Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/30/2003 12:00:00 AM

Por los aires

El programa de interdicción aérea con apoyo de Estados Unidos comienza a arrojar éxitos sin precedentes.

En los últimos cuatro meses la Fuerza Aérea Colombiana (FAC) ha registrado una cifra récord en interceptación de aviones ilegales. En 2000 inutilizó e inmovilizó 18 naves y en 2001, 11. Pero desde que Estados Unidos reanudó su cooperación en inteligencia con el gobierno de Alvaro Uribe en agosto 20 de 2003, ha interceptado 24 aviones, más del doble que el año anterior.

Reactivar este programa de cooperación no fue fácil. Estados Unidos lo suspendió en abril de 2001 luego de que un avión militar peruano, apoyado por una aeronave estadounidense de vigilancia, derribó por error una avioneta en la región amazónica del país vecino, matando a la misionera norteamericana Virginia Bowers y a su hija, Charity. El escándalo que provocó el accidente tuvo como consecuencia que el país del norte suspendiera el programa en Perú y también en Colombia.

"La parada de la ayuda implicó que nos quedáramos sin herramientas y que los narcos estuvieran muy felices", afirma el general Eduardo Behar, jefe de operaciones de la FAC.

Aunque Colombia intentó seguir adelante con sus propios medios, al no tener la información preventiva que suministraba Estados Unidos la interdicción aérea sufrió un dramático descenso en perjuicio de la lucha antinarcóticos.

Está probado que la interdicción aérea tiene un impacto más fuerte sobre la oferta de la droga que las fumigaciones porque se trata de un producto ya procesado y de mayor valor.

Por eso reanudar el programa de interdicción aérea se convirtió en uno de los puntas de lanza de la campaña de Uribe y de su agenda durante el encuentro con el presidente de Estados Unidos, George W. Bush.

Entre abril cuando arrancaron las conversaciones al respecto y agosto, cuando el ministro de Defensa de ese país, Donald Rumsfeld, anunció en su corta visita a Colombia que Bush daba luz verde a los vuelos de interdicción aérea, hubo un intenso trabajo de persuasión por parte del Ministerio de Defensa y de la FAC.

Funcionarios del Departamento de Estado, políticos y abogados estadounidenses vinieron a Colombia a revisar los procedimientos y los controles diseñados por la FAC para evitar que se repitiera un error como el de Perú. También hubo una fuerte discusión sobre las zonas donde se llevaría a cabo la interdicción. Se estableció que habría interdicción en todo el espacio aéreo, salvo encima de áreas pobladas.

También se acordó que aunque las operaciones contarían con la información de los radares en tierra y de los tres aviones de seguimiento prestados por el gobierno gringo a la FAC, la ejecución de las misiones se haría enteramente con pilotos colombianos. "La responsabilidad de los americanos se limita a la supervisión", afirma el general Behar.

Dice que están arreglando pistas y ampliando la capacidad de los radares para poder operar más lejos, pues los aviones ilegales vuelan en sitios cada vez más recónditos, generalmente cerca del Caribe, desde donde despegan hacia Surinam, y de las fronteras venezolanas y brasileñas. Aún así, hoy se detectan 9 de cada 10 aviones ilegales. Una vez ubicados en el radar, sale un avión de combate desde la base más cercana que vuela adelante y al lado de la aeronave ilegal haciéndole señas con las alas para que aterrice. Si esta hace maniobras evasivas le hacen disparos de advertencia, y si finalmente no obedece la "inutilizan" en el aire.

EDICIÓN 1894

PORTADA

Los secretos de la red de espionaje

SEMANA revela detalles y conversaciones desconocidas de la organización de chuzadas ilegales más grande descubierta en el país. Las víctimas eran empresas, funcionarios públicos, miembros de las Fuerzas Militares y particulares.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1894

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.