Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 1/3/2000 12:00:00 AM

Víctor G. Ricardo

Alto Comisionado para la Paz

Víctor G. Ricardo, Sección Nación, edición 918, Jan  3 2000 Víctor G. Ricardo
¿Por que fue seleccionado como personaje del año?



El hecho de que las Farc hayan decidido sentarse a negociar con el gobierno para buscarle una salida política al conflicto armado hace que el Alto Comisionado para la Paz sea uno de los personajes del año en Colombia. La tenacidad demostrada por Víctor G. Ricardo en su propósito de mantener abiertas las vías del diálogo con la insurgencia, aun a costa de enfrentamientos con la cúpula de las Fuerzas Militares —y de la crítica de un amplio sector de la opinión que considera que el gobierno le ha hecho demasiadas concesiones a la guerrilla—, se vio recompensada el 24 de octubre, cuando se instaló la mesa de negociación. Víctor G. estuvo casi todo el año en el ojo del huracán y fueron varios los episodios que pusieron en duda su permanencia, comenzando por la ausencia de ‘Tirofijo’ en la instalación de las mesas de diálogo y terminando con el reversazo del gobierno en el tema de la verificación de la zona de despeje en octubre pasado. Y en todos los casos aguantó el chaparrón.



¿Que le espera el próximo año?



Mientras no se suspenda el proceso de paz Víctor G. seguirá siendo protagonista indiscutido de la actualidad nacional. Es probable incluso que, lejos de amainar, las presiones sobre el Comisionado aumenten el próximo año. La prolongación de la zona de distensión y la decisión de seguir negociando en medio de la guerra harán cada vez más frecuentes los pedidos de verificación, no sólo por parte de las Fuerzas Militares —que no confían en Víctor G.—, sino de sectores cada vez más amplios de la sociedad civil, que no ven la voluntad de paz de la guerrilla, y de los líderes republicanos del Congreso de Estados Unidos, que aprovecharán la necesidad de ayuda del gobierno colombiano para ejercer nuevas presiones. Es muy probable, además, que las operaciones del Batallón Antinarcóticos lleven a las Farc a endurecer su posición negociadora y a presionar aún más al gobierno. A Ricardo no le espera un año fácil.



El momento más bajo durante 1999



En varias ocasiones Víctor G. estuvo en problemas. La primera fue cuando, después de las expectativas que se habían creado, ‘Tirofijo’ dejó plantado a Pastrana en la instalación de las mesas de diálogo en San Vicente del Caguán. Otra, días después, cuando llegó a poder de las Farc una lista de militares presuntamente vinculados con el paramilitarismo que le había entregado la Procuraduría al propio Víctor G. El negó que la hubiera dado, pero los militares nunca quedaron convencidos. En marzo trataron de hacerle un escándalo vinculándolo con una firma de vigilancia que obtuvo jugosos contratos con el Banco del Estado, pero salió bien librado. Y, finalmente, desató el ‘lloredazo’ al decir que la zona de distensión debería ser indefinida, lo que produjo la renuncia del Ministro de Defensa y la crisis militar.



Puntos a favor



- La paciencia con que ha recibido todo el palo que le ha caído al gobierno por su proceso de paz.

- Su capacidad para recibir palo.

- El consiguiente respaldo incondicional del presidente Pastrana.



Puntos en contra



- El querer centralizar todo el proceso de paz.

- La falta de claridad en los mensajes que transmite a los diferentes actores del conflicto.

- La desconfianza que le tienen los militares.



Lo que pocos saben



Estuvo a punto de morir en abril de 1997 cuando el helicóptero en el que hacía un recorrido por Cundinamarca se fue a tierra y después de caer rodó por un abismo de 200 metros. El resultado fue sólo una fractura de rodilla, pero desde entonces no le apasiona volar. En el último año y medio ha tenido que volar más de 100 veces y ha sufrido tres emergencias graves.

EDICIÓN 1874

PORTADA

La orquesta del Titanic

Para tomar decisiones en el Consejo Nacional Electoral son necesarios 6 de los 9 votos. Cinco de esos votos ya están listos contra la posibilidad de que exista una candidatura viable de centro. La determinación del Consejo Nacional Electoral no será jurídica, sino exclusivamente política.

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com