política

La tutela no se toca: Duque pierde pulso en la reforma a la justicia

El gobierno fracasaría en su intento de hacer modificaciones a la figura creada por la Constitución del 91. Presidentes de las altas cortes, organizaciones sociales y congresistas rechazaron la propuesta.


El primer artículo del proyecto de reforma a la Justicia del gobierno de Iván Duque pretende hacer ajustes a la acción de tutela, que ha sido llamada la ‘joya de la corona’ de la Constitución del 91. Pero los presidentes de las altas cortes, voceros de organizaciones sociales, de sindicatos judiciales y congresistas de todos los partidos, cerraron filas este lunes para proteger esta figura, la más efectiva que tienen los ciudadanos para garantizar sus derechos.

Este lunes, durante la audiencia pública en la comisión primera del Senado, la ministra de Justicia Gloria María Borrero comprobó que el gobierno fracasará en su intento de limitar los alcances de la tutela. Aunque la ministra aclaró que el gobierno solo pretende fortalecerla, en el Capitolio se concluyó que la propuesta del gobierno sí afecta la tutela.

Le puede interesar: Nueva receta para la Justicia

La propuesta del gobierno contiene tres puntos para modificar la tutela. Primero, exige “legitimidad” para interponerla; segundo, no podrá presentarse en cualquier tiempo como sí ocurre en la actualidad; y tercero, solo podrá presentarse ante un juez que pertenezca a la jurisdicción y especialidad que corresponda con el derecho objeto de amparo.

Puede leer: Proyecto de reforma a la justicia que presenta hoy el Gobierno pone límites a la tutela

El gobierno justifica su propuesta en que la tutela ha sido “abusada y utilizada” para fines ajenos a su concepción original. “Recientemente ha sido utilizada para promover campañas políticas a través de las denominadas tutelatones”, se lee en la exposición de motivos del proyecto presentado por el gobierno. También dice el gobierno, ha sido utilizada contra providencias judiciales, lo que supone una carga significativa para las altas cortes, que provoca congestión judicial.

Según la ministra Borrero, al proponer explícitamente el requisito de “legitimación” se impediría las tutelatones, ya que solo el sujeto afectado podría acudir ante el juez y no otros sujetos. Y al establecer que solo se debe presentar ante el juez de la jurisdicción y especialidad que corresponda, se evitaría que cualquier juez se pronuncie sobre materias que no son de su conocimiento.

Semana en Vivo: ¿Qué tanto contribuye a la justicia la reforma propuesta por el gobierno?

“Quisimos tocar el artículo 86 para abrir un debate amplio de cómo podemos fortalecer la tutela y en esta reforma ponemos que haya legitimación en la causa, que podamos especializarla para que haya mayor calidad en las decisiones judiciales…”, explicó la ministra.

Análisis: Cinco puntos que están en juego en la reforma a la justicia

Contrario a lo expuesto por la ministra de Justicia, Edgar Sanabria, presidente del Consejo Superior de la Judicatura, considera que la reforma del gobierno “sí crea restricciones” a la acción de tutela. “Solo cuando se dice que serán conocidas por jurisdicciones y especialidades, entonces qué pasa en los pueblos donde hay un solo juez promiscuo, les tocará a los ciudadanos trasladarse a cabeceras de circuito. Si la reforma quiere privilegiar el acceso a la justicia, lo estaríamos impidiendo”.

Le recomendamos: 5 razones que dejaron sin alas la reforma de Paloma Valencia

Para el magistrado José Luis Barceló, presidente de la Corte Suprema de Justicia, la acción de tutela “debe preservarse al máximo”. Reconoció que las tutelas han generado muchos inconvenientes de congestión en los despachos porque desplaza las funciones de los jueces para evacuar tutelas, pero asegura que la raíz del problema son los incumplimientos del Estado que motivan a los ciudadanos a acudir a esta figura.

Por su parte, la recomendación de Germán Bula, presidente del Consejo de Estado, es que “no valdría la pena tocar la tutela”, pues considera que el paradigma que debe regir la reforma a la justicia es “una buena justicia para la gente”.

Desde que la tutela fue creada por la Constitución del 91, en el país se han interpuesto 7 millones de tutelas en 27 años, según la cifra que reveló Fabio Hernández, presidente de Asonal Judicial. La mitad de ellas corresponden a derechos de salud y pensiones.

Confidencial: Las tres reformas a la justicia

Tras la audiencia, la ministra Gloria María Borrero pareció resignar su propuesta para modificar la tutela. “El grupo de ponentes y muchos partidos se nos han acercado a decir que en la ponencia probablemente no se va a tocar la tutela”.

Paloma Valencia, senadora del Centro Democrático, le pidió al presidente Iván Duque que no entre en polémicas frente a la tutela, pues sería equivocado entrar en controversia frente a una figura que tiene legitimidad en los ciudadanos.   

Así parece sellarse la suerte de la tutela en la reforma a la Justicia. “No se tocará”, es el consenso-. El gobierno Duque pierde un pulso en el Congreso.