Tendencias

Home

Nación

Artículo

video

Tik Tak: amargo aniversario de la covid-19

María Isabel Rueda relata que a dos años de la aparición de la pandemia por la covid-19 en el planeta, su origen sigue siendo todo un enigma. Y nos dice que, por lo menos en Colombia, como en varios países europeos, no extrañaría que las fiestas de diciembre nos cojan con posibles nuevos confinamientos.

Suena el segundo Tik Tak de hoy miércoles 24 de noviembre en SEMANA y suena por los lados del enigma que continúa siendo para el planeta de dónde se nos chispoteó el origen de la covid-19; estamos a punto de cumplir dos años de la aparición de la pandemia y nada que sabemos.

Ahora andan con la teoría que la primera paciente covid detectada en el planeta fue una pescadora del mercado de mariscos de Wuhan, en diciembre de 2019, según informa la revista Science, una de las más respetadas del mundo científico.

¿Entonces por qué otras teorías aseguran que la covid saltó fue en el laboratorio de virología de Wuhan? Muy probablemente antes de que enfermara la pescadora ya el virus circulaba por la ciudad; luego, más probable que la teoría del laboratorio, es que el virus saltó fue de la intersección de animales y humanos en los mercados llamados húmedos de esa ciudad china.

Y si es tan difícil detectar su origen es porque muchos casos de personas pasaron desapercibidos porque no terminaron hospitalizados, los confundían con un caso de gripa, o de neumonía, o de pulmonía. Pero el aniversario es más amargo si se tiene en cuenta que la Organización Mundial de la Salud (OMS) está pronosticando 700.000 muertes adicionales en los próximos tres meses solamente en Europa.

Mientras tanto aquí en Colombia hay gran preocupación de que los contagios se disparen en las próximas dos semanas. Al punto de que podría pasar que las fiestas de diciembre entren en conflicto con nuevos confinamientos parciales en varias ciudades del país, que les tocará imponer a las autoridades.

Así que la exigencia del carné de vacunación, que comienza a hacerse para el ingreso a lugares públicos, nos conviene mucho porque es indudable, por el ritmo de la vacunación, que la obligación de mostrar el carné está convenciendo a los indecisos, así sea a la fuerza. Pero amargo, amargo aniversario este de la covid-19.