El herido ingresó al inmueble por la parte trasera en compañía de una mujer.
La víctima recibió cuatro impactos de bala. - Foto: Getty Images/EyeEm

nación

Habitante de calle fue baleado por sicarios frente a un colegio de Barrancabermeja, Santander

Preocupación en el distrito petrolero por aumento de casos de sicariato.

En aumento van los hechos de violencia en el municipio de Barrancabermeja (Santander), donde en las últimas horas se registró un nuevo atentado sicarial en contra de un hombre en condición de calle, quien ahora lucha por sobrevivir en un centro médico del distrito.

La víctima, al parecer, estaba consumiendo sustancias estupefacientes en compañía de otros hombres en la carrera 28 con calle 60, frente al colegio Diego Hernández de Gallegos, cuando de repente aparecieron dos sujetos a bordo de una motocicleta.

Una vez los desconocidos identificaron a alias Pequeño, el parrillero descendió y le propinó cuatro disparos en la espalda, luego corrió hacia donde su cómplice y escaparon del lugar, según contaron testigos del hecho.

Minutos después, una patrulla de la Policía acudió al lugar y trasladó al herido hasta un centro asistencial, donde a esta hora se encuentra bajo pronóstico reservado. Entre tanto, las autoridades indicaron que este, presuntamente, estaría relacionado con ajuste de cuentas por problemas derivados del tráfico de estupefacientes. No obstante, se están adelantando las indagaciones pertinentes para identificar y ubicar a los responsables de este hecho violento.

Este atentado se suma a los múltiples casos de violencia que se han registrado en lo corrido de esta semana en Barrancabermeja, donde hasta menores de edad han sido víctimas de las balas. Por ejemplo, el pasado martes 29 de noviembre ocurrieron 4 atentados sicariales durante el día, los cuales dejaron un hombre muerto y tres más heridos.

El primero de estos cuatro hechos ocurrió en el barrio Las Granjas, en horas de la mañana. Sujetos armados balearon a