Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 4/9/2001 12:00:00 AM

A sus órdenes

Una carta encontrada en un allanamiento parece indicar que la Registraduría del Guainía le rinde cuentas sobre las elecciones a la guerrilla y no al Gobierno.

A sus órdenes A sus órdenes
Una de las sorpresas que se llevaron los miembros de las fuerzas especiales del Ejército durante los múltiples allanamientos realizados en las selvas del Guainía en la búsqueda del ‘Negro Acacio’, uno de los comandantes de las Farc, fue una carta firmada por Alfonso Castro Bravo, delegado del registrador nacional para la circunscripción electoral del Guainía. La carta fue dejada por el jefe guerrillero en su afán por escapar del asedio de las autoridades.

En la misiva el delegado de la Registraduría le informa al comandante del frente 16 de las Farc, sindicado por las autoridades de ser uno de los mayores productores de pasta de coca del país, sobre el balance de las elecciones realizadas el pasado 29 de octubre en todo el país. La carta tiene fecha del 28 de noviembre del año pasado, es decir, un mes después de celebrados los comicios.

La carta está dirigida al “Señor Negro Acacio, comandante 16 frente de las Farc, Ciudad”. La referencia de la misma es “Informe elecciones año 2.000”. Después de un “cordial saludo” Castro Bravo le dice al jefe guerrillero que “por medio de la presente me permito comunicarle del éxito alcanzado el día de las elecciones el pasado 29 de octubre las cuales se cumplieron en la totalidad del departamento de acuerdo a lo convenido, a pesar del inconformismo de un candidato a la gobernación y algunos de los candidatos perdedores que de alguna manera trataron de empañar la normalidad de las mismas. Para su conocimiento y fines pertinentes le allego copia de los resultados de cada una de las corporaciones (gobernador, alcalde, asamblea y concejo municipal)”.

El delegado de la Registraduría Nacional también se refiere en su misiva al jefe guerrillero a una jornada de identificación en el departamento. “De igual manera me permito comunicarle que estamos prestos para adelantar la jornada de identificación en el río Guaviare tal y como se habló con el señor Víctor (El Embajador), hemos adelantado conversaciones con el gobernador saliente y el entrante quienes tienen conocimiento de la necesidad de identificar a nuestros conciudadanos”. ‘El Embajador’ es uno de los comandantes de las Farc en la zona.

Por último el funcionario de la Registraduría le sugiere al comandante del frente 16 de las Farc que “creo que se hace necesario por parte de los habitantes del río que manifiesten y justifiquen la necesidad de la comisión desde el punto de vista por la limitante del mismo Estado para ejercer sus derechos constitucionales y legales”.

De acuerdo con declaraciones de Castro Bravo a la unidad investigativa de la Policía Judicial de Inírida, semanas antes de las elecciones tomó la decisión de entrevistarse con los guerrilleros de las Farc debido a la interrupción del proceso de inscripción de cédulas por parte del grupo subversivo en el departamento y ante el requerimiento telefónico de los subversivos. Según su testimonio, se vio precisado a entrevistarse con ellos con el fin de “salvar el proceso electoral en el departamento”.

De la reunión entre el delegado de la Registraduría y los guerrilleros habrían tenido conocimiento las autoridades civiles, militares y de policía de la región, “quienes solamente me exigieron que les avisara las fechas del contacto y de mi viaje a la reunión”, según su versión de lo sucedido.

Con respecto a los términos empleados en la carta enviada al ‘Negro Acacio’ después de las elecciones Castro Bravo dijo a SEMANA que sí corresponden a la conversación que sostuvo con los comandantes de las Farc, “pero yo nunca envié un oficio al respecto”. De cualquier manera el caso está en manos de las autoridades competentes, que serán las encargadas de establecer cuál es el grado de responsabilidad que tiene el delegado de la Registraduría en este singular caso, en el cual un funcionario público, en lugar de reportarle a su superior inmediato sobre el desarrollo de las elecciones, decide darle un parte de victoria a un jefe guerrillero.

EDICIÓN 1874

PORTADA

La orquesta del Titanic

Para tomar decisiones en el Consejo Nacional Electoral son necesarios 6 de los 9 votos. Cinco de esos votos ya están listos contra la posibilidad de que exista una candidatura viable de centro. La determinación del Consejo Nacional Electoral no será jurídica, sino exclusivamente política.

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com