orden público

Nuevo golpe a las estructuras de alias Roque en Norte de Santander y Bogotá

Este resultado se dio en medio de la ofensiva de la fuerza pública contra las disidencias de las Farc.


En diferentes operativos del Ejército Nacional en Norte de Santander y Bogotá, unidades de inteligencia del Ejército y la Policía lograron la captura de cuatro integrantes de las disidencias de las Farc que hacían parte de las estructuras de Roque Antonio González, alias Roque, quien fue neutralizado este domingo 17 de julio en el municipio de Tibú, ubicado en el Norte de Santander.

Esta noticia fue confirmada por el presidente Iván Duque, que por medio de su cuenta de Twitter reveló que las capturas se dieron en la capital del país y en Norte de Santander, donde sembraban el miedo entre la población civil, como miembros del Grupo Armado Organizado Residual (Gaor) 33, que nació tras la desmovilización de las extintas Farc.

“Seguimos debilitando redes de apoyo de grupos narcoterroristas que buscan amedrentar a la población. 4 integrantes de las disidencias de las Farc Gaor-E33 fueron capturados gracias al trabajo coordinado de nuestra fuerza pública en Bogotá y Norte de Santander. #ElQueLaHaceLaPaga”, dijo el presidente de la República.

Estos resultados se dan un día después de que el Ejército Nacional asestara un golpe a esta organización criminal, con la captura de nueve de sus miembros en zona fronteriza, en el marco de la ofensiva ordenada por el Gobierno nacional contra las disidencias, que buscan mantener las rentas del narcotráfico en el país.

En ese sentido, tropas militares de la Segunda División del Ejército Nacional, de forma coordinada con la Policía Nacional e interinstitucional con la Fiscalía General de la Nación, lograron la captura de nueve sujetos, los cuales fueron señalados por las autoridades de liderar, coordinar y ejecutar toda la logística del grupo armado organizado ELN en Cúcuta.

Los hechos se presentaron al efectuar registros de allanamiento por orden judicial en diferentes sectores de la ciudad, hasta donde llegaron las unidades para capturar a estas personas. Ellos tenían en su poder un fusil de asalto, una subametralladora mini Uzi, un arma artesanal, tres pistolas, un revólver y cartuchos.

Entre los capturados están los sujetos conocidos con los alias de Toño, Aguja, Henry, Armero, Raimundo, Víctor, Trabuco y dos sujetos más, quienes tendrán que responder por los delitos de concierto para delinquir con fines de tráfico, fabricación, porte o tenencia de armas de fuego, municiones o explosivos.

Las autoridades determinaron que estos capturados estarían al parecer liderados por alias Víctor o Gato, quien sería un enlace directo con el ELN para suministrarles material bélico a las diferentes estructuras.

La caída de alias Roque

Cabe recordar que el pasado 17 de julio, tropas del Ejército Nacional, junto a la Policía de Norte de Santander, llevaron a cabo un contundente operativo en el municipio de Tibú que dejó un gran resultado.

Las operaciones coordinadas por el Mayor General Omar Esteban Sepúlveda Carvajal lograron neutralizar a alias Roque, cabecilla de las milicias del Gaor-E33, quien delinquía en esta zona del Catatumbo. Este persona sería el temible disidente de las Farc detrás del “patrullaje” de encapuchados armados en Tibú presentados en los últimos días, los cuales fueron vistos por la población tibuyana los pasados 3, 14 y 16 de julio.

En los más recientes hechos que atemorizaron a la población civil, se observó a hombres fuertemente armados que vestían prendas de uso militar con siglas de las Farc-EP 33, cubriendo sus rostros con pasamontañas. Ellos, tranquilamente, se encontraban deambulando por algunos lugares de este territorio y, como si fuera poco, llegaron hasta la entrada de la Alcaldía de Tibú, y desde allí enviaron un mensaje contundente, argumentando que son ellos los que imponen las leyes.

Este hecho ocurrió el sábado 16 de julio. Allí, miembros del Frente 33 de las disidencias detuvieron cuanta moto, camioneta, automóvil o cualquier otro vehículo se movía por el lugar. No solo los conductores y pasajeros tenían que darle un reporte de dónde y para dónde se dirigían, sino que además eran requisados.