nación

Un recapturado por la fuga en Santa Fe ya andaba con arma de fuego

La Justicia Penal Militar aseguró que se investigará un favorecimiento que podría enredar a policías de la estación de Santa Fe.


La estación de Policía de Santa Fe en Bogotá está ubicada en pleno centro de la capital, es una zona que, en teoría, está constantemente vigilada, pero de allí se escaparon 26 personas que estaban privadas de la libertad. Por ese motivo, la Justicia Penal Militar abrió una investigación.

Tras varios minutos de persecución, la misma Policía logró la recaptura de 11 fugados, sin embargo, uno de los recapturados ya andaba con un arma de fuego. La recaptura no tardó más de 30 minutos, una buena reacción que no excluye de responsabilidad a los uniformados que estaban de vigilancia en la estación de Santa Fe.

Desde la Justicia Penal Militar advirtieron que todos los actos urgentes y de verificación se encuentran a cargo del personal de policía judicial. Están recuperando elementos materiales probatorios, declaraciones y los videos de seguridad de la estación para determinar de qué forma huyeron y si hubo complicidad de los uniformados.

“Los servidores de la policía judicial de la Justicia Penal Militar y Policial se encuentran haciendo inspección en el lugar de los hechos, recibiendo entrevistas, verificando cámaras de seguridad, verificando la disposición del servicio y el cumplimiento de los protocolos y órdenes del mando al respecto de la custodia de las personas privadas de la libertad”, señalaron desde la Justicia Penal Militar.

Se trata de una más de otra serie de decisiones que salen desde la Jurisdicción Castrense y que se convierten en actos judiciales con pocos precedentes en la historia de Colombia. Que la Justicia Penal Militar adelante actos urgentes, que ordene capturas por desobediencia, resulta por demás particular.

Las rápidas acciones de esta jurisdicción quizás obedecen a la implementación del sistema acusatorio y el arranque de esa dinámica de justicia que, entre otras cosas, estrena fiscal y policía judicial. De ahí la necesidad de poner en acción esas nuevas estrategias de cara a establecer responsabilidades en hechos que son competencia de este sector en la justicia.

Desde la misma Justicia Penal Militar advirtieron que de los 11 recapturados, al menos uno tenía un arma de fuego y ahora serán presentados ante jueces de control de garantías para imputar un nuevo delito, el de fuga de presos.

La Policía también entregó un reporte sobre lo que ocurrió en la estación y que derivó en la fuga de los internos. Aparentemente una falla en las estructuras facilitó que los delincuentes escaparan durante la madrugada de este martes. En la institución, la Policía, también se adelantan las investigaciones disciplinarias correspondientes.

“Con el Distrito se han tratado de hacer algunas adecuaciones para estos espacios que no estaban destinadas para sindicados y condenados, sin embargo, cada vez que tienen la oportunidad de fugarse, lo hacen. En este caso, los barrotes estaban desgastados y fue por allí que lograron escapar”, dijo el general Eliecer Camacho, comandante de la Policía Metropolitana de Bogotá.

Por su parte, desde la Fiscalía aseguraron que también iniciarán las investigaciones, independientemente de las verificaciones que se hagan desde la Justicia Penal Militar. Hay responsabilidades de carácter disciplinario, pero también que son competencia del ente acusador y ellos harán las indagaciones a que haya lugar.