video

Tik Tak: José Antonio Ocampo, entre el progresismo y la ortodoxia

Con esa buena frase, Humberto de la Calle hace la mejor descripción del nuevo ministro de Hacienda de Gustavo Petro. Eso significa que es capaz de hacer las reformas, pero sin cometer locuras. Escuche a María Isabel Rueda.


A las 7:19 a. m. suena el segundo Tik Tak de hoy 30 de junio en SEMANA y suena por los lados del nombramiento de José Antonio Ocampo en el Ministerio de Hacienda que primero vino, después miró y después aceptó. Es decir que Ocampo viajó a Colombia y luego de lo que vio, no le debió parecer una herencia, en materia de gestión económica del actual gobierno, tan inmanejable ni tan despreciable como para que él pensara en no aceptar para no meterse en camisa de once varas. Es decir, que hay con qué y que vale la pena retirarse temporalmente del exitoso ejercicio académico para venirse a trabajar de la importante Universidad de Columbia a Colombia.

Ahora, Ocampo tiene otra ventaja y es que es un ministro de Hacienda repitente. También fue ministro de Agricultura y jefe de planeación, además de codirector del Banco de la República. Es decir, Ocampo se las sabe todas.

Pero entre los expertos, su tendencia es considerada progresista de línea Cepalina y, curiosamente, el doctor Ocampo no estuvo desde el comienzo con Gustavo Petro, sino con Sergio Fajardo. Solo pudo ser llamado, entonces, cuando Fajardo fue derrotado en primera vuelta, cuando la opción por Petro se abrió camino.

Pero es particular por su reputación internacional, además, obtenida por su paso por las Naciones Unidas donde fue secretario general adjunto para Asuntos Económicos y Sociales. Hasta ha sonado para hacer el sucesor del poco deslucido por cuenta de su papel en la guerra de Ucrania y actual secretario general, Antonio Guterres, que ocupará hasta el 2026 su cargo.

Con este nombramiento, el presidente electo cumple con la principal petición que le hacían a gritos a Petro. Escoger cuanto antes su ministro de Hacienda para que se calme el dólar y para que se sosiegue el valor de Ecopetrol.

Ya veremos si la esperanzadora aparición de José Antonio Ocampo en el panorama del Gobierno de Gustavo Petro logra esa misión. Porque mejor dicho, como dijo Humberto de la Calle, Ocampo es lo suficientemente progresista para el momento, pero suficientemente ortodoxo como para no hacer locuras.