Home

Nación

Artículo

vacunación

Ya están las reglas claras para que los privados compren vacunas. ¿Quedaron satisfechos?

El Ministerio de Salud publicó la resolución que permite la compra de vacunas contra el coronavirus por parte del sector privado. Los compradores tendrán toda la responsabilidad en este proceso.

Este martes, el Ministerio de Salud y Protección Social expidió la Resolución 507 de 2021, la cual da vía libre al sector privado para la compra, importación y posterior aplicación de la vacuna contra la covid-19. Esta decisión se da tras varios meses de trabajo y mesas integradas tanto por el Gobierno nacional y el sector privado.

Ha sido un proceso de mucho esfuerzo, donde tenemos que reconocer el esfuerzo positivo que ha hecho el Gobierno nacional para avanzar en el proceso de que los privados puedan tener las vacunas y que podamos contribuir desde el sector privado a esa vacunación masiva tan necesaria para el país”, dijo María Claudia Lacouture, directora ejecutiva de AmCham Colombia a SEMANA Noticias.

Si bien las reglas, en su mayoría, están dadas para que el sector privado contribuya en el proceso de vacunación en el que avanza el país, hay un punto en especial que no dejó muy satisfecho a este sector.

“Creo que hay muchos puntos donde tenemos claridad de la importancia que se avanzó como también de que son puntos que permiten que el sector privado pueda aportar. Sin embargo, como ustedes saben, tenemos un punto que es el más crítico de todos y está relacionado con el riesgo o la responsabilidad. En ese sentido, seguimos trabajando. Mañana tenemos una reunión con el Ministerio de Salud, con el director del Dapre y también con el equipo del Ministerio de Salud para mirar otras opciones que se puedan trabajar y seguir avanzando en este camino”, afirmó Lacouture.

En cuanto a la importación de los biológicos, la resolución señala que los privados podrán acceder a las vacunas siempre y cuando estén avaladas por el Invima para su aplicación en el territorio nacional.

Es un punto que, efectivamente, es importante porque parte de la problemática no solamente es el tema del riesgo, sino también la disponibilidad de las vacunas. Tenemos que ser claros y es que aquí también estamos en un punto donde las farmacéuticas tienen una limitante en esa producción y tenemos que lograr que se pueda tener acceso al mayor número de vacunas para lograr la disponibilidad. El Gobierno no ha cerrado ese espacio, lo que sí es cierto y que también es importante, es que se necesita que las que vayan siendo aprobadas pues tengan un sello, como es en el caso del Invima para tener total seguridad de que esas son las adecuadas para el proceso que se va a generar por parte de los privados”, anotó.

En ese sentido, el presidente Iván Duque Márquez anotó que “las empresas privadas solamente podrán adquirir vacunas que tengan la autorización del Invima para uso de emergencia. Las vacunas no podrán ser vendidas, serán de aplicación gratuita. Tendrán que ser en consonancia y concordancia con el Plan Nacional de Vacunación”.

Debe quedar muy claro que el proceso deberá soportarse en una logística que esté debidamente presentada en términos de refrigeración y aplicación. La aplicación no podrá distraer recursos humanos que estén en el Plan Nacional de Vacunación”, agregó el mandatario.

A su turno, el ministro de Salud, Fernando Ruiz, explicó que “la aplicación de las vacunas por parte de privados –pueden empezar a negociar a partir del día de mañana 21 de abril– y la aplicación se iniciará una vez el Gobierno haya empezado la vacunación de las personas priorizadas en etapa 3 (...). El Ministerio de Salud tendrá la potestad de definir el momento específico de iniciación”.