Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/4/1993 12:00:00 AM

Para todos los gustos

¿Qué tan de derecha o de izquierda son los programas de los siete candidatos liberales? Hay de todo como en botica.

Para todos los gustos, Sección Nación, edición 592, Oct  4 1993 Para todos los gustos

SI EN EL PASADO SE HABIA sostenido siempre que el liberalismo era una coalición de matices de izquierda, ahora parece ser que lo primero -una coalición de matices- sigue siendo verdad, pero que aquello de que son de izquierda ha dejado de serlo. La semana pasada, cinco de los siete precandidatos liberales a la Presidencia inscribieron sus nombres ante la Dirección Liberal para la consulta popular de marzo y presentaron sus programas, tal y como lo exigía la reglamentación definida por el jefe de la colectividad, el ex presidente Julio César Turbay. Por su parte, los dos aspirantes que se mantienen por fuera del esquema de la consulta también han dado a conocer elementos esenciales de sus propuestas, y por esa razón ya es posible dibujar un panorama de las similitudes y diferencias entre unos y otros, en un análisis que arroja más de una sorpresa.
La primera es que en contra de lo tradicional, los precandidatos han ido bastante lejos en la definición de sus programas, respaldando u oponiéndose, según el caso, a las políticas puestas en marcha por el gobierno de César Gaviria. La apertura, el orden público, los temas sociales y la corrupción han copado el grueso de la atención de los aspirantes. Sin embargo, frente a unos -como la apertura- hay muchas más diferencias que frente a otros, como el de la corrupción, mal que todos los candidatos -como es apenas obvio- pregonan combatir.
En efecto, son lo asuntos económicos y sociales los que marcan las distancias. Sus propuestas sobre estos temas permiten ubicar a Luis Guillermo Sorzano en el extremo derecho del espectro,ya que es el único que claramente habla de una mayor liberalización de la economía y critica la concepción dc una apertura gradual, pues la asimila a la vía "del desarrollo lento y la pobreza". ' Proteccionismo e Intervencionismo ·de estado son el binomio con ceptual que nos ha mantenido en la pobreza", asegura Sorzano.En el otro extremo del panorama parece ubicarse el ex contralor Rodolfo González.
Por una parte, es el único que propone "Una polnitica de paz negociada,' que le reconozca "estatus político a los insurrectos". En materia económica, González plantea la necesidad de una política de ingreso y empleo, que conduzca a invertir más de 13 mil millones de dólares en "recuperar todos los procesos de producción" así como el mejoramiento de los servicios fundamentales para las clases media y baja, y la elevación del in greso real de estas capas sociales por medio del gasto público.
Muy cerca de González, en materia económica y social -aunque más hacia el centro en materia de orden público-, se ubica el ex ministro Enrique Parejo, feroz enemigo de la apertura económica, las privatizaciones, la reducción del tamaño del Estado y la supresión de entidades públicas. Frases como la dellanzamiento de su candidatura, en la cual Parejo asegura que "elpueblo colombia no tiene que impedir que el señor Gaviria siga enajenando al capital nacional e internacional, bienes que pertenecen a todos los colombianos" poco o nada se diferencian de lo que piensa el periódico comunista Voz, sobre las privatizaeiones.
Más hacia el centro del espectro se ubican los demás aspirantes, con Humberto de la Calle un poco a la derecha, defendiendo con algunas timideces la apertura económica y la mano dura en los asuntos de orden público, y con David Turbay más bien a la izquierda, proponiendo mucha gradualidad en materia de apertura, con un sector agropecuario subsidiado y protegido. El puro centro lo disputan los ex ministros Carlos Lemos y Ernesto Samper, pero -gran sorpresa- Lemos parece estar un poquito a la izquierda de Samper, al menos en lo que se refiere a sus discursos y documentos. Mientras Samper respalda la internacionalización de la economía y cree que es necesario acompañarla de un programa social en defensa de los más pobres, Lemos critica severamente los decretos de modernizaeión del Estado, los despidos y la eliminación de entidades y cargos en la burocracia, como lo ha hecho el aetual Gobierno, así como el manejo de la apertura económiea en lo relacionado con el sector agropecuario. En tanto Samper parece haber deseartado por ahora los diálogos eon la gue rrilla, Lemos reeuerda su participación en el proceso de negociación y reinserción del M-l9.
Como puede verse, el Partido Liberal de finales del siglo XX parece haber ampliado considerablemente su abanico ideológico, que cubre ahora desde la socialdemocracia con tintes populistas, hasta el neoliberalismo más audaz. Esto parece deberse a las reformas económicas de Gaviria, que significaron un jalonazo del ideario liberal hacia la derecha, que desde los tiempos de López Pumarejo ha estado dominadoo -al menos a nivel de las propuestas, si no de las realizaciones- por la tesis de que era necesario abrevar en las fuentes del socialismo. Hoy las cosas han cambiado y todo indica que estas grandes diferencias saltarán a la vista en el curso de la próximo campaña electoral.
RODOLFO GONZALEZ
Paz negociada con la guerrilla y reconocimiento de estatus político a los guerrilleros.
Política de ingreso y empleo, y concentración del gasto público en relanzar el aparato productivo, en brindarle servicios a la clase media y asistencia a las clases bajas.

34 SEPTIEMBRE 7, 19 9 3 Sem.
·ENRIQUE PAREJO
No a las privatizaciones, no a la apertura neoliberal, no a la reducción del tamaño del Estado. Estímulos y protección al sector agropecuario.
Lucha frontal contra la corrupción y eliminación de la política de sometimiento a la justicia.
DAVID TURBAY
No a la apertura acelerada y a cambio, internacionalización y modernización no como fines en sí mismas sino como instrumentos para el mejoramiento social. Protección al agro, con inversión en infraestructura del campo y diversificación de la producción.
CARLOS LEMOS
Rechazo a la apertura meramente importadora, que ha ahondado las diferencias entre ricos y pobres. No a los despidos de funcionarios públicos. Protección al agro. Rechazo por igual a la idolatría por el mercado y a la idolatría por el Estado.
ERNESTO SAMPER
Propuesta de una política de pleno empleo, internacionalización de la economía y un programa social para mejorar los recursos humanos. Lucha contra la inseguridad de narcotráfico, guerrilla y delincuencia común fortaleciendo la justicia y las FF. AA.
HUMBERTO DE LA CALLE
Mayor desarrollo de la Constitución. Sí a la apertura, con niveles de protección al sector agropecuario. Política económica que promueva la competencia y las alternativas de los consumidores, COIl gasto social concentrado en los más pobres.
LUlS GUlLLERMO SORZANO
Más apertura, más privatizaciones, menos intervencionismo y menos proteccionismo, pues son las causas del atraso. No a la gradualidad de la apertura, pues implica desarrollo lento.Fortalecimiento de las FF. AA y de la justicia.

EDICIÓN 1879

PORTADA

Gustavo Petro: ¿Esperanza o miedo?

Gustavo Petro ha sido un fenómeno electoral, pero tiene a muchos sectores del país con los pelos de punta. ¿Cómo se explica y hasta dónde puede llegar?

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com