200 uniformados son otros motivos para despertar rencillas con estructuras como el Clan del Golfo.

¿Por qué tanta violencia?

El Bajo Cauca se convirtió en el nuevo escenario de una guerra contra el crimen organizado que tiene todos los ingredientes explosivos: cultivos de coca, minería, presencia de la guerrilla del ELN y una guerra territorial a muerte entre el Clan del Golfo y los Caparrapos, ambos aliados con carteles mexicanos.

Puede leer: Cuatro soldados murieron en ataque en el Bajo Cauca

Se trata de una región conformada por los municipios antioqueños de Tarazá, Cáceres, Caucasia, El Bagre, Nechí y Zaragoza. El valor estratégico radica en que cuenta con conexiones geográficas que facilitan el acceso tanto al océano Atlántico como Pacífico. A ello se suma que es una región atravesada por el río Cauca y la carretera troncal nacional 25, que une a Medellín con Montería y el Caribe. Limita al occidente con el nudo del Paramillo que se conecta con Urabá y Chocó.

Todas esas bondades es lo que hacen que el Bajo Cauca sea considerada la Joya de la Corona para los narcotraficantes. No solo porque ofrece facilidad de rutas de acceso hacia el mar, sino porque entre sus montañas florecen cerca de 13.000 cultivos de coca.

Recientemente el general Juan Carlos Ramírez, comandante de la Séptima División del Ejército, reveló que en el Bajo Cauca se concentra el 80 por ciento de toda la coca sembrada en Antioquia y explicó que en la actualidad cerca de 7.000 uniformados ayudan en el proceso de erradicación que para el primer trimestre de este año alcanzó las 1.200 hectáreas.

Y en los últimos años ese territorio ha sido el santuario de la banda criminal conocida como el Clan del Golfo o que en otrora se llamaban Autodefensas Gaitanistas de Colombia, AGC. Junto a ellos surgió como aliado otro grupo que se conoce como los Caparrapos, pero que en la actualidad son sus archienemigos contra quienes mantienen una guerra a muerte por el control territorial. Ambas organizaciones criminales subsisten de las rentas ilegales provenientes del narcotráfico, minería ilegal y las extorsiones.

Le puede interesar: El regreso del fantasma

Precisamente un enfrentamiento entre esas dos organizaciones criminales fue lo que causó el fatal desenlace, este martes, de los cuatro soldados muertos en zona rural de Caucasia.

Esa no es la primera que esas bandas criminales protagonizan hechos violentos en la región. A comienzos de junio pasado fue perpetrada una masacre en zona rural de Cáceres, exactamente en la vereda El Guaimaro. Allí hombres armados y vestidos de negro ajusticiaron a cuatro campesinos, entre ellos un menor de edad. En su momento se adjudicó el hecho criminal al Clan del Golfo y el propio gobernador de Antioquia, Luis Pérez, reconoció la existencia de esa guerra y aceptó que las muertes violentas se trasladaron a la zona rural.

En contexto: Con fusiles y granadas atacan a pobladores de una vereda en Cáceres

Desde que comenzó la disputa territorial entre Clan del Golfo y Caparrapos, el Bajo Cauca ha registrado un incremento del 240 por ciento de sus homicidios desde 2018 y ese panorama quedó retratado en uno de los informes de seguridad que presentó recientemente la Fundación Paz y Reconciliación, Pares.

En ese documento el subdirector Ariel Ávila advierte el encrudecimiento de los choques armados porque ambos grupos se aliaron con carteles mexicanos. En el caso de los Caparrapos lo hicieron con el cartel Jalisco Nueva Generación; mientras que los del Clan del Golfo lo hicieron con el de Sinaloa, “desde finales del 2018 se empezaron a germinar alianzas con dos carteles mexicanos de narcotráfico generando mayor respaldo económico y militar en ambas estructuras”, concluyó.

TEMAS RELACIONADOSflecha opinion

EDICIÓN 1997

PORTADA

Terremoto político: el proceso contra Álvaro Uribe sacude al país

¿Qué sigue para Álvaro Uribe, para el Gobierno y para el país después de la medida de aseguramiento dictada por la Corte Suprema de Justicia? Esa decisión marca un antes y un después en la historia de Colombia.

03

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1997

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.
paywall