Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/8/2006 12:00:00 AM

A poner la cara

El ex director del DAS Jorge Noguera pretende contrarrestar las graves acusaciones en su contra con una teoría conspirativa difícil de creer .

A poner la cara, Sección Nación, edición 1284, Dec  8 2006 El ex director del DAS Jorge Noguera tiene en su contra tres investigaciones en la Fiscalía y cuatro más que adelanta la Procuraduría
Algo raro sucede con el ex director del DAS Jorge Noguera. No deja de sorprender el contraste entre la inocencia que aparentan su actitud y sus declaraciones, y la gravedad de las acusaciones en su contra. Esta dicotomía se notó una vez mas el jueves de la semana pasada, cuando llegó al país desde Estados Unidos "dispuesto a ponerle la cara a la justicia", como dijo.

Al otro día de su llegada cometió un error enorme. Salió con la exótica teoría de que el origen de todo el escándalo sobre la infiltración de los paramilitares en el DAS era una venganza del ex presidente César Gaviria por la investigación que el DAS llevó a cabo hace unos años contra dos símbolos del Gavirismo: Pepe Douer y Miguel Silva, a través de su madre. Hace algunos años, ambos tuvieron un episodio por supuesto lavado de dólares que eventualmente fue arreglado con la justicia norteamericana.

Si bien es cierto que el DAS jugó un papel importante en ese episodio, es totalmente inverosímil pensar que la totalidad de los medios y los columnistas que han tenido algo que ver en las denuncias son el producto de una conspiración liderada por César Gaviria. El abanico de conspiradores incluye medios como El Tiempo, Caracol, RCN, El Espectador, Cambio y SEMANA, y a representantes del periodismo contestatario como los columnistas María Isabel Rueda, Ramiro Bejarano y María Jimena Duzán. El único argumento a su favor con semejante despropósito es que Noguera está tan desconcertado con el calvario que está atravesando que está perdiendo el sentido de la realidad.

Pero ya volviendo a la realidad su situación es bastante complicada. El miércoles de esta semana, el ex director del DAS tendrá que acudir a la Fiscalía General para rendir indagatoria por uno de los cuatro procesos por los que es investigado por esa entidad.

El delito por el que deberá responder es falsedad. Los fiscales tienen evidencias que demostrarían que cuando estuvo en la dirección del DAS, Noguera promovió, manipuló y aceptó que se borraran y modificaran de la base de datos de esa entidad antecedentes judiciales de varios jefes paramilitares y narcotraficantes solicitados en extradición. Por esos hechos fue condenado a 18 años de prisión el ex jefe de informática del DAS Rafael García Torres, quien se ha convertido en el principal testigo en contra de Noguera.

Aparte de ese cargo, un fiscal delegado ante la Corte Suprema de Justicia también investiga a Noguera por su participación en un posible fraude electoral para las elecciones legislativas y presidenciales de 2002. Otras dos investigaciones, relacionadas con conformación de grupos paramilitares y asesinato de sindicalistas por parte de miembros del DAS, también están siendo adelantadas por las Fiscalía General.

Como si esto fuera poco, hace dos semanas la Procuraduría General de la Nación también formuló pliego de cargos contra el ex director del DAS y ex cónsul de Colombia en Milán. En un extenso documento, el Ministerio Público hizo una completa exposición de las pruebas, indicios y evidencias que llevaron a esa entidad a afirmar que durante su administración, Noguera prácticamente puso el principal organismo de inteligencia de la Nación al servicio de grupos paramilitares y narcotraficantes.

La Procura-duría no sólo corroboró la veracidad de gran parte de las denuncias hechas durante meses ante diferentes organismos por parte del ex director de informática del DAS Rafael García, sino que encontró nuevos y graves indicios que evidencian la irregular e ilegal actuación de Noguera, por lo cual lo acusó de cuatro cargos inicialmente. Según los investigadores, Noguera desvió recursos de contratos del DAS para cobrar comisiones. Ocultó y protegió a funcionarios corruptos. Torpedeó operativos del propio DAS y otras entidades contra narcotraficantes. Entre las acusaciones más graves por parte del Ministerio Público están aquellas en las que afirma que Noguera se reunió y filtró información clasificada con jefes de las autodefensas. También les advirtió de acciones en su contra por parte de la justicia y, como si fuera poco, dio instrucciones para que los miembros del DAS no atacaran a los paramilitares. Aquellos que lo hicieron fueron despedidos sin justa causa de la entidad. En concepto de la Procuraduría, Noguera no sólo no ha logrado explicar satisfactoriamente las acusaciones en su contra, sino que en repetidas oportunidades se contradijo y mintió.

Con el fin de agilizar los procesos en su contra la Fiscalía la propuso a Noguera que aceptara los cargos en su contra por el delito de fraude electoral, pero éste se negó. El miércoles de esta semana, después de que rinda su declaración en la investigación por el delito de falsedad, un fiscal deberá resolver su situación jurídica. Esto quiere decir que, si así lo considera la Fiscalía, Noguera podría pasar la navidad tras las rejas.

EDICIÓN 1888

PORTADA

Petro vs. López Obrador, ¿cuál es la diferencia?

El recién elegido presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, ha tenido una carrera muy parecida a la de Gustavo Petro. ¿Por qué uno pudo llegar al poder y el otro no?

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1890

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.