Home

Nación

Artículo

- Foto: AFP

mundo

Tiroteos aumentaron más de 330% en Nueva York, en la última semana, en comparación al año pasado

Autoridades señalan que la cifra de estos hechos violentos ha aumentado a niveles no vistos en, por lo menos, los últimos 14 años.

El panorama en materia de seguridad para Nueva York sigue siendo preocupante. Los tiroteos están en aumento hasta en un 330%, en la última semana, frente al mismo periodo de tiempo del año pasado. Esto en medio de un fuerte debate por el porte o tenencia de armas ilegales. Los números son preocupantes: los tiroteos se han aumento el doble en la ciudad en el último año, llegando a niveles no vistos en más de 14 años.

El Comisario del Departamento de Policía de Nueva York, Dermot Shea dijo que todo lo que quiere para Navidad es “leyes que no sean irreales, para poder desarmar o sacar las armas de las calles” de una de las ciudades más importantes en todo el mundo. Nueva York, la “gran manzana”.

También, a la par con el crecimiento de incidentes y eventos de este tipo, la ciudad ha llegado a ver un incremento en las víctimas de tiroteos de hasta 425 por ciento en los últimos días comparados con 2019.

Dermot Shea le dijo al New York Post: “Es el tiempo de navidad, así que voy a pedir una sola cosa que quisiera ver bajo el árbol de navidad. Necesitamos ser más estrictos y serios con el tema de las armas”.

En días pasados, un hombre murió por la intervención de las autoridades luego de que dispara contra una multitud reunida en evento de villancicos muy cerca a la catedral St John The Divine en Manhattan. Por fortuna, en el hecho, no hubo heridos.

Shea considera que las leyes de la ciudad en materia de porte de armas son débiles por lo que califica como un sistema de justicia contra el crimen poco estricto, lo cual envía a muchos criminales de vuelta a las calles muy pronto, porque además sienten que las medidas contra ellos no son lo suficientemente sólidas como para frenar este tipo de actos violentos.

El comisionado, criticó duramente a los abogados y jueces que, de alguna manera, han permitido que “el trabajo de muchos oficiales sea en vano o se desperdicie”.

Y agrega: “Desde el punto de vista de policía, invertimos muchos recursos en ello. Todo el mundo en el sistema de justicia criminal lo sabe”.

El hecho es que los tiroteos en la ciudad se han aumentado el doble en el último año y advierte que parte de lo que ocurrió con el alcalde de la ciudad Bill de Blasio en relación a los hechos de “Black Lives Matter” y el hecho de intentar desarmar a la Policía no ha ayudado mucho a la solución del problema.

“Tenemos menos policías en esos sectores o barrios que más lo necesitan en materia de seguridad. Ese es un dato, innegable y eso de alguna manera o mejor, ciertamente ha contribuido a que el crimen avance”.

Shea llama la atención para que las autoridades puedan trabajar unidos, para desarticular el crimen en la ciudad de Nueva York pues, además, el Departamento de Policía es tan solo una parte de un amplio sistema de justicia contra el crimen.