nación

Dos heridos dejó aparatoso accidente en la vía Curos - San Gil, en Santander

Uno de los vehículos quedó convertido en chatarra.


En la tarde de este viernes 13 de mayo se presentó un trágico accidente de tránsito en la vía que comunica al sector de Curos con San Gil, en el departamento de Santander. Las imágenes conocidas a través de redes sociales muestran la gravedad del siniestro, en el que la cabina de un camión quedó completamente destrozada, luego de chocar de frente con otro vehículo de carga.

El aparatoso choque ocurrió en el sector de Curos, jurisdicción del municipio de Piedecuesta, presuntamente a causa de fallas mecánicas de uno de los vehículos involucrados, según indicaron algunos testigos que grabaron los momentos posteriores. El hecho dejó como saldo dos personas heridas, una de ellas de gravedad.

Según se pudo conocer, el conductor de un camión, de placas SCE-590, perdió el control de este cuando se movilizaba en sentido San Gil - Piedecuesta, presuntamente por fallas en el sistema de frenos, situación que empeoró puesto que iba en descenso y adquirió más velocidad.

Por ello habría impactado de frente contra un tractocamión y sobre la cabina de este quedó toda la carga de paquetes de papas fritas que llevaba el camión, el cual finalmente se detuvo contra un barranco a un costado de la vía.

“Toda la carga del camión le cayó a la mula, el camión Ford modelo 60 quedó vuelto nada, la carga también cayó un poco al río”, dice uno de los testigos en la grabación.

El conductor del camión es un joven de 19 años, quien fue identificado como Emerson Arialdo Camacho, es de Chiquinquirá, Cundinamarca, quien resultó gravemente herido. Sin embargo, al momento el pronóstico es desconocido.

Asimismo, el copiloto quien respondería al nombre de William Díaz Bravo también resultó con lesiones. Los dos fueron auxiliados por hombres que trabajaban en la vía y posteriormente llevados en ambulancia hasta el Hospital de Piedecuesta.

Por su parte, Luis Estupiñán, el hombre al volante del tractocamión, de placas XLL265, por fortuna resultó ileso.

Al sitio acudió personal de Tránsito y Transporte de la Policía de Santander, quienes se encargaron de realizar el croquis del accidente y posteriormente dar paso, de forma parcial y a un solo carril, mientras se restablece el flujo.

Choque contra moto y tractomula

Un dramático accidente se presentó en la mañana de este jueves en la ciudad de Bucaramanga, en el departamento de Santander. Un hombre que se desplazaba en una motocicleta quedó debajo de las llantas de una tractomula, al parecer habría cometido una imprudencia vial.

El hecho se presentó en el sector conocido como La Curva del Diablo, cerca de Colseguros, al norte de la capital santandereana, cuando Jean Carlos García Sánchez, como fue identificado el motorizado, presuntamente habría intentado adelantar por derecha a un vehículo de carga pesada, de placas TKF 660.

La peligrosa maniobra habría hecho que García Sánchez perdiera el control de su moto, de placa PWQ 98A, y terminara bajo las llantas de la mula, situación a cuyo conductor le fue imposible evitar.

Aunque la comunidad salió de inmediato para auxiliar al motociclista que quedó debajo del vehículo, no fue posible salvarlo. El fuerte impacto acabó de forma inmediata con la vida de Jean Carlos.

“Lastimosamente de nuevo tenemos que anunciar a la ciudadanía que tenemos otro 901 en vía pública. Hace dos días conocimos otro en la calle 56 con 15 y hoy fue en la zona norte de la ciudad”, dijo Yesid Villamizar Rangel, agente de la Unidad de Criminalística de la Dirección de Tránsito de Bucaramanga.

“Era un señor de edad entre 30 y 40 años. Según las pesquisas que tenemos hasta el momento, hubo un adelantamiento por la derecha de un motociclista a un tractocamión”, agregó el funcionario.

Durante varios minutos, mientras se realizaba el croquis del siniestro, rescate y levantamiento del cuerpo, el cual fue trasladado hacia Medicina Legal, esta vía que comunica con el municipio de Rionegro, Santander, estuvo cerrada.

El hecho ha causado gran consternación en la comunidad por lo aparatoso del accidente y, además, el lugar ha sido el escenario de múltiples accidentes fatales. “Esa vía es muy peligrosa, yo transito casi todos los días por ahí y me doy cuenta de las imprudencias de los motociclistas, adelantando por derecha invaden el otro carril. Paz en su tumba”, dijo un ciudadano.