judicial

ELN ataca Brigada 18 del Ejército en Arauca

Tras el atentado, el presidente Santos convocó a un Consejo de Seguridad para evaluar la situación en esa zona del país.


Nadie se explica por qué el ELN, un día después de insistir en un cese bilateral del fuego para crear "clima favorable" para la negociación que adelanta con el Gobierno, ataca al Ejército.

En la madrugada de este lunes ocho tatucos fueron lanzados contra las instalaciones de la Brigada 18 del Ejército en Arauca, sin que se tenga hasta el momento reporte de heridos.

Según informó el comando de la Fuerza Tarea Quirón, se registraron daños leves a las instalaciones de la institución y varios vehículos que estaban en la zona.

“Sólo el hecho de parquear una volqueta en a 800 metros de la Brigada es un acto que muestra la irresponsabilidad total del ELN”, comentó el general Alberto Mejía a Caracol Radio.

La intranquilidad se tomó a los habitantes de la zona y la Alcaldía no dudó en cancelar las clases en cuatro colegios de la ciudad. Al tiempo, voceros del Gobierno anunciaron que el ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, y el presidente Juan Manuel Santos se dirigen al lugar para encabezar un Consejo de Seguridad.

Mientras el grupo guerrillero pide pista para instalar finalmente la mesa de conversaciones y el Gobierno insiste en que se les está acabando el tiempo para darle forma a la negociación, no cabe duda de que el ELN continúa demostrando su supuesto poderío militar.

La noticia se conoce un par de días después de que un francotirador de esa misma guerrilla asesinó a un policía. El hecho se presentó en el corregimiento San Joaquín, El Tambo, departamento de Cauca. Se trata del patrullero Édinson Yubanny Burbano Córdoba, quien murió luego de recibir un impacto de bala.

El panorama no pinta nada bien para la negociación que adelanta el Gobierno con esa guerrilla. Por si fuera poco, el ELN ha continuado, incluso, con actos de barbarie como el secuestro. Hace cinco meses secuestró a José Cabrales, alto consejero de la Gobernación de Norte de Santander, cuando transitaba por una vereda del municipio de Ocaña. Esta semana entregaron pruebas de supervivencia, pero no dicen nada sobre su liberación.