nación

Tik Tak: el entramado de la paz total

El asesinato del fiscal paraguayo Pecci en Colombia pone al descubierto un complicado entramado internacional de narcotráfico. A muchos países de la región les incumbe de manera directa, como víctimas de esas redes, que en Colombia estemos pensando en “acoger” a los clanes de la droga. Escuche a María Isabel Rueda.


A las 7:27 a. m. suena el segundo Tik Tak de hoy martes 9 de agosto en SEMANA y suena por los lados de cómo la paz total, que se discute en Colombia y que incluiría conversaciones, se dice que puede ser negociaciones con los clanes de la droga.

Esto necesariamente les incumbe a los demás países afectados por las redes del narcotráfico internacional. El ejemplo típico de por qué es el caso del fiscal paraguayo Marcelo Pecci, asesinado una playa de Barú mediante un complicado entramado internacional.

El asesino fue un sicario colombiano perteneciente a una banda conocida como Los Paisas, pero la orden original del asesinato vino del mismo Paraguay, de los narcos paraguayos, cuyos contactos con el asesino se habrían realizado mediante la mafia hondureña. Ya van tres países en ese entramado en esta breve introducción.

Es fácil entender que el gráfico es el clásico crimen multinacional, lo cual explica que si Colombia entra a negociaciones de lo que ahora se llama acogimiento con una banda compuesta por colombianos, como es la de Los Paisas, lo más probable es que esas conversaciones se tropiecen con bandas narcotraficantes de otros países.

El presidente Boric de Chile aceptó ser país garante de los diálogos con el ELN. Pero como en Colombia las conversaciones van a ser simultáneas ―aunque no por la misma vía― con los clanes de la droga, se corre el riesgo de que coincidan los diálogos con ELN y las negociaciones para el acogimiento de las bandas criminales y se cree una complicada confusión. La pregunta sería: ¿y qué opinarán en Paraguay de que en Colombia se esté pensando en acoger a la banda que asesinó a su fiscal Pecci durante su luna de miel en una playa colombiana?

A eso se suma qué actitud tomarán los Estados Unidos frente al problema de fondo: el tratamiento legal de narcotráfico que ―como vimos en el caso Pecci―, de estas naciones, Estados Unidos se ha manifestado dispuesto a discutir con el gobierno Petro el tratamiento del narcotráfico, pero eso no significa que estarían dispuestos a acordar con Colombia una especie de despenalización de la droga o algo por el estilo.

El camino es el que se ha recorrido hasta ahora con el caso Pecci: capturan a su asesino y a punta de acuerdos con la Fiscalía se localiza a los determinadores, que por lo que ya se sabe se conoció a través de Honduras, pero son originarios de Paraguay y los sicarios fueron contratados mediante una banda venezolana conocida como Tren de Aragua. De manera que, ¿cómo pueden no ser las negociaciones con el narcotráfico colombiano de incumbencia internacional? La llamada paz total en Colombia es un tema mucho más complicado y enredado e internacional de lo que a primera vista parece.

Noticias relacionadas