derechos humanos

“Se están violando los derechos humanos en Colombia, hay que abrir las puertas a observadores”: Samper

El político y expresidente de la República dijo que el Gobierno ha tratado de cambiar la imagen. Invitó a que no se les ponga un bozal a los que vienen. Para el 8 de junio está prevista la visita de la CIDH.


Es necesario que haya un juicio objetivo y tranquilo alrededor de lo que ha sucedido en Colombia, en materia de derechos humanos, durante los casi 40 días que completa el paro nacional. Ese fue el llamado que hizo el político y expresidente de Colombia Ernesto Samper Pizano, durante una entrevista con la agencia de noticias EFE.

Para Samper, el gobierno, en vez de reconocer que hay una realidad de violación de derechos humanos, se ha dedicado a tratar de cambiar la imagen internacionalmente.

Ese accionar, según enfatizó Samper, es un error histórico, pues no permite que los observadores de fuera del país puedan visualizar el verdadero panorama y ayudar así a buscar salidas.

Durante la entrevista, Samper resaltó que no se puede ocultar que en Colombia, “se están violando los derechos humanos, de los policías, de los civiles, de los ciudadanos...”.

Reconocer la responsabilidad como Estado

Criticó que no se muestren las cifras, cuando el camino más expedito debería ser que se de una apertura. “El Gobierno, lo que tiene que hacer, es abrirse, reconocer su propia responsabilidad como Estado en esas violaciones”.

Al decir del político, quien fuera presidente de Colombia entre 1994 y 1998, ese ‘dejar pasar a los verificadores de derechos humanos’ llevaría a evitar que sigan sucediendo esas violaciones y que se establezcan las responsabilidades de los actos que ya se produjeron.

‘Sin bozal a los observadores’

El exmandatario destacó visitas como las de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), que tendrá lugar entre el 8 y el 10 de junio, como algo “indispensable”.

Agregó que lo único que no se debe hacer es poner un bozal a los que quieren venir a ver qué está pasando con los derechos humanos en Colombia, en medio de las protestas sociales.

“Por el contrario”, dijo Samper, “si yo fuera presidente abriría las puertas, para que la gente venga sobre todo para que observen y ayuden a hacer el seguimiento, a establecer las responsabilidades y a prevenir lo que puede venir hacia el futuro”.

Denuncias

La delegación que visitará al país en los próximos días, estará encargada de verificar las denuncias que se han presentado, tras los múltiples actos de violencia que se han suscitado durante más de un mes de paro nacional, en el cual, el balance incluye cifras preliminares, según las cuales, las jornadas habrían dejado hasta ahora al menos 48 personas muertas, más de 2.000 heridos y cientos de desaparecidos.