nación

Paro nacional del 7 de septiembre: centrales obreras se unen y ultiman detalles

El presidente de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), Diógenes Orjuela, explicó cómo se organizarán para ese día, en medio de la prohibición a las aglomeraciones.


La convocatoria de un paro nacional para los próximos días en rechazo a la gestión del Gobierno de Iván Duque está tomando cada vez más fuerza. Anque la iniciativa empezó a sonar con algunos congresistas y usuarios de redes sociales, este jueves las centrales obreras se unieron a las protestas y le dieron más forma a la convocatoria.

Los sindicatos de la CUT, CTC y CGT, la Federación de Educadores, Fecode y las centrales de pensionados CPC y CDP, confirmaron en sus redes sociales que el próximo lunes 7 de septiembre a las diez de la mañana se llevará a cabo una caravana de vehículos, motocicletas y bicicletas en varias ciudades del país. En el caso de Bogotá, el punto de encuentro será el Parque Nacional hacia el Ministerio de Trabajo, en la 100 con 14.

El presidente de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), Diógenes Orjuela, también afirmó que se suspende la participación de las centrales obreras en la Misión de Empleo creada recientemente por el Gobierno.

“Expresamos nuestro apoyo al sindicato Sintracarbón y a los trabajadores de la multinacional Cerrejón en la huelga declarada esta semana y rechazando los ataques a los trabajadores de Fecode", agregó.

Entretanto, Semana Noticias habló con Julio Roberto Gómez, presidente de la Confederación General del Trabajo CGT, quien también hizo público su rechazo al Decreto 1174 que, supuestamente, abriría una puerta para desmejorar las condiciones laborales de los trabajadores, ya que considera que las empresas se pueden ver tentadas a no contratar por las 48 horas mínimas semanales, sino que contraten por menos tiempo.

“Si para un joven que trabaja 48 horas a la semana le pueden pasar 60 años para poderse pensionar, qué puede esperar alguien que trabaje menos horas”, dijo el líder sindical, agregando que “las empresas pueden caer en la tentación de precarizar condiciones, con tal de no desmejorar sus ganancias, un pensamiento erróneo, que tienen algunos”.

Vale mencionar que gobernadores, alcaldes y las autoridades de cada ciudad están en la condición de prohibir cualquier tipo de aglomeración debido a los riesgos por el coronavirus.

Para algunos ciudadanos, es preocupante esta convocatoria debido a que apenas el país se está recuperando de la pandemia y realizar manifestaciones puede causar un rebrote del coronavirus a corto plazo.

Es importante recordar que el Decreto 1168, por medio del cual se estipuló el aislamiento selectivo, advierte que están prohibidas las aglomeraciones. Según el Ministerio de Salud, se entiende por aglomeración de personas "toda concurrencia de personas en espacios cerrados y abiertos en los cuales no se pueda guardar el distanciamiento físico de dos metros, como mínimo, entre persona y persona. De igual manera, en espacios cerrados que impliquen más de 50 personas en un mismo lugar. También se considera que hay aglomeración cuando la disposición arquitectónica del espacio y la distribución de muebles y enseres dificulte o impida dicho distanciamiento".

Al respecto, el dirigente gremial Orjuela señaló que la caravana del próximo lunes se llevará a cabo teniendo en cuenta los protocolos de bioseguridad porque la convocatoria insiste en que en los vehículos habrá máximo dos personas. Así mismo, se respetará el distanciamiento necesario.

De acuerdo con el Gobierno nacional, el país entró en una etapa de aislamiento selectivo con la posibilidad de que los colombianos empiecen a retomar su vida cotidiana, las actividades sociales, recreativas y demás, sin embargo, las entidades han dejado claro que por ahora no está permitida ninguna actividad que implique algún tipo de aglomeración como lo son las manifestaciones. No obstante, inclusive antes de que empezara a regir esta nueva normalidad, se realizaron caravanas en las principales ciudades del país como Bogotá, Medellín, Cali y Barranquilla, en rechazo y a favor de la detención domiciliaria del expresidente Álvaro Uribe, sin que estas fueran prohibidas por los alcaldes respectivos.