Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

| 3/30/2019 7:45:00 PM

Minga: ¡se complicó el paro!

Siete atentados que dejaron ocho uniformados heridos, el plantón de un grupo de parlamentarios en la Casa de Nariño y el anuncio de que la Onic se sumará a las protestas aumentaron la tensión del paro que ya completa 20 días en Cauca.

Qué semanita: atentado, paro en el Cauca y plantón en la Casa de Nariño Los indígenas y campesinos mantienen inamovibles sus posiciones en la vía Panamericana y en la mesa de negociaciones. Mientras tanto una ‘minga’ de alcaldes, gobernadores y un bloque de parlamentarios trató, sin éxito,de hablar con el presidente Duque. Foto: afp

“Si los indígenas llevamos 500 años de resistencia, ¿por qué no vamos a mantener la minga el tiempo que sea necesario?” Eso gritó uno de los miembros de la Guardia Indígena apostados en uno de los frentes que mantienen bloqueada, con piedras y palos, la vía Panamericana desde hace casi tres semanas.

La presencia y la voluntad de miles de indígenas, y en menos número de campesinos, han convertido esa cinta asfáltica en el escenario de una confrontación política y social con el Gobierno en Bogotá.

La presencia del presidente Duque en Cauca se ha convertido en un punto de honor que ha dificultado los diálogos entre las partes.

El paro indígena ya ha causado una catástrofe económica que no solo afecta al Valle, Cauca, Nariño y Putumayo, sino los suministros de las grandes ciudades. Por ejemplo en Corabastos, en Bogotá, algunos alimentos han comenzado a encarecerse, lo que afecta el bolsillo de los consumidores. Estos y otros hechos unieron a la clase dirigente del suroccidente para buscar una salida, sin importar el color político o ideología política que defienden.

De hecho, cerca de 40 parlamentarios decidieron el miércoles caminar hasta la Casa de Nariño para tratar de reunirse con el presidente para mediar en una solución. La foto quedó para la historia, porque el mandatario no los atendió ya que no tenían una audiencia agendada.

Le puede interesar: Videos: Cinco puntos por los cuales no termina el paro en el Cauca

Si bien en esa imagen faltaron los miembros del Centro Democrático, el plantón demostró que no solo los parlamentarios, sino los alcaldes, gobernadores y dirigentes de esa región del país quieren ayudar a destrabar los diálogos entre el Gobierno y voceros del Consejo Regional Indígena del Cauca (Cric).

Pero pese a todos esos esfuerzos, la distancia entre el Gobierno y los indígenas se mantiene, y podría decirse que ninguna de las partes se ha movido un milímetro de su postura inicial. El presidente insiste en que no irá a Cauca a dialogar mientras haya bloqueos y vías de hecho, en tanto los indígenas reiteran que solo los levantarán cuando Duque vaya a escuchar sus peticiones. “El Gobierno ha hecho todos los esfuerzos y los seguirá haciendo, pero tenemos que dejar claro que las vías de hecho no son la forma para que manejemos nuestras diferencias en una democracia”, dijo el mandatario en una rueda de prensa.

Las relaciones siguen tan tensas por los hechos inéditos, dramáticos y reprochables que se han presentado: atentados criminales, la retención de un oficial del Ejército, la muerte de ocho manifestantes en Valle en una explosión sin que haya claridad al respecto y el anuncio de que el paro indígena se extenderá a otras regiones del país.

Por un lado, los grupos armados ilegales, aparentemente disidentes de las Farc, ELN y EPL, que se pelean el control territorial del Cauca, aprovecharon el río revuelto para demostrar su capacidad para hacer daño. En menos de 24 horas perpetraron siete atentados en igual número de municipios, con el saldo trágico de ocho uniformados heridos. En esa demostración de terror hicieron de todo: detonaron una motocicleta bomba al lado de una alcaldía, volaron una parte de la vía Panamericana, y hostigaron guarniciones policiales y militares.

Vea también: Familias atrincheradas con niños: así se protegen los indígenas de los combates en Chocó

A su vez, los gremios alzaron su voz de protesta y reiteraron el impacto que los bloqueos han traído sobre la economía de la región. Ahora se habla de 4.000 millones de pesos por cada día de paro.

