nación

Fuerte sismo de 4.5 grados sacudió a Santander este sábado

El movimiento telúrico no generó afectaciones, pero se sintió con fuerza en municipios como Zapatoca.


Un fuerte sismo se sintió la mañana de este sábado, 14 de mayo, en el departamento de Santander. El Servicio Geológico Colombiano (SGC) confirmó que el evento sísmico fue de magnitud 4,5 en la escala de Richter.

La entidad precisó que el epicentro del temblor se registró hacia las 8:10 de la mañana el municipio de Los Santos, ubicado a 62 kilómetros de la ciudad de Bucaramanga, con profundidad de 152 kilómetros. El movimiento por fortuna no causó afectaciones.

Sin embargo, en municipios cercanos como Zapatoca o Betulia este fenómeno natural se sintió con gran fuerza. Por su parte, la Unidad de Gestión de Riesgo de Santander, informó que en ese momento se están monitoreando cada sector con el propósito de evitar emergencias.

La potencia del sismo dividió la opinión de los santandereanos a través de redes sociales, mientras un grupo aseguró no haber sentido el temblor, otros sostuvieron lo contrario e incluso, en menor medida, algunos afirmaron que se sintió en otras regiones del país.

Si no miro Facebook, no me entero, menos mal no sentí nada, me da mucho susto”, “Esta vez sí tembló más fuerte de lo normal en Los Santos”; “Sí, fue fuerte, pero muy rápido como unos 15 segundos”. En “San Gil se sintió moderado”, “En Sogamoso Boyacá, fue suave”, son algunos de los comentarios que se leen en redes sociales.

De acuerdo con Servicio Geológico Colombiano, el municipio de Los Santos es el segundo nido sísmico con más actividad en el planeta, después de la región del Hindu kush (Afganistán). Diariamente, se pueden registrar 12 y 20 temblores, según los sismógrafos instalados en el cañón del Chicamocha.

Sin embargo, no todas las ‘sacudidas’ se sienten debido a los kilómetros de profundidad con la que se presentan. Los estudios realizados en la zona indican que allí existiría una antigua placa de subducción, es decir, una placa debajo de otra, lo que provocaría los constantes sismos.

¿Cómo actuar antes y después de un sismo?

Colombia es un país susceptible a los temblores debido a que se encuentra ubicado en una zona geológica compleja, según explica el Servicio Geológico. Esto se debe a que en el territorio se localiza la unión de las placas tectónicas Suramericana, Nazca y Caribe, y al interior se encuentran fallas geológicas como la de Romeral y la falla del Piedemonte Llanero, que generan múltiples sismos.

Frente a este panorama, la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres entrega algunas recomendaciones básicas para poner en práctica antes y después de un sismo.

En primer lugar, durante un evento sísmico, lo más importante es conservar la calma, ya que de esta manera se podrá pensar bien los siguientes pasos y ejecutarlos de forma adecuada.

Lo segundo es buscar protección, identificando cuáles son los posibles riesgos en el sitio que se encuentra y cuál es el punto ideal para refugiarse de elementos que pueden caer, por ejemplo.

Luego de que finalice el evento sísmico, lo primero es verificar que todas las personas estén a salvo, revisar su condición física y apoyar para que los heridos reciban la atención que requieren.

Por otra parte, es fundamental cerciorarse de posibles señales de colapso o daño estructural en el sitio donde se encontraba la persona durante el evento, además de cortar el suministro de gas, agua y energía (en el caso de estar en el hogar), hasta que lleguen los organismos de socorro.

También es esencial mantenerse informado a través de los canales de comunicación que tenga a su disposición, para estar al tanto de riesgos de réplicas o afectaciones en otras zonas del país.