nación

Víctima de Salvatore Mancuso pone acción de tutela para tramitar su extradición

Martina Isabel Rodríguez Felizzola, hermana de Antonio Rodríguez Felizzola, quien habría desaparecido por acciones de las AUC, interpuso este recurso contra varias entidades.


En las últimas semanas ha generado preocupación la posibilidad de que Salvatore Mancuso, jefe paramilitar que está cerca de pagar su condena en Estados Unidos, sea enviado a Italia y no regrese a Colombia para pagar los crímenes que cometió y reparar a sus víctimas.

Por este motivo, Martina Isabel Rodríguez Felizzola interpuso una acción de tutela en contra de varias entidades del Estado con la que busca que se tramite la extradición del otrora jefe de las Autodefensas Unidas de Colombia.

La mujer es hermana de Antonio Rodríguez Felizzola, pastor evangélico de la vereda La Pola del municipio de Chibolo, Magdalena, quien habría desaparecido a manos de este grupo ilegal.

En el recurso, la mujer hace un llamado para que la Corte Suprema de Justicia ordene a las entidades demandadas intervenir para que no se permita la deportación de Mancuso a Italia.

“Ante el inminente riesgo que representa para los derechos de las víctimas a obtener verdad, justicia y reparación, a la tutela judicial, a un recurso judicial efectivo y al debido proceso, se hace impostergable que la Corte Suprema de Justicia ordene a las autoridades demandadas en el término perentorio de cuatro (4) horas, contadas a partir de la comunicación de la orden provisional, adelantar de manera coordinada, ante las Autoridades de los Estados Unidos de Norteamérica (EE. UU.), todas las gestiones, pertinentes, necesarias y eficaces, para detener y lograr la extradición a nuestro país del jefe paramilitar Salvatore Mancuso Gómez, de suerte que garanticen que uno de los máximos responsables de los crímenes de lesa humanidad y de guerra comparezca y responda ante las víctimas colombianas”, dice la tutela.

Las entidades y los funcionarios a las que se hace el llamado para realizar acciones para lograr la extradición de Mancuso a Colombia son: el Tribunal Superior de Barranquilla, la Sala de Justicia y Paz, el Juzgado Primero Penal del Circuito Especializado de Cartagena; el fiscal general de la Nación, Francisco Barbosa; la ministra de Justicia y del Derecho, Margarita Cabello Blanco; la ministra de Relaciones Exteriores, Claudia Blum; la ministra del Interior, Alicia Arango Olmo; el director del Instituto Nacional Penitenciario, Norberto Mujica Jaime, y el embajador de Colombia en Estados Unidos, Francisco Santos.

En la acción de tutela se señala que “se harían nugatorios los derechos fundamentales a las víctimas a obtener justica, verdad y reparación”, y se detallan pruebas de los crímenes que habría cometido Mancuso.

Según conoció SEMANA, las autoridades colombianas y estadounidenses están tratando de desenredar el nudo que hay alrededor del regreso del exjefe paramilitar Salvatore Mancuso a Colombia. En caso de que no se logre tramitar la extradición, el excomandante del bloque norte será deportado el próximo 26 de agosto a Italia, anulando cualquier posibilidad de que vuelva a tocar suelo colombiano, pues Italia no extradita a sus connacionales.

Hace dos semanas, la solicitud de extradición que hizo Colombia se quedó sin piso. Y en medio de la controversia por las razones que rodearon este irreparable tropiezo, ha cogido fuerza el interrogante de por qué Colombia no activó todos los recursos que tenía a disposición. A pesar de que Mancuso es uno de los exparamilitares que más víctimas dejó en el país, la Fiscalía General explicó a las autoridades diplomáticas de Estados Unidos que existe un impedimento de actuar en ciertos casos, pues la acción del ente acusador quedaría inactiva mientras se resuelve en definitiva el sometimiento que Mancuso adelanta ante la Jurisdicción Especial de Paz. Como se sabe, Mancuso fue rechazado en una primera instancia y actualmente tiene pendiente de presentar un recurso de apelación.