video

Tik Tak: ¿maniatar al Ejército?

Cada día con el presidente electo trae sus sorpresas. Ahora, el país está inquieto con su propuesta de un cese al fuego bilateral, no solo con el ELN, sino con las Bacrim. Es decir, Clan del Golfo y todos sus etc. ¿Qué tan improvisado será eso de maniatar al Ejército, mientras comienza una negociación política y judicial? Pero si el país lo que quería era cambio… Escuche a María Isabel Rueda.


A las 6:07 a. m. suena el primer Tik Tak de hoy miércoles 6 de julio en SEMANA y suena por los lados de lo que por ahora será un monotema, ¿y cuál es ese monotema? Pues los anuncios del presidente Gustavo Petro, que cada día nos sorprende un poco más.

Porque mientras se echa para atrás en propuestas de su campaña tan claras como las hizo en su momento, como la muy polémica de sacar a la Policía del Ministerio de Defensa y pasarla al del Interior. O mientras el nuevo ministro de Hacienda habla con más cautela de la exploración y explotación petroleras, el nuevo presidente suelta propuestas como que acabará con la Procuraduría y la convertirá en un apéndice anticorrupción de la Fiscalía, por un lado.

Esa primera propuesta tiene amigos y tiene enemigos, la Procuraduría no solo ha venido siendo cuestionada por sus funciones penales que marchan paralelamente con las disciplinarias que precisamente demandó la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, cuando se trata de aplicarle sanciones penales a los funcionarios de elección popular, sino porque otros sostienen que bajo el sistema acusatorio no se justifica la existencia de la Procuraduría.

Es obvio, entonces, que eliminarla tiene sus defensores, pero para otros es muy preocupante qué entidad asumiría su función de vigilar y disciplinar a los funcionarios públicos.

Petro sostiene que se lo tiene pensado, pero no deja de ser inquietante que en su iniciativa, así tenga defensores de otros sectores muy serios, medie algún ánimo revanchista, ya que fue la Procuraduría la que, cuando fue alcalde, lo destituyó y lo inhabilitó varios años en el ejercicio de la función pública.

La otra iniciativa anunciada por Petro que tiene pensando inquietamente al país es la del cese al fuego bilateral, no solo con el ELN, sino con las Bacrim, es decir, con el narcotráfico y el sicariato, a cambio de iniciar negociaciones políticas, en el primer caso, y judiciales, en el segundo.

Lo del cese fuego bilateral con el ELN lo ensayó el exnegociador escogido por el Gobierno Santos para tal efecto, Juan Camilo Restrepo, con relativo éxito porque se logró llegar a un acuerdo muy interesante para que la el ELN se desmovilizara, pero como siempre el ELN se escurrió, entonces esa parte es menos preocupante, eso se puede hacer.

Pero maniatar al Ejército mientras se negocia un acuerdo en ambos casos con la guerrilla y con el narcotráfico es más cuestionable, ¿qué tan improvisada es esta propuesta?, ¿estamos viendo en marcha el tal ‘perdón social’? Preguntas que ahora todos los días produce el monotema de Petro y nos falta hablar, ya lo haremos, de los revolcones en salud, agricultura y medio ambiente.