Tendencias

Home

Nación

Artículo

Campesinos registraron con sus celulares la granizada que daño sus cultivos
Campesinos registraron con sus celulares la granizada que daño sus cultivos - Foto: Foto Twitter

nación

Video | Fuerte tormenta con granizo provocó daños en viviendas y cultivos en Santander

Los habitantes del municipio de Molagavita registraron el hecho con sus celulares.

La temporada de lluvias en el país sigue afectando fuertemente a los campesinos de las diferentes zonas rurales de Colombia. Esta vez, una tempestad que fue acompañada de una granizada dañó viviendas y cultivos en el departamento de Santander.

Con celular en mano, habitantes del municipio de Molagavita dieron un recorrido por sus tierras, registrando los daños que había hecho la dura granizada, que incluso se demoró bastante tiempo en derretirse. Esto hizo que varias hectáreas de tierras con cultivos se quemaran por cuenta del hielo que cayó. “Dios santísimo”, se le escucha decir a un campesino al ver cómo la cosecha de fríjol se dañó por cuenta del fenómeno natural.

La comandante del Cuerpo de Bomberos de Molagavita, María Rosmira Correa, dio un parte de lo ocurrido y las afectaciones que ocasionó la fuerte lluvia, donde reveló que incluso hubo estructuras afectadas por el granizo.

“Luego de las fuertes lluvias que estuvieron acompañadas de granizo y vendavales a las tres de la tarde del sábado 24 de septiembre en la vereda el Caney, se evidenció que esta dejó varios cultivos afectados como fríjol, maíz, plátano, además de dejar con el techo dañado varios invernaderos de la zona. Adicionalmente, se presentó un deslizamiento que dejó incomunicada a la vereda del casco urbano de Molagavita”, se le escucha decir a la funcionaria.

Más granizadas en el departamento de Santander

En días pasados, otros municipios del departamento sufrieron el embate de las granizadas. Los principales territorios afectados son: Mogotes y Jesús María, que se vistieron de blanco por este fenómeno natural que, pese a que es un atractivo, a simple vista se puede observar los estragos que puede causar.

De acuerdo con la comunidad, las lluvias empezaron sobre la tarde del sábado 30 de julio en el municipio de Mogotes, donde fue acompañada de fuertes vientos y una intensa granizada que obligó a los pobladores a resguardarse en sus viviendas.

Las lluvias, que duraron aproximadamente una hora y media, dejaron algunas pérdidas materiales en varios hogares campesinos y otros reportaron pérdidas en sus cultivos. “Se dañó la cosecha. Eso afecta mucho la economía del pueblo. El cambio climático es tan fuerte que se origina es por el mal trato que le damos a nuestra madre tierra”, le señaló a SEMANA Clara Angarita, habitante de esta población santandereana.

Así mismo, el pasado domingo 31 de julio, el cielo del municipio de Jesús María se nubló por completo y las calles de este territorio se tiñeron de blanco, todo por la granizada que empezó a caer. “Empezó agosto, la naturaleza es así. Estamos acostumbrados a los fuertes aguaceros, pero estas terribles granizadas muchos ni las conocían”, expresó Zoraida Arenas, residente de esta región.

Ante esta situación, SEMANA consultó a la oficina de Gestión de Riesgo de Desastres de Santander, para conocer el balance de la emergencia y las acciones que se tomarán frente a la comunidad afectada.

“Se presentaron granizadas en los municipios de Mogotes y Jesús María sin mayores afectaciones. A la hora esperamos el censo que nos reporten en estos municipios por parte del consejo municipal de gestión del riesgo y en los organismos de socorro para entrar de manera subsidiaria y de manera agrícola o si hubo afectaciones en algunas familias”, aseveró César García, director departamental para la Gestión del Riesgo de Desastres de Santander.