Ni siquiera el corredor humanitario, como llaman a una pequeña vía entre Suárez y Morales (Cauca), que alarga el recorrido y los precios de todo, ha servido para mitigar los daños. “En los 14 días de protestas, se movieron 56.750 toneladas de alimentos, 1.693 buses de pasajeros y 61.580 personas movilizadas, y el paso de 4.890 vehículos particulares”, dijo el ministro de Defensa, Guillermo Botero, al hacer su balance más reciente.

 Para empeorar la situación, el miércoles el Gobierno se levantó, por segunda vez en menos de una semana, de la mesa de diálogo que mantienen con el Cric la ministra del Interior, Nancy Patricia Gutiérrez y el alto comisionado de paz Miguel Ceballos. Esto, debido a que la guardia indígena detuvo a un oficial del Ejército adscrito a la Brigada 23 con jurisdicción en Pasto, que según informó la ministra Gutiérrez, estaba de paso. “El oficial del Ejército fue retenido ilegalmente pues se desplazaba de civil, entre Pasto y Cali, con permiso para ver a su hija de 4 años que está grave con meningitis. No hay derecho a impedir el tránsito de las personas”, dijo la funcionaria.

El incidente duró un par de horas, hasta que los indígenas entregaron al uniformado a una comisión de la Defensoría del Pueblo. Pero aunque las partes retomaron el diálogo, el percance sirvió para extremar las posturas. El propio ministro Botero no dudó en catalogarlo de secuestro.

Ese mismo día ocurrió otro hecho inédito, cuando el grupo de congresistas decidieron ir al Palacio de Nariño. Antes de cerrar la tarde, caminaron desde el Capitolio hacia la Casa de Nariño, pero cuando llegaron al despacho presidencial se toparon con una condición que les transmitió Jaime Amín, consejero para la política. “Ellos mismos expresaron en primer lugar que querían que el Gobierno atendiera una comisión. La metodología era que fueran dos parlamentarios por cada departamento afectado; pero ellos mismos no pudieron ponerse de acuerdo”, explicó en una entrevista radial.

Le sugerimos: ¿Cuál es la organización que está detrás del paro indígena?

Al final, la cita terminó en un plantón que se deshizo con el tiempo. El senador liberal caucano Luis Fernando Velasco resumió el propósito de la ‘minga’ parlamentaria: “Queríamos hacerle una radiografía del impacto social y económico que está causando el paro y darle una idea para que se reúna con los indígenas”, dijo. De hecho, el encuentro entre el presidente y los indígenas se convirtió en un tema de honor en el que ninguna de las partes quiere ceder. De ahí que la idea de los congresistas podría funcionar, porque consiste en que Duque anuncie la fecha en la que visitará el Cauca, pero condicionando que para ese día los indígenas deben levantar los bloqueos. La propuesta cuenta con el visto bueno del senador indígena Feliciano Valencia, y eso es un punto a favor porque él es su vocero natural.

Por otro lado, un bloque de parlamentarios del Cauca hizo otro intento por destrabar la reunión Duque–indígenas. Lo hizo mediante una carta en la que le recomiendan al presidente incluir dentro del articulado en el Plan Nacional de Desarrollo los 10 billones de pesos que les prometió a las comunidades étnicas del país, y que anuncie su visita al Cauca.

Al fin de esta semana, cuando el país esperaba que la cuerda se distensionara, la Organización Indígena de Colombia (Onic) anunció que el paro se extenderá hacia otras regiones. Se manifestarán en las carreteras Cali-Buenaventura, en varios puntos de la troncal del Caribe, Huila-Tolima y están por concretar Meta, Arauca y Casanare. En Nariño ya se inició la movilización entre Pasto yTumaco. La idea “es hacer concentraciones estratégicas en puntos clave del país”, explicó Luis Fernando Arias, consejero mayor de la Onic.

Salvo un hecho sobreviniente, resulta poco probable que este fin de semana las partes logren un acercamiento, más cuando el Cric ya hizo el llamado a otras organizaciones y pueblos indígenas. Por ahora, podría decirse que el suroccidente colombiano, incluida Popayán, ya vive de manera anticipada su Semana de Pasión. 

EDICIÓN 1954

PORTADA

Recta final apretada por la Alcaldía de Bogotá

En la lucha por las alcaldías se cierra la pelea en Bogotá y Cali. En Medellín el puntero toma ventaja. En Barranquilla hay un virtual ganador y en Bucaramanga cualquier cosa puede pasar.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1954

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.