judicial

Pareja fue sorprendida con $ 750 millones en efectivo en su casa; lideraba todo un entramado criminal

Los hechos ocurrieron en Norte de Santander, y el dinero era producto de la minería ilegal de carbón.


Mediante allanamiento y registro se llevó a cabo el operativo que terminó con la captura de 9 personas que hacían parte de esta organización dedicada a la extracción del carbón de manera ilícita.

Entre los capturados se encuentra una pareja de esposos, quien era la que lideraba esta actividad. En el allanamiento realizado por la policía judicial fueron incautados 750 millones de pesos en efectivo que tenían en su una especie de caja fuerte que mantenía en su vivienda.

Según las primeras investigaciones, la pareja y su organización recibían ganancias mensuales de mil millones de pesos, y estaban al servicio de la subestructura Efraín Pabón Pabón del Ejército de Liberación Nacional (ELN), quienes se financiaban a través de la explotación y comercialización ilícita de carbón.

Con la desarticulación de esta organización criminal se logró contener y reducir el fenómeno de la explotación ilícita de carbón, que le producía millonarias ganancias cada mes, de acuerdo con las investigaciones adelantadas por integrantes de las seccionales de las seccionales de Inteligencia y Policía Judicial de la DICAR, direccionado por la Fiscalía General de la Nación.

La operación fue realizada por efectivos de la policía de Carabineros y Protección Ambiental y Guías de Norte de Santander, además de agentes especializados de las seccionales de Inteligencia y Policía Judicial de la Dirección de Carabineros y Protección Ambiental -DICAR- lograron desarticular el Grupo de Delincuencia Común organizada (GDCO) denominado” Tatenén”, dedicado a la explotación ilícita de carbón sin el lleno de los requisitos minero ambientales, quienes generaban grave daño a los recursos naturales y contaminación ambiental, por el uso de explosivos y medios mecanizados.

Las afectaciones al medio ambiente y a la salud también eran evidentes con el accionar del grupo delincuencial, pues las comunidades ribereñas que se benefician de los afluentes hídricos de la vereda Burgua del municipio de Chitagá, y el corregimiento Campo Dos del municipio de Tibú, se veían directamente involucradas en el accionar.

La pareja, cuando fue sorprendida con el dinero, prefirió guardar silencio sobre la procedencia de él. Según los investigadores, el cabecilla de la organización era el encargado de dinamizar y liderar las actividades de explotación ilícita de Carbón en los municipios de Chitagá y Tibú, así mismo, es propietario de frentes mineros con capacidad para explotar 50 toneladas diarias.

La minería ilegal es uno de los factores que más afecta la biodiversidad del planeta. Según los estudios realizados por especialistas del Instituto Humboldt, existen al menos cuatro especies de flora y fauna que dejaron de existir en Colombia, una de ellas es una especie de pato zambullidor andino, cuyo nombre científico es Podiceps andinus. También se encuentran tres especies de plantas extintas: Ryania speciosa var mutisii, Casearia quinduensis y Pradosia mutisii. Las regiones más afectadas están ubicadas en los ecosistemas amazónicos.

Al parecer, el cangrejo dulceacuicola (Strengeriana antioquensis) también habría dejado de existir. Decir que fue por causa directa del hombre debe pasar por varios procesos de investigación, pero sí está relacionado con deforestación y contaminación, lo que sin duda es una consecuencia del mal cuidado que le da la humanidad en su deseo de satisfacer los deseos particulares antes que los colectivos.

La deforestación es otro de los factores que preocupa. El general Alejandro Barrera, director de la Policía de carabineros y áreas rurales, manifestó durante conversación con SEMANA que la deforestación es el principal motor asociado a la pérdida de biodiversidad y de servicios ecosistémicos en Colombia.

En los núcleos de deforestación de la Amazonía occidental, que ocupa los departamentos de Caquetá, Guaviare y Meta; en la región de Catatumbo, en el Norte de Santander; en la región de Paramillo, en el departamento de Córdoba; al igual que en Chocó, se concentra una alta biodiversidad de especies.

“Se estiman al menos 2.697 especies, 503 de animales y 2.194 de plantas. Adicionalmente, en los núcleos de deforestación se encuentran 106 especies endémicas de Colombia”, dijo el alto mando.