nación

Tras descartar explosivo en camión, fue desbloqueada vía que de Abrego comunica con Cúcuta

La carretera estuvo cerrada durante la mañana de este domingo.


La situación de orden público en Norte de Santander sigue siendo preocupante. Este domingo, dos vehículos bloquearon el paso en la vía que del municipio de Ábrego comunica con la ciudad de Cúcuta.

El Ejército Nacional se desplazó hasta la zona para retomar el orden del lugar, permitir el paso de los vehículos y confirmar si los camiones tenían explosivos.

La tensión para los nortesantandereanos creció mientras se hacía con el escuadrón antiexplosivo la verificación de los dos camiones de carga que no estaban marcados por ningún grupo al margen de la ley.

Se despejó la zona y se activaron todos los protocolos para realizar la detonación controlada, pero las autoridades lideradas por el Comando Específico de Norte de Santander no encontró ningún explosivo y procedieron a retomar el orden de la vía.

En el sector predominan los Grupos Armados Organizados E33 y del ELN. Se presume que el bloqueo es un aviso por el aniversario del GAO-ELN.

Según fuentes consultadas por SEMANA, estos delincuentes quieren tomar represalias contra la población civil debido a los recientes golpes del Ejército Nacional, que han debilitado su estructura económica y su arsenal de armas, ubicando y destruyendo 15 medios de lanzamiento con seis granadas hechizas, las cuales estaban listas para atentar contra los cantones militares en el departamento de Norte de Santander.

Otro de los golpes fue la neutralización a uno de los integrantes del grupo armado organizado residual de la Estructura 33, en Ábrego, Norte de Santander, mediante una operación que se desarrolló en medio de combates, cuando los soldados adelantaban acciones ofensivas contra alias Camilo, segundo cabecilla de la Comisión de alias Jean Carlos del GAOr E33

Para abatir a este delincuente, trabajaron junto a la Fuerza Aérea Colombiana, la Policía Nacional e interinstitucional y la Fiscalía General de la Nación.

“Los hechos se presentaron en la vereda el Higuerón, hasta donde llegaron nuestros soldados, quienes entraron en combates contra integrantes de esta estructura, logrando la neutralización de quien sería su cabecilla, y la incautación de abundante material de guerra e intendencia alusivo a las Farc EP Frente 33″, dice el comunicado oficial sobre el operativo.

Camilo llevaba 14 años en la estructura terrorista y sería el encargado de realizar acciones como el bloqueo de vías con vehículos cargados de explosivos en la ruta Ocaña–Sardinata y al parecer, habría participado en el secuestro de un soldado, en noviembre de 2021, en zona rural de ese departamento.

Otro hecho que quería ser perpetrado por integrantes del grupo armado organizado ELN del frente Juan Fernando Porras Martinez se llevaría a cabo en Tibú, Norte de Santander, cerca a la base militar La Báscula.

Los soldados adelantaban registros perimétricos y lograron ubicar 13 medios de lanzamiento improvisados y seis granadas artesanales, cuatro de 120 metros y dos de 81 metros. Los explosivos tendrían iniciación por cable de mando, y estaban ubicados a pocos metros de las viviendas que están aledañas a la base militar.