video

Tik Tak: primeras precisiones de Gustavo Petro

En diversas entrevistas, el presidente electo se muestra con menos odios, más conciliador, pero igual de confuso que siempre. Admite que se corre el peligro de que lo copten las fuerzas tradicionales de la política. Y en cuanto a la extradición, al condicionarla a la reincidencia, no se sabe si en la práctica se acabará. Escuche a María Isabel Rueda.


Suena el primer Tik Tak de hoy martes 28 de junio en SEMANA y suena por los lados de las cartas que empieza a destapar el presidente electo Gustavo Petro en diversas entrevistas que ha concedido en las últimas horas.

Particularmente reveladoras son las respuestas entregadas a la revista Cambio, que vale la pena repasar en sus temas más claves porque hay una gran verdad, la primera gran verdad, que el Gustavo Petro de antes de las elecciones, el que vimos en plena campaña, no es el mismo Gustavo Petro de hoy. En esta entrevista no aparece el Petro de los odios, sino uno de las conciliaciones, pero sí reaparece el mismo Petro contradictorio de siempre.

Mientras escoge a Roy Barreras como presidente del Congreso, Petro acepta que las fuerzas tradicionales, supongo que de la política, pueden intentar captar al nuevo gobierno para que no cambie nada, ¿a quién se referirá o a quiénes se referirá? Porque está haciendo pactos con todo el mundo.

Pero dice Petro: pretenden coptar al nuevo gobierno para achicar sus reformas, para moderarlas o morigerarlas. Y dice textualmente: “Quizá todo termine en un punto medio, porque esa fue mi experiencia en Bogotá”. ¿Qué querrá decir con ello? ¿Que va a resultar un presidente moderado o uno, porque eso fue lo que le pasó en Bogotá, que no llega a cumplir sus propuestas de gobierno?

Luego acepta que podría moderar sus reformas, pero de hacerlas, hacerlas y repite hacerlas. Otro motivo de controversia es la respuesta que da sobre el tema de la extradición en campaña, dijo que no cambiaría su política.

Ya electo, dice que le hará un cambio fundamental que se entiende realmente muy poco, porque anuncia que le comunicará a Estados Unidos su decisión de supeditar la extradición al incumplimiento, ¿al incumplimiento de qué? A la repetición por procesos de desmantelamiento pacífico de narcotráfico.

¿Qué significa esto?, ¿qué la lucha contra el narcotráfico se reducirá al desmantelamiento pacífico?, ¿pero de qué?, ¿de los cultivos que son una cosa o del negocio del narcotráfico y la producción y comercio de cocaína que es otro?, ¿cómo se medirá la reincidencia?, ¿más bien condicionar la extradición a ella no significará que en la práctica la extradición se suspende? Queda una cosa muy perturbadora en el ambiente, que Petro de verdad empiece a negociar con los traficantes de droga, con los narcotraficantes, con las bandas criminales...

Otro tema que sorprende de Petro es que comienza a acomodar igualmente sus propuestas económicas de campaña, podría uno decir que el presidente electo comienza no a ‘patrasearse’, sino a ‘petrasearse’. La respuesta en el siguiente Tik Tak.