nación

¿Y ahora? Los petristas que se oponían en el gobierno Duque al cobro del 4x1.000

Dicho impuesto surgió a finales del siglo XX.


El impuesto del 4x1.000 nació en 1998 como método de recaudo de fondos para ayudar a superar una crisis económica que atravesaba el país; sin embargo, ese impuesto se extendió desde entonces hasta hoy día, e incluso, el nuevo ministro de Hacienda que empezará su periodo, el próximo 7 de agosto, cuando se posesione el presidente electo, Gustavo Petro, manifestó en diálogo con SEMANA que se mantendrá la medida.

José Antonio Ocampo dijo en la entrevista: “Me encantaría que ustedes me recomendaran cómo reemplazarlo. Llevamos 20 años de otros gobiernos tratando de reemplazarlo y no han podido. Vamos a continuar con el 4x1.000 y el Día sin IVA va a desaparecer”.

Vale decir que el hecho de mantener ese impuesto le significó duras críticas al gobierno de Iván Duque, desde diferentes sectores, como la Representante a la Cámara, Katherine Miranda, quien en su momento afirmó: “Es momento de desmontar el 4x1.000 y que los altos salarios también asuman la reactivación económica y social del país”.

Y en un artículo de opinión publicado en SEMANA en noviembre del 2021, expresó: “Se nos dijo que sería temporal, entonces que sea temporal. Pongámosle punto final a este gravamen, reduciendo un punto por mil anual desde 2023 hasta que desaparezca por completo”.

Por su parte, el Senador Armando Bendetti, dijo que si se iba a hablar de equidad, se debía “desmontar el 4x1.000, el IVA y las exenciones tributarias para grandes corporaciones. Y hablemos de la renta para los ricos, un impuesto a la herencia, un impuesto a la tierra improductiva o un impuesto por sacar las utilidades del país”.

Mientras que un activista, quien registra como Físico impuro en Twitter, afirmó en esa red social: “24 años pagando el 4x1000, un impuesto que al principio fue una “ayuda” y luego se volvió una extorsión para tener de donde robar recursos. Hoy pasó primer debate y al parecer va por buen camino su eliminación. Estaremos atentos a boletear a los que se opongan a dicha eliminación”.

De otro lado, la influencer de izquierda, Mafe Carrascal, expresó: “Dizque sorprendidos porque el gobierno y sus congresistas están en contra de la eliminación del 4x1000. Es apenas obvio que cuiden los intereses de los banqueros que les financian sus campañas políticas”.

Asimismo, el también influencer Levy Rincón, en el año 2020, escribió: “¿Los Bancos Responden? Nos cagan a punta de impuestos, tenemos el 4x1.000, cobran cuotas de manejo sin usar cajeros, embargan, amenazan y le hacen la vida imposible al pobre. Hijuep***s los banqueros que cada vez son más ricos”.

“Sobretasa “Es que es un impuesto de hace más de 30 años” ¿Y eso qué tiene que ver? ¿Por qué es un impuesto de hace 3 décadas quiere decir que es bueno? Congresistas alternativos defendiendo la política económica de Virgilio Barco. ¿Qué sigue defender el 4x1000 por antiguo?”, afirmó el líder y actual senador electo, César Pachón.

El senador del Polo Democrático, Alexander López Maya, también criticó el impuesto; dijo que “la crisis del sector financiero de 1998 la salvamos nosotros los colombianos con el 2x1000, que después mutó al 4x1000, para que, cinco años después, Carrasquilla vendiera los bancos que salvamos con nuestros impuestos. Granahorrar, Megabanco, Bancafé”, etc.

A inicios del 2018, la senadora Aída Avella, trinó: “Si el impuesto, primero del 2x1000 y después 4x1000, se diseñó para salvar y enriquecer al sector financiero, nuestra propuesta es que se revierta el impuesto y los multimillonarios paguen para inversión y progreso social para las mayorías”.

Mientras que David Racero, el representante a la cámara por Bogotá, dio a conocer por esa red social, que trabajaba de la mano de Miranda, para eliminar el 4x1000: “El proyecto no solo elimina ese impuesto abusivo, sino que genera una senda de progresividad gravando altos salarios por encima de 25 millones para compensar el recaudo”.