nación

Se abre nuevo punto de atención para víctimas en Nariño

Este espacio atenderá a 1.311 víctimas de Arboleda y municipios aledaños en Nariño.


En un trabajo articulado con la Alcaldía municipal de Arboleda, la Unidad para las Víctimas abrió un nuevo punto de atención en el corregimiento de Rosaflorida, Nariño, para continuar informando y acompañando a la población víctima del departamento.

En este nuevo punto se espera atender un promedio de 50 personas diarias, en el acompañamiento de trámites como actualización de datos, verificación de atención humanitaria y solicitud de información sobre su proceso de indemnización, entre otros.

Además, en el espacio se atenderá a las 1.311 víctimas de Arboleda, más las de los municipios aledaños de Albán, Colón, Belén, La Cruz, San Pedro de Cartago, La Unión, San Pablo y Buesaco.

Por otro lado, de acuerdo con la coordinadora de Participación Efectiva de Víctimas, Mery Lucía Arturo, acceder a la información de la zona era mu difícil. “Era muy difícil acceder a la información de nuestro proceso ante la Unidad, ya que debíamos tener dinero para desplazarnos hacia Pasto, madrugar y todo lo que implica llegar hasta la capital. Nuestro sueño se hizo realidad y ahora tenemos acceso de manera directa”

Por su parte, el alcalde de Arboleda, Álvaro Martínez, señaló en el espacio: “Es un logro muy importante no solo para este municipio sino para todo el norte del departamento. Los esfuerzos valieron la pena porque a partir de ahora se cuenta con un punto regional, con una profesional dispuesta a dar lo mejor en pro de las víctimas de esta región”.

En ese sentido, el director territorial de la Unidad para las víctimas, William Pinzón Fernández, invitó a la población víctima del norte de Nariño a acercarse a este nuevo punto: “Es muy grato anunciar que pronto tendremos un lugar con las mejores condiciones para que la población pueda recibir una orientación ágil, oportuna y con calidad. Así demostramos nuestro compromiso de avanzar en la asistencia, atención y reparación a las víctimas del conflicto armado”.

Junto con la apertura del nuevo punto se realizó la entrega de 89 cartas de indemnización con una inversión superior a los 584 millones de pesos, además de una jornada de atención a víctimas.

11 años de la Ley de reparación de víctimas

Hace 11 años el Congreso de la República aprobó la Ley 1448, prorrogada hasta 2031, a través de la cual se han adoptado las medidas necesarias para la atención, asistencia y reparación integral de más de nueve millones de colombianos que han sufrido del conflicto armado.

Con la promulgación de la ley, el 10 de junio de 2011 se inició el reconocimiento de la existencia del conflicto en Colombia y la generación de acciones para devolver la dignidad y restituir los derechos perdidos de quienes sufrieron diversos hechos victimizantes.

A partir de entonces, el Estado inició la tarea de reparar de manera integral a las víctimas del conflicto, una misión que la Unidad para las Víctimas viene adelantando de manera individual, colectiva, material, moral y simbólica con 9.263.826 de personas incluidas a la fecha en el Registro Único de Víctimas.

Después de 10 años, en 2021 se dio la prórroga de la Ley 1448 hasta 2031, en un esfuerzo del Estado colombiano por culminar tan importante labor.

Uno de los resultados alcanzados ha sido que, a 31 de diciembre de 2021, 2.892.968 víctimas de desplazamiento forzado han logrado la superación de su situación de vulnerabilidad y 1.403.623 la han superado durante los últimos 46 meses.

Desde 2012 se han atendido a víctimas de desplazamiento forzado y de otros hechos victimizantes con más de 10.170.000 giros destinados a la entrega de atención humanitaria y de ayuda humanitaria por hechos victimizantes diferentes al desplazamiento forzado, por un valor cercano a los $6,3 billones.

Se destaca, además, que en el período comprendido entre agosto de 2018 y 30 de abril de 2022 la Unidad ha atendido a 1.416.922 hogares víctimas de desplazamiento forzado con 2.813.857 giros de atención humanitaria en las etapas de emergencia y/o transición por un valor aproximado a $1,77 billones.