Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/27/1996 12:00:00 AM

PELEA DE VERDULERAS II

PELEA DE VERDULERAS II PELEA DE VERDULERAS II
LONDOÑO EN BUSCA DEL ELEFANTE
Con su particular estilo agudo y atrevido con su excelente dominio del castellano, Fernando Londoño Hoyos se propone sacar al elefante de la campaña samperista de donde quiera que se encuentre escondido. En un libro proximo a publicarse, titulado La parabola del elefante, el abogado de Fernando Botero intenta demostrar con hechos y pruebas que el elefante sí entro a la campaña y cuanto ha dicho Samper para tratar de ocultarlo constituye, segun palabras del autor un inagotable repertorio de mentiras samperistas.
Londoño dedica el capitulo IV del libro a demostrar que, contrariamente a lo que Samper asegura, el Presidente si tuvo que ver con el manejo financiero de su campaña electoral. SEMANA sistetiza algunas de las principales contradicciones señaladas por Londoño en este capitulo:
En su indagatoria de marzo de 1996 el presidente Samper enfatiza que el asunto financiero era de la exclusiva responsabilidad y manejo de Botero. Recalca que todos los demás, incluido él, no participaron en la tarea de conseguir financiamiento para la campaña. En el decalogo que preparo (Botero) para sintetizar los rasgos generales de la organización obligada al candidato a separarse del manejo administrativo y financiero de la campaña, el que quedaba, exclusivamente, en sus manos como director general.
Al comparar estas declaraciones con las afirmaciones del Presidente en su indagatoria de septiembre de 1995, cuando Botero no habia hablado, Londoño encuentra contradicciones evidentes. En esa oportunidad dijo Samper: Como ya lo he manifestado en esta diligencia no hubo contribuciones que pasara por mis manos. Claro, pasaron muchas, porque la gente le gusta darle plata al candidato (pero ninguna) que no entregara inmediatamente a la campaña en la mayoria de los casos al propio Medina, para que estas contribuciones fueran examinadas, registradas y contabilizadas.
Londoño expone en su libro que esa confesion de Samper coincide con la declaración de la Secretaria de Medina, Luz Esmeralda Peñaloza, quien expreso ante la fiscalia: Los diferentes donantes muchas veces tenian cita primero con el Presidente o la mayoria siempre querian hablar con el Presidente y luego iban a hablar con don Santiago.
La segunda incoherencia que presenta Londoño esta relacionado con los comites financieros de la campaña electoral.En septiembre de 1995 Heine Mogollon le pregunta a Samper por su exigencia y funcionamiento. El contesta: hasta donde yo he conocido organizaciones de campaña, la nuestra fue diseñada siguiendo los patrones de una empresa común y corriente, tanto en sus sistemas administrativos como en sus metodos de seguimiento y control. En esa indagatoria el Presidente asegura además: Fernando Botero me reportaba a mí como coordinador de la campaña. En la de marzo de 1996, sin embargo, cambia su descripción de la campaña y la presenta, en palabras de Londoño, como una organización vertical con un solo jefe, un solo conocedor y un solo responsable, llamado Fernando Botero Zea.
El Presidente quien primero aseguro no recordar como era la conformación del comite financiero, en marzo reconocio haber asistido a un par de sesiones. Londoño afirma, sin embargo, que ese grupo se reunia todos los lunes con la presencia de Samper y que se discutian los ingresos, los gastos, el balance, el endeudamiento, hacia adonde apuntar la mira para captar dinero y cuanto más se podía obtener y gastar licitamente, con lo cual se desvirtua, una vez más, la tesis de que Samper nada sabia acerca de las finanzas.
Una tercera contradicción en la que, según Londoño, incurre Samper, es cuando afirma en la indagatoria de marzo que la campaña no estaba quebrada después de sostener que nunca supo cuanto dienro entraba, cuanto salia ni cuanto quedaba. Así mismo, refiriendose a las finanzas de la segunda vuelta, Samper afirma en septiembre de 1995 que gestione directamente con los tres grupos economicos más importantes aportes por una cantidad... de tres mil millones de pesos. Sin embargo en su indagatoria de marzo, para no tropezar con los topes, habla de ofrecimientos pero los deja sin cuantia. Afirma: en la agenda de la segunda vuelta consegui afrecimientos de dineros más que suficientes para cubrir la ultima etapa. Londoño recalca que es logico que, quien sabe que es suficiente tiene a la vista un presupuesto de los gastos y un calculo de los ingresos Samper, concluye Londoño, el que no manejaba finanzas, según su propio dicho, consiguio ilicitamente tres mil millones de pesos para la segunda vuelta electoral y ello con solo tres visitas a tres potentados. Es la plutocracia que se adueña del poder. Menos grave el hecho penalmente, pero no menos afrentoso para una democracia que quiere serlo de veras.

EDICIÓN 1879

PORTADA

Gustavo Petro: ¿Esperanza o miedo?

Gustavo Petro ha sido un fenómeno electoral, pero tiene a muchos sectores del país con los pelos de punta. ¿Cómo se explica y hasta dónde puede llegar?

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com