video

Tik Tak: el abrazo que, por ahora, se queda esperando Nicolás Maduro

Varias veces funcionarios de este gobierno han tenido que rectificar o han sido rectificados. El turno ahora es, por un lado, para el director de la Policía, de parte del ministro de Defensa, por una afirmación que por ahora es solo una hipótesis. Y por el otro, del Gobierno a su ministro de Transporte, por decir que Petro y Maduro se abrazarán en el puente Simón Bolívar. ¿Qué hay detrás de las dos rectificaciones? Escuche a María Isabel Rueda.


Suena el primer Tik Tak de este jueves 22 de septiembre en SEMANA y suena por los lados de la falta de comunicación entre los miembros de este gobierno, que van desde teléfonos rotos entre el presidente Petro y su ministro de Transporte hasta problemas semejantes entre el ministro de Defensa Iván Velásquez y el director de la Policía, general Henry Sanabria.

Aquí todo el mundo parece llevar un parlante en el pescuezo para dar declaraciones a diestra y siniestra que después o deben rectificar, o que colegas del propio gobierno quedan en la necesidad de rectificar. En las últimas horas, hemos tenido dos de estos casos que vale la pena comentar, el del director de la Policía con el ministro de Defensa, que se debió a que el general dijo que tras las invasiones de tierras que crecen en el país, hay grupos armados organizados que están manejando a los invasores.

De inmediato, el ministro de Defensa lo rectificó y concretamente dijo que no hay pruebas de las afirmaciones del general Henry Sanabria, sino que son apenas una posibilidad que está en verificación, que grupos como el ELN, las disidencias de las Farc o el Clan del Golfo estén fomentando las invasiones.

¿Será para no dañar el ambiente ahora que oficialmente se sabe que los diálogos exploratorios con esos grupos ya comenzaron y que están en la etapa de elegir a los negociadores? Pero como quien dice, mientras tanto, que el director de la Policía mejor se quede calladito.

La otra rectificación le tocó hacerla a un ministro muy habladorcito, el de Transporte, el doctor Guillermo Reyes, quien fue el que anunció, no se sabe por qué lado representando ese tema que no es de su resorte, que el presidente Gustavo Petro y el presidente Nicolás Maduro se encontrarían encima del Puente Internacional Simón Bolívar para abrazarse el próximo 26 de septiembre, gesto inaugural de la reanudación de relaciones entre Colombia y Venezuela.

Pues fue desmentido por el Gobierno. Por ahora, no estaba presupuestado un encuentro semejante, ni nada de abrazos, ni nada de apretón de manos en ningún puente. La razón del desmentido fue una de dos: o que nunca estuvo pensado que existiera ese saludo y se la inventó el habladorcito ministro Reyes. O sí estaba planeado, pero su revelación cogió al presidente Petro en su visita a las Naciones Unidas precisamente cuando ha sido revelado el tercer informe de la Comisión de Crímenes de Lesa Humanidad, que señala al presidente Nicolás Maduro como responsable de ellos.

Se habla de torturas, de violencia sexual, de tratos crueles, inhumanos y degradantes que practican agentes de inteligencia de Maduro desde el año 2014 hasta el día de hoy por órdenes directas del propio presidente venezolano. Y además, el informe señala a Diosdado Cabello como miembro de la cabeza de mando para cometer estos crímenes.

Incluso el gobierno de Petro está pensando en retirarle el apoyo a esa misión autora de ese informe, apoyo que le había dado el gobierno anterior, pero Petro está pensando en retirárselo. Esta misión es conocida como Misión de Determinación de Hechos en relación con Venezuela, pero no parecía oportuno revolver el almendrón con un abrazo semejante en medio de una gran presión internacional ante la publicación de informes semejantes sobre las barbaridades del régimen Maduro.

Sería demasiado notorio o vistoso un abrazo en un puente a estas alturas. Petro va detrás, pragmáticamente, del restablecimiento del comercio binacional y de las relaciones consulares. Todo esto indica que los funcionarios de este gobierno y también las cabezas de Policía y de paso del Ejército deben por ahora preferir el silencio y así se meterán en menos problemas y estarán expuestos a menos rectificaciones.

Escuche el segundo Tik Tak de María Isabel Rueda de este jueves 22 de septiembre:

Tik Tak: vergüenza con Rodolfo Hernández

A quienes pensamos que el ingeniero exalcalde de Bucaramanga podía ser una buena opción para no elegir a Petro, hoy nos embarga la vergüenza. El personaje resultó un hombre dubitativo, que no sabe en qué cree y en qué no. Lo único que parece tener claro es que hoy renuncia al Congreso, donde supuestamente representaba a la oposición, para irse a su departamento a hacer campaña por la Gobernación. Ah. En lo que sí tiene razón el ingeniero es que él no es Lionel Messi. Escuche a María Isabel Rueda.

Suena el segundo Tik Tak de hoy jueves 22 de septiembre en SEMANA y suena por los lados de la vergüenza que nos acompaña, con sinceridad, a todos los que en un momento dado pensamos que el exalcalde de Bucaramanga Rodolfo Hernández podría ser una opción para evitar la elección de Gustavo Petro.

Es que desde antes de que se produjera la segunda vuelta de este personaje ya se hablaba de acercamientos con la campaña rival, en medio de toda clase de señales dubitativas. Después de la derrota vinieron las dudas de que sí o de que no el ingeniero Rodolfo Hernández y su partido, la Liga de Gobernantes Anticorrupción, serían o no partido de gobierno. Pero, según Hernández, la explicación era que él no podía ponerse algo con lo que aún no sabía si iba a estar de acuerdo o no.

Recordemos que el ingeniero llegó al Congreso en virtud de que, según el estatuto de la oposición, el candidato presidencial segundo en votos, en una elección presidencial, tendría por derecho propio una curul en el Congreso. Finalmente, el ingeniero y su combo se declararon partido de oposición.

Pero luego, al poco tiempo arrancaron las dudas del ingeniero acerca de si, a pesar de ser el representante de la oposición, se quedaría en el Congreso, realmente se posicionaría o se posesionaba y se retiraba al poco tiempo. Pues se posicionó, pero hoy anuncia que renunciará, porque su preparación no le da para ser congresista. Porque él no está para eso y que se siente haciendo el trabajo legislativo, como si a Messi lo pusieran de portero.

Esta confesión que podría en últimas ser un acto de sinceridad y honestidad frente a su electorado, pues resulta enturbiado ante la sospecha de que Hernández se retira para hacer política departamental, como candidato a la Gobernación de Santander, y lo hace ya, para no inhabilitarse. Y si esa será su próxima parada, pues llegará popocho de plata.

Porque con los votos que recogió, más por ser la fórmula para no votar por Petro que por sus méritos para ser elegido presidente de Colombia, pues tiene derecho a una cuantiosa reposición de votos con dineros estatales.

A estas alturas al ingeniero Rodolfo Hernández no le queda sino un mérito político, que por lo menos sirvió para reunir bajo una misma cabeza a los diez millones de colombianos que no votamos por Petro. Con lo que queda demostrado que la mitad de los votantes son oposición en Colombia y que el presidente Petro debe tener presente que su gobierno debe cobijar tanto a quienes lo acompañaron, como a quienes no. Porque a veces parece estar gobernando para su sector.