Home

Nación

Artículo

Julio César Turbay Quintero, excontralor general de la Nación.

contraloría

Revuelo por denuncia de nóminas paralelas en pasada administración de la Contraloría

El excontralor general Julio César Turbay rechazó la denuncia sobre corrupción administrativa durante su gestión, realizada por la actual titular de la dependencia, Sandra Morelli, y el auditor general, Iván Darío Gómez.

En las últimas horas la contralora general de la Nación, Sandra Morelli Rico, denunció que durante los cuatro años en los que la dependencia estuvo a cargo de Julio César Turbay Quintero se gastaron de forma irregular 53.000 millones de pesos. Morelli fue respaldada por el auditor general, Iván Darío Gómez Lee.
 
La denuncia rechaza supuestos gastos irregulares a través de contratos por prestación de servicios con abogados, contadores, economistas y profesionales, avaluados en 53.000 millones de pesos. Dichos contratos habrían sido autorizados por Julio César Turbay.
 
Morelli precisó que muchos de esos cargos fueron ocupados por personal no preparado y que en su mayoría se trataba de contratos a corto plazo. La Contralora afirmó además que en los contratos se constataba la adquisición de un vehículo lujoso y la compra de revistas costosas.
 
El auditor general, Iván Darío Gómez, respaldó la denuncia y dijo que en sus investigaciones halló 2.700 contratos por prestación de servicios con firma de Julio César Turbay. “Se dividieron en los cuatro años, hubo años en los que se gastaron 18.000 millones de pesos. En el último año y hasta el último día que estuvo esa administración se gastaron 21.000 millones de pesos”, señaló.
 
El ex contralor anunció que denunciará al auditor Gómez Lee por calumnia a raíz de este informe, y lo juzgó por intentar "llenarle la cabeza de cuentos" a la contralora Morelli.
 
Frente a la denuncia y el anuncio de la contralora de que se iniciarán juicios de responsabilidad fiscal, Turbay le dijo a Caracol Radio que denunciará al auditor, a la contralora y “a todo el que cuestione mi gestión”.
 
Turbay dijo que la millonaria denuncia es una "acción oportunista" y que el gasto de los 53.000 millones de pesos estuvo aprobado por el Congreso de la República.
 
Y es que el aumento de los contratos Turbay lo justificó con el aumento de entidades vigiladas durante su gestión, que ascendió de 490 a 1.700. De esta forma, según el excontralor, se incrementó la planta de personal. Turbay resaltó que por el aumento de profesionales se logró evidenciar el robo de las regalías en varias regiones del país.
 
El antecesor de Morelli leyó un documento fechado en el mes de mayo del 2010 donde, según el excontralor, el actual auditor, Iván Darío Gómez Lee, afirma que durante su gestión en la dependencia “no se apreciaron conductas que sean reprochables desde el punto de vista penal o fiscal en la Contraloría”.
 
Según Caracol Radio, este año la auditoría ya había realizado los siguientes señalamientos. En una misiva con fecha 9 de agosto, dirigida al excontralor encargado, Roberto Pablo Hoyos, el auditor Iván Darío Gómez Lee le entregó un balance de la Contraloría donde recomendaba tomar medidas inmediatas en cuanto al aumento alarmante de los rubros a causa del incremento de contratos por prestación de servicios.
 
Una investigación contra Turbay deberá ser impulsada por la Auditoría General de la República, que a través de su director de Control Fiscal, Carlos Augusto Cabrera, confirmó que desde abril de 2010 el organismo le advirtió al excontralor sobre una posible nómina paralela, advertencia que según la Auditoria fue desatendida por Turbay.