bucaramanga

A la cárcel venezolano que apuñaló a estudiante por robarle su celular en Bucaramanga

Pese a que la herida fue profunda, por fortuna la menor se recupera en un centro médico.


Se hizo justicia. En las últimas horas, las autoridades del departamento de Santander enviaron a la cárcel al presunto responsable de haberle propinado una herida, con un cuchillo, a una estudiante a la hora de la salida de un colegio en Bucaramanga por robarle el celular.

Se trata del ciudadano venezolano identificado como Alejandro Sánchez Guillén, que luego de que la Policía Metropolitana de Bucaramanga (Mebuc) lo capturara por haber cometido otro delito, un fiscal adscrito a la dirección Seccional de Fiscalías de Santander lo judicializó.

“La investigación que estamos adelantando con la Fiscalía va muy bien e inclusive Migración está ayudándonos en este tipo de investigaciones. Vamos en un 95 % de la investigación y muy pronto vamos a dar buenos resultados para darle tranquilidad a la comunidad del trabajo de la Policía”, informó en su momento el brigadier general Samuel Bernal, comandante de Mebuc en una rueda de prensa en donde se habló sobre este caso.

Por su parte, el director de la Fiscalía en Santander, Oliden Riaño, indicó que se logró determinar que “el hombre abordó a la estudiante y la amenazó con un arma blanca para hurtar sus pertenencias. La menor se resistió al robo y fue atacada, motivo por el cual se le imputó el delito de hurto calificado agravado”.

Así fue atacada la menor

El violento hecho ocurrió la tarde del pasado jueves 9 de junio, cuando una estudiante de 12 años, del colegio Inem de Bucaramanga, caminaba hacia su vivienda y justo en el barrio Provenza fue interceptada por un sujeto que la intimidó con un cuchillo para que le entregara el celular y posteriormente la agredió.

Su mamá contó que: “Mi hija caminó tres cuadras, cuando llegó al patinódromo sacó el celular para avisarme que ya iba para la casa, el tipo la vio y con un cuchillo se fue contra ella, le dijo que si no entregaba todo la mataba”.

Adicional, indicó la mujer que la menor de edad fue apuñalada en el antebrazo derecho y arrastrada por el suelo, por lo que le fracturó un dedo de la mano izquierda. De inmediato, los transeúntes del sector auxiliaron a la estudiante, que fue remitida a un centro clínico de la zona. Pese a que la herida fue profunda, por fortuna su estado de salud es estable y se recupera satisfactoriamente.

“Por la inseguridad que hay en Bucaramanga ya los niños no pueden estar en ninguna parte. Ahora a mi hija me toca llevarla con un psicólogo porque la agresión la dejó traumada y no puede dormir bien. Esta persona es un peligro porque, así como atacó a mi hija, más adelante puede atacar a otro niño”, agregó la madre de la estudiante.

Otro caso

Los bumangueses piden a las autoridades reforzar la seguridad en los entornos escolares, porque no quieren que se repita la dolorosa historia de la estudiante Nickol Valentina, de 15 años, quien fue asesinada en medio de un robo luego de salir del colegio.

El hecho se registró el jueves 24 de febrero, hacia las 2:30 de la tarde, justo en el paso peatonal subterráneo del sector del Mesón de Los Búcaros, ubicado en el barrio Alarcón de Bucaramanga, un lugar solitario donde fue abordada por el venezolano Pedro José Trujillo.

Este sujeto, quien fue condenado a 53 años de prisión, le propinó cinco puñaladas a Nickol con el propósito de apoderarse de su celular, valorado en $700.000, según detallaron las autoridades.

Así mismo, señalaron que se avanza en el proceso para la caracterización de los entornos educativos, proceso que se realiza en convenio con Naciones Unidas. El objetivo es definir una ruta de acción frente a los escenarios que representen peligro en sus alrededores.