nación

¿Por qué “tumbaron” el nombramiento del director del Dapre?

Víctor Muñoz, director del Departamento Administrativo de la Presidencia, también hace parte del equipo de empalme del presidente Iván Duque.


Una decisión del Tribunal de Bogotá anuló el nombramiento de Víctor Muñoz como director del Departamento Administrativo de la Presidencia de la República. Los magistrados concluyeron que al momento de firmar el decreto, el Gobierno no cumplió con la cuota de mujeres en el gabinete.

La decisión del Tribunal de Bogotá falló en el mismo sentido de otra que afectó el nombramiento de Diego Molano en la cartera de defensa y que fue apelada por el ministro. Ahora los magistrados encontraron errores en igual forma con el nombramiento de Víctor Muñoz.

“En consecuencia, al ser la Constitución y la ley las normas que disponen la estructura del Estado y sitúan a los directores de departamento administrativo como jefes de su respectiva dependencia, esto es, en el máximo nivel decisorio de esta, no puede un decreto tratar de asimilar nuevos cargos a la misma categoría”, señala la decisión.

Para los magistrados que resolvieron la demanda en contra del Decreto 133 de 2021, justamente el documento que convirtió a Víctor Muñoz, como director del Dapre, el Gobierno se equivocó al firmar dicho nombramiento en contravía de lo ordenado por la misma y con relación al porcentaje de mujeres en los otros departamentos administrativos, dispuesto en la Ley 581 de 2000 o, la ley de cuotas.

“En ese orden, es claro que de los seis (6) departamentos administrativos actualmente existentes, el 30 % debía estar ocupado por mujeres, lo que equivale a 1.8 que, por este decimal, se aproxima al número entero siguiente, que en este caso concreto es 2. Por tanto, es evidente que dos (2) de los departamentos administrativos debían estar ocupados por mujeres, para cumplir la cuota mínima legal en esta categoría de cargos de alto nivel decisorio”, advierte la decisión del Tribunal.

Para la fecha del nombramiento de Víctor Muñoz en el Dapre, de acuerdo al análisis que hizo el Tribunal de Bogotá, en los departamentos administrativos solo estaba una mujer, cuando lo mínimo, según la ley de cuotas, es que deberían estar dos. Este hecho se convierte en el argumento principal para tumbar el nombramiento de Muñoz.

“Por lo anotado, la argumentación expuesta por los demandantes está llamada a prosperar, pues para cumplir con la ley de cuotas del 30 % en los cargos del máximo nivel decisorio, de los seis departamentos administrativos, como mínimo dos debían estar a cargo de mujeres. Sin embargo, ello no fue así dado que, a la fecha de expedición del acto administrativo demandado”, se lee en la decisión.

Al parecer, el Gobierno respondió a la demanda argumentando que la jefe de gabinete era o estaba a cargo del Departamento Administrativo de la Presidencia y así se cumplió con la ley de cuotas. Sin embargo, la decisión explica que no puede compararse el cargo de la jefe de gabinete con quienes están al frente de los departamentos administrativos, son funciones y escenarios distintos, por tanto, no podía incluirse en la lista de mujeres en dicho cargos.

“Constitucional preceptúa que los directores de departamentos administrativos son los jefes de la administración en su respectiva dependencia, es decir, incluso por mandato de la Constitución Política, el máximo nivel decisorio en el caso de los departamentos administrativos lo ejerce el director del departamento y no el jefe de gabinete”, señaló el Tribunal.

La decisión, como en el caso de Diego Molano, en el Ministerio de Defensa, tiene un recurso de apelación, que seguramente y en la actual coyuntura se resolverá después de la posesión como presidente de Gustavo Petro y su nuevo gabinete, sin embargo, deja sentada la advertencia a la hora de hacer los nombramientos.