Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/9/1996 12:00:00 AM

OLOR A POLVORA

El análisis del mecanismo explosivo del fallido carro-bomba de Cali, demostró que el microbús no fue dejado allí para asustar sino para estallar.

OLOR A POLVORA OLOR A POLVORA
A las 3 y 15 minutos de la madrugada del pasado miércoles 6 de noviembre, un celador observó el preciso momento en que un hombre bajó de un pequeño microbús y salió corriendo hacia una motocicleta que lo esperaba con el motor en marcha. Segundos después, el sector, situado en pleno centro de Cali, quedó desolado.El vigilante imaginó que algo raro estaba sucediendo porque el automotor fue estacionado en plena vía, en la acera derecha de la calle 23 Nº 7-39, frente al edificio principal de la empresa Tecnoquímicas, propiedad de Francisco José Barbieri, esposo de la senadora Claudia Blum, una de las ponentes del proyecto de extradición que cursa en el Congreso. Por eso, el celador, sin pensarlo dos veces, llamó a la Policía Metropolitana. Diez minutos más tarde, una patrulla de la Unidad Antiexplosivos de esa institución llegó al lugar y cuatro uniformados se dieron a la tarea de establecer lo que ocurría. Y lo descubrieron rápidamente: en el interior del vehículo, detrás de los asientos delanteros, tapadas con dos sábanas de color blanco, había siete canecas repletas con tacos de dinamita.
El libertador, la clave
Pocos minutos después los expertos de la Policía tenían controlada la situación y habían logrado desenredar la compleja red de cables que rodeaba los explosivos. La dinamita fue llevada a las dependencias de la Policía, cerca de allí, donde los uniformados comprobaron que se trataba de 173 kilos de explosivos.Mientras esto ocurría, ya casi a las cuatro de la mañana, varios hombres que se movilizaban en un automóvil llegaron a una calle situada a tres cuadras de Tecnoquímicas y lanzaron numerosos panfletos. En ellos, una organización, denominada 'Soberanía Nacional', atacaba duramente la intervención de Estados Unidos en los asuntos internos de Colombia y criticaba a los congresistas Luis Guillermo Giraldo, Pablo Victoria, Parmenio Cuéllar, Santiago Castro, Germán Vargas Lleras y Claudia Blum, quienes están a favor de revivir la extradición. En los boletines llamaba la atención el hecho de que en la parte inferior izquierda aparecía el facsímil de la firma del Libertador Simón Bolívar.
En la tarde del miércoles un avión de la Policía trasladó a Bogotá la dinamita, los cables y los detonadores. Dichos elementos fueron entregados a expertos en criminalística de la Dijin, cuerpo secreto de esa entidad, para continuar las investigaciones. "Tal como lo informaron los medios de comunicación el miércoles y el jueves, nosotros creímos que este era un episodio clásico de intimidación sicológica", le dijo a SEMANA uno de los oficiales de inteligencia de la Policía. La fuente agregó que esa hipótesis tomó mucha más fuerza porque en esos mismos días se produjeron numerosas llamadas telefónicas amenazantes y grafitos contra la extradición y los congresistas que la defienden en el Congreso.Pero las cosas cambiaron sustancialmente el viernes en la tarde después de que la Dijin culminó sus indagaciones. Así, los expertos concluyeron que se trata de explogel, dinamita de fabricación peruana, altamente letal. Según el análisis conocido por SEMANA, las canecas fueron colocadas de tal manera dentro del microbús, que una vez ocurrida la explosión, la onda habría salido en forma polidireccional produciendo un efecto mortal en un radio de 200 metros a la redonda.
Sin embargo, lo que más les llamó la atención a los investigadores fue el comprobar que, pese a lo que creyeron inicialmente, el carro-bomba sí fue activado para explotar pocos segundos después de que el conductor lo dejó abandonado frente a Tecnoquímicas: "La forma como los terroristas iniciaron la carga explosiva no fue la adecuada, por cuanto procedieron a iniciar el fuego a las siete mechas de seguridad que se encontraban atadas, logrando su iniciación en una sola mecha, la cual por inexperiencia de los terroristas estaba mal adherida al detonador, motivo por el cual no se llevó a cabo la explosión". Es decir, la mecha lenta se atascó en una parte del recorrido y no alcanzó a llegar a los detonadores.
Dicen las autoridades que si el vehículo hubiera explotado, habría causado la destrucción total de las edificaciones situadas a dos cuadras a la redonda, donde además de Tecnoquímicas funcionan otras cinco empresas grandes, en las que a esa hora laboraban unas 350 personas, La Policía también estableció que el microbús Chevrolet Van, en la cual fue hallada la carga explosiva, fue robada el 16 de octubre pasado en el sur de Cali, cuando su propietario repartía seis canastas de tortas. Los terroristas le cambiaron la placa original, CBV 569 y le pusieron la CBQ 617, correspondiente a un campero Mitsubishi, también robado en esa ciudad el 11 de octubre.
¿Quién fue?
Tras el frustrado atentado con dinamita, los servicios de inteligencia de la Policía, el Ejército y el DAS empezaron a trabajar en diferentes teorías para identificar a los responsables. Al cierre de esta edición ya existía una tesis, consolidada en informes de inteligencia y con base en algunos informantes, sobre lo que podría estar pasando en el interior de algunas organizaciones delincuenciales que se estarían sintiendo afectadas por el trámite de los proyectos de extradición, extinción de dominio y aumento de penas que cursan en el Congreso.De acuerdo con las fuentes consultadas por SEMANA, detrás del fallido atentado en Cali estarían grupos de narcotraficantes de la Costa Atlántica, Medellín y Bogotá. "Se trata de gente muy poderosa, pero virtualmente desconocida para nosotros, que integra lo que podríamos llamar una clase emergente dentro del negocio...".

