Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/20/2015 12:01:00 PM

Una falda sería la prueba de una desaparición forzada del Palacio

La prenda que llevaba Cristina Guarín el día que la vieron salir con vida del Palacio de Justicia por televisión se constituye en una pista clave para conocer lo que ocurrió con los 11 desaparecidos.

Palacio de Justicia: la prueba en el caso de Cristina Guarín Cristina del Pilar Guarín ha sido reconocida por sus familiares en los videos que los medios grabaron durante la retoma del Palacio de Justicia en repetidas ocasiones. En la imagen se ve que salió viva de la edificación. Foto: Archivo particular
En medio de la conmoción, de las lágrimas, el dolor y los sentimientos encontrados que provocó el hallazgo de los restos de tres de los 11 desaparecidos del Palacio de Justicia, René Guarín tuvo el ansiado encuentro por el que tanto luchó durante 30 años.

Presa del shock, no perdió el juicio para notar un indicio que podría resolver el enigma de lo que ocurrió con su hermana. Al lado de sus restos, encontró partículas de la falda escocesa que utilizó su hermana Cristina Guarín el día que la vio en televisión salir con vida del Palacio.

El recuerdo brotó nítido. A Guarín se le vino a la memoria la imagen de Cristina saliendo de su casa y vistiendo la falda escocesa. Como producto del flash back, se remitió a las gastadas imágenes de televisión en las que tantas veces reconoció a su hermana saliendo viva de la toma.

La prenda se convirtió en el indicio con el que contó la Fiscalía para demostrar que la hermana de Guarín era una de las 11 personas desaparecidas del Palacio. Posteriormente, llevó a las jueces María Stella Jara y Cristina Trejos la información de que esta trabajadora de la cafetería había sido víctima de desaparición forzada.

La defensa del coronel Alfonso Plazas intentó demostrar que quien aparecía en esa escena no era Cristina Guarín. Para eso, pidió la declaración de María Nelfy Díaz, una sobreviviente de la toma, y la de su hijo. Ambos intentaron convencer a la justicia de que quien portaba la falda era María Nelfy, no Cristina. Pero la confusión en la que entraron los dos sobre la forma como se adquirió la prenda y el hecho de no reconocerla en las imágenes de televisión les quitaron toda credibilidad a esos testimonios.

La justicia no les creyó y no sólo consideró que se trataba de un indicio de que Cristina sí había salido viva del Palacio, sino que también se pidió investigar a la señora Díaz por posible falso testimonio.

Lo más impresionante es que la defensa del Estado colombiano en el juicio que afrontó ante la Corte IDH pidió su testimonio. Al final desistió, pero su llamado no dejó de generar mal sabor en los familiares de los desaparecidos.

Ahora cuando parece comprobarse que Cristina portaba la prenda, René Guarín espera que la justicia cumpla parte. Que investigue si es la misma prenda que portaba la mujer que se ve salir viva en las imágenes de televisión y determine si María Nelfy Díaz intentó o no engañar a los jueces y fiscales, para tratar de encubrir un delito.

Por ahora, René espera sanar las heridas y pasar lo más pronto este duelo por el cual esperó tres décadas.

EDICIÓN 1888

PORTADA

Petro vs. López Obrador, ¿cuál es la diferencia?

El recién elegido presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, ha tenido una carrera muy parecida a la de Gustavo Petro. ¿Por qué uno pudo llegar al poder y el otro no?

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1890

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.