Home

Nación

Artículo

Gustavo Bolívar propuso hace unos meses que los jóvenes detenidos de la primera línea se convirtieran en gestores de paz.
Gustavo Bolívar propuso hace unos meses que los jóvenes detenidos de la primera línea se convirtieran en gestores de paz. - Foto: SEMANA

nación

“Salvaron al país de la tributaria de Duque y Carrasquilla”: Gustavo Bolívar defiende que jóvenes de la primera línea sean gestores de paz

El senador del Pacto Histórico volvió a referirse a su propuesta para que los jóvenes pertenecientes a este grupo tengan la oportunidad de ser gestores de paz.

El pasado mes de octubre, el senador Gustavo Bolívar dio a conocer una propuesta para que el presidente Gustavo Petro nombre como gestores de paz a jóvenes de la primera línea que fueron detenidos en el marco del paro nacional de 2021.

En su momento, el senador del Pacto Histórico cuestionó por qué existiría algún impedimento para nombrar a estos jóvenes como gestores, teniendo en cuenta que –según dijo– en el pasado se ha hecho lo mismo con personas que tienen en su historial delitos de lesa humanidad.

La idea es buscarles salidas a los jóvenes de la primera línea, muchos de los cuales fueron capturados ilegalmente; hay otros que están procesados y la cláusula no elimina los procesos penales porque eso queda en manos de la justicia”, indicó Bolívar hace un par de meses.

En la noche del sábado 3 de diciembre, a través de su cuenta de Twitter, Gustavo Bolívar retomó el tema y dijo: “Paras y guerrilleros, criminales de lesa humanidad, han sido gestores de paz. ¿Por qué no jóvenes de primera línea que salvaron al país de la reforma tributaria de Duque y Carrasquilla, que quiso gravar la canasta familiar en medio de los peores índices de pobreza de la década?”.

El trino de Bolívar surgió a propósito del reciente anuncio hecho por el presidente Gustavo Petro. En un encuentro con presidentes de Juntas de Acción Comunal, que se realizó en Pasto, el jefe de Estado dio la noticia que se esperaba hace mucho: buscará liberar para Navidad a cientos de jóvenes de la primera línea que están en las cárceles.

“Tienen derecho a pasar Navidad con sus familias”, dijo el mandatario en el evento público.

De hecho, el mandatario comparó lo sucedido con los jóvenes de la primera línea con lo ocurrido en la dictadura en Chile, cuando mataron a decenas de jóvenes en los estadios tras el fallecimiento de Allende. “En un estadio, así como este, frío y oscuro mataron a Víctor Jara y decenas de jóvenes”.

En ese sentido, aseguró que la protesta es un derecho democrático y que los gobiernos que ordenan matar y torturar jóvenes no son democráticos “y este es el Gobierno del cambio”, dijo.

Por esta razón, aseguró que los jóvenes detenidos serán gestores de paz. “Este Gobierno no colinda con líderes juveniles sociales que solo se expresaban manteniéndolos presos cuando tienen el derecho de pasar la Navidad con sus familias”, concluyó el mandatario.

Por su parte, el senador Bolívar celebró lo anunciado por el mandatario y comentó en sus redes sociales: “Presidente Petro anuncia que jóvenes detenidos en protestas serán liberados antes de Navidad. Se convertirán en gestores de paz”.

Por ahora, según lo anticipado por el presidente Gustavo Petro, su Gobierno buscará la libertad de los jóvenes de la primera línea que permanecen detenidos para que puedan estar con sus familias en Navidad, a la espera de lo que considere la Fiscalía en cabeza Francisco Barbosa. Así mismo, tampoco ha revelado detalles sobre cómo sería dicha transición a una eventual figura como gestores de paz.

Vale la pena recordar que el 28 de abril de 2021, Colombia vivió un estallido social con decenas de protestas y marchas a lo largo del territorio nacional de colombianos que no estaban de acuerdo con las políticas del gobierno del entonces presidente Iván Duque.

El paro se extendió por cerca de dos meses y los actos de violencia fueron el pan de cada día de una Colombia que se vio sumida en el temor y en la represión violenta.

De acuerdo con un informe realizado por Indepaz, se reportó un total de 1.832 detenciones ilegales en el marco de las protestas, la gran mayoría de ellas de jóvenes, incluso muchos de ellos menores de edad. También se reportaron 75 asesinatos, de los cuales 44 fueron con presunta autoría de la Fuerza Pública.