video

Tik tak: Rodolfo Hernández no vuelve a debates

¿Y por qué? ¿Para no poner en riesgo su ventaja y para no tener que responder preguntas incómodas? Escuche a María Isabel Rueda.


A las 7:39 a. m. suena el segundo Tik Tak de hoy miércoles 25 de mayo en SEMANA y suena por las razones por las que el candidato Rodolfo Hernández, no solo no acudió al debate del lunes organizado por SEMANA y por El Tiempo, sino que no asistirá a los que vienen. Incumplirá nuevamente las citas que ya había confirmado.

Según el Tik Tak, Rodolfo está siguiendo la teoría clásica, aconsejado por las personas que tiene contratadas para tal efecto. Se está confiando, además, de que va ganando y no quiere arriesgar su ventaja. Según el candidato, un debate es un espectáculo de egos y ataques. Pero no pasa por pensar en los electores, que en una democracia tienen todo el derecho de ver, de oír y de escuchar a los que podrían ser sus próximos gobernantes.

Que en un debate los candidatos no hagan sino destruirse para ganar votos es una burda disculpa. No asistir a un debate es una estrategia para evitar otras cosas: básicamente que el candidato sea confrontado por sus adversarios, bajo otra vieja teoría que aún no confirma la práctica: que los debates no ponen votos, pero sí los pueden quitar.

Si hay algo cierto es que Rodolfo Hernández se ha situado en la tesis de acabar con la corrupción, pero es más fácil decirlo a manera de monólogo que sometido a la posibilidad de que le contra pregunten en un debate.

Además, el santandereano nos quedó debiendo una confrontación con Petro: la de si fue cierto, como aseguró este político, que el rumor de que de ayer martes se iba a acabar la democracia en Colombia salió de la campaña del ingeniero.

Ya Rodolfo negó tal cosa a través de un comunicado, pero si eso se lo hubieran preguntado en el debate del lunes o en el del jueves, ¿la historia habría sido otra?

¿De dónde salió esa noticia de que el martes iban a suspender al Registrador para no hacer elecciones en Colombia, para explotar políticamente semejante amenaza contra la democracia?

Lo cierto es que a Rodolfo le queda por responder otro cuestionamiento: ¿cómo hará para seguir siendo candidato cuando la justicia precisamente lo investiga por celebración indebida de un contrato por interés, es decir, todo estaría relacionado con un presunto direccionamiento del mismo?