Home

Nación

Artículo

video

Tik Tak: el experimento Lafaurie

Llegar a la mesa de negociación a la cabeza del gremio ganadero hace quedar bien a Petro por audaz; a Lafaurie por aceptar; y a su esposa, María Fernanda Cabal, por expresar su desacuerdo. Escuche a María Isabel Rueda.

Suena el segundo Tik Tak de hoy martes 22 de noviembre en SEMANA y suena por los lados de una pregunta: ¿funcionarán los mecanismos de participación, calificados de novedosos e inéditos, en el nuevo ciclo de negociaciones con el ELN?

Los más novedosos son: primero, que el negociador sea un gobierno de izquierda con un equipo presidido por un excomandante guerrillero, Otty Patiño, y que el Gobierno haya incluido, también, esa es otra novedad, a un empresario bastante representativo en materia política, como es la cabeza del gremio de los ganaderos, Fedegán.

Pues el doctor José Félix Lafaurie ganó, no hay duda, aceptando la invitación del presidente Petro. En un corto periodo, Lafaurie paso de ser señalado por sus adversarios como un paramilitar a convertirse en gestor de la reforma agraria. Y ahora en potencial artífice de un eventual acuerdo de paz con el ELN, invitación que, según Lafaurie, no pudo rechazar. Él está feliz, feliz, y quedó divinamente aceptando este papel.

No menos puede decirse del que se inventó la fórmula, el propio presidente Petro, al que muchos sectores ya califican de supremamente audaz y habilidoso, habiendo amarrado vía Lafaurie, no solamente al sector ganadero, sino al expresidente Álvaro Uribe, porque la cercanía entre él y la Lafaurie es indudable. Visto bueno de Uribe que jamás se vio, ni se pudo obtener, en el proceso del acuerdo con las Farc. O sea, Petro también queda bien con la fórmula.

Y la tercera que queda bien, divinamente, es la esposa de Lafaurie, María Fernanda Cabal, quien, como una de las cabezas más visibles de la oposición, rápidamente salió a expresar su desacuerdo con la nueva misión de su marido de estar sentado negociando un acuerdo con los elenos. O sea, ella cuida su coherencia, de manera que todos felices. ¿Comerán perdices?

Escuche aquí el primer Tik Tak de María Isabel Rueda

Tik Tak: a tragar sapos con el ELN

Lo mismo que en el proceso con las Farc, con el del ELN tenemos que prepararnos para tragar grandes sapos. Uno de los primeros son los actos de poder militar y terrorista de los elenos, que aparecen cada vez que se sientan a negociar con el Gobierno. El segundo es el de la incongruencia, que tiene nombre de mujer y de flor: Violeta. Escuche a María Isabel Rueda.

Suena el primer Tik Tak de hoy martes 22 de noviembre en SEMANA y suena por los lados de la otra mano de sapos que tendremos que tragarnos por cuenta del ELN en su diálogo con el Gobierno que ayer se reanudó en Caracas a ver si algún día logramos la desmovilización de este resbaladizo grupo guerrillero y obtenemos algo de paz.

El primer sapo, que es enorme, es que cada vez que está en proceso de negociación, el ELN siente la necesidad de dar unos golpes que le demuestren al Estado su poder militar. En 2019 fue con el terrible atentado contra la Escuela General Santander, donde perdieron la vida 22 cadetes, y ahora en 2022 vuelve y juega: el incendio ayer de siete tractomulas en plena carretera en la vía que conduce de Cúcuta a Ocaña, un espectáculo absolutamente dantesco que le hace mucho daño económico al país.

Las autoridades tienen pocas dudas de que sus autores sean los elenos, coincidiendo con el primer día de iniciación de negociaciones. En cabeza, como corona de la agenda inicial, el compromiso de reanudar el proceso con plena voluntad política y ética. Bueno, lo de la ética, pues se estrella con las tractomulas y con quién sabe qué otras sorpresitas que nos deparen los elenos.

El segundo punto suena bastante carretudo, construir la paz priorizando a los sectores históricamente marginados y abandonados, que para ellos será clave la participación de la sociedad, a lo que el comisionado Danilo Rueda afirma: “Que para ello habrá que solucionar las deudas históricas con las víctimas en Colombia” y ese, por ejemplo, es un segundo sapo muy grande que nos tendremos que tragar: la incongruencia.

Porque en la mesa de negociaciones de Caracas estaba sentada, muy oronda, alias Violeta, la mujer que estuvo implicada en el canalla atentado con explosivos contra el Centro Comercial Andino en Bogotá, que dejó tres personas muertas, todas mujeres, y una decena de heridos en el año 2017; delito por el cual ‘Violetica’ estuvo prófuga varios años hasta que finalmente fue capturada y conducida a la cárcel.

Esta mujer ha negado hasta el día de hoy su participación en el atentado y pertenencia al ELN, en cuya mesa ahora está sentada en calidad de gestora de paz. Ni hablar de haber pedido el perdón de las víctimas que sobrevivieron; es decir que la figura de gestora de paz en la cual graduaron a alias Violeta, y que implicó que la sacaran de la cárcel de Jamundí, le salió absolutamente gratiniana.

Entonces, ¿en qué consiste la tesis del comisionado Rueda de pagar una deuda histórica con las víctimas si no toca hacer absolutamente ningún gesto con ellas para que sus verdugos queden en libertad y empiecen a viajar por el mundo como grandes gestores de paz? Porque eso sí, el líder de las negociaciones del ELN, Pablo Beltrán, anunció ayer que la mesa será itinerante, comienzan sesionando en Caracas, pero mañana desde cualquier otro lugar del mundo.

Y así, entre sapo y sapo, iremos, pues, comentando cómo se desenvuelve este nuevo esfuerzo con el ELN que el mismo Beltrán describe así: “Esto no se trata de que el Gobierno nos pide y nosotros le pidamos, y ni tampoco se trata de obtener curules en el Congreso que no nos interesan, lo que nos interesa es Colombia”, ya iremos entendiendo cómo es que les interesa Colombia.