Al ataque
De acuerdo con los indicios recopilados por los investigadores, estas organizaciones están convencidas de que las leyes están dirigidas contra ellas y por eso serían las más afectadas con la retroactividad de la extinción de dominio sobre bienes obtenidos ilícitamente. Además, un aumento de las penas las dejaría al margen de los beneficios que hoy están obteniendo los capos de los carteles que se han acogido a la política de sometimiento a la justicia."Hemos visto que esta gente no tiene capacidad para hacer 'lobby' en el Congreso y además no le gusta dar la cara", dijo uno de los analistas de inteligencia. Igualmente, estas organizaciones aún carecen de poder político y militar y por eso están tratando de abrirse paso a través de caminos que en su momento trazaron Pablo Escobar en lo militar, y los hermanos Rodríguez Orejuela y compañía, en lo político.Justamente en esta última consideración es que los investigadores han concentrado sus pesquisas. Es decir, en la posibilidad de que un gran número de narcos de la Costa, Antioquia y Bogotá, esté tratando de penetrar en los terrenos abonados por los carteles de Cali y Medellín, para imponer sus propias leyes. "Ya tenemos elementos suficientes para pensar que esa gente está pensando en su propia guerra porque están convencidos de que los jefes de Cali y del norte del Valle del Cauca y los otrora guerreros de Escobar, que ya están tras las rejas, de todas maneras van a obtener un tratamiento benigno de la justicia. Y según dicen, a ellos les corresponderá la peor parte. Ellos podrían estar pensando: si a punta de bombas Escobar tumbó la extradición, ¿por qué nosotros no hacemos terrorismo para evitar que la reimplanten?".
ÇLas autoridades no descartan que algunos hechos ocurridos la semana pasada, como el ataque a varias patrullas en Cali, o el petardo a la Hemeroteca Nacional _donde iba a estar el presidente Samper_, tengan relación con lo ocurrido.Con base en esas primeras pistas los investigadores se dieron a la tarea de establecer quién robó el microbús, quién lo acondicionó y quién lo dejó abandonado cerca de Tecnoquímicas. En este sentido también hubo avances. Según establecieron los organismos de inteligencia, la firma del Libertador en el panfleto no es gratuita. Así, a finales de 1991 las autoridades capturaron en Cali a varios hombres que tenían en su poder boletines con una firma similar. En ese momento se identificaron como integrantes de la Red Urbana Militar _RUM_, que serían el embrión de las Milicias Bolivarianas de las Fuerzas Armadas Revolucionarias Colombianas _Farc_.Si se prueba la teoría de que en la ejecución del atentado de la semana pasada participaron guerrilleros, los investigadores creen que estaría ocurriendo lo mismo que con el secuestro de Juan Carlos Gaviria. Es decir, gente con experiencia en terrorismo contratada por el narcotráfico.
Ante esta acumulación de evidencias las autoridades tienen motivos para creer que la amenaza narcoterrorista va en serio. Pero al mismo tiempo, está claro que, a diferencia de otras épocas, con la primera bomba que estalle los investigadores tendrán las herramientas necesarias para saber de una vez por todas quién está detrás de todo esto.
"Por inexperiencia de los terroristas la mecha estaba mal adherida al detonador, por eso no ocurrió la explosión"

Texto del facsímil
¡Ya alto a la intervención norteamericana!
Pueblo colombiano, Bolivar en su pensamiento manifestó "Los EE.UU. parecen destinados por la providencia para plagar la América de miseria a nombre de la libertad".hoy vemos con claridad qué: el pensamiento del libertador se hace realidad.
El gobierno gringo quiere detener el proceso revolucionario bajo el pretexto de perseguir el narcotrafico.De esta forma las fuerzas "Libertadoras" se ven obligadas a protestar contra el militarismo NorteAmericano que con el falso disfraz de acabar con la droga, lo único que quieren es atacar a la clase insurgente y al pueblo en general; por tal motivo decidimos:
a) El rechazo a la intervención norteamericana.
b) Un no rotundo a la extradicción: si ella se impusiera, cualquier ciudadano podría ser extraditado y los ejércitos liberadores que operan en Colombia; con el rótulo puesto por los yanquis de narcoguerrilleros, podrían ser extraditados.
c) Declaramos como objetivos militares, a los vende patrias politiqueros y todos sus bienes, a los títeres del gobierno americano en nuestro país, tales como:Luis Guillermo Giraldo Claudia Blum Pablo Victoria Santiago Castro Parmenio Cuellar Enrique Lleras Vargas
d) Declaramos objetivos militares todas las empresas del capital gringo, ciudadanos americanos y todos aquellos que colaboran con estos.
Pueblo colombiano; debes armarte para defender tu libertad, tu futuro, tu soberanía nacional. no a la intromisión gringa en nuestro país (Firma) Soberanía Nacional.

EDICIÓN 1874

PORTADA

La orquesta del Titanic

Para tomar decisiones en el Consejo Nacional Electoral son necesarios 6 de los 9 votos. Cinco de esos votos ya están listos contra la posibilidad de que exista una candidatura viable de centro. La determinación del Consejo Nacional Electoral no será jurídica, sino exclusivamente política.

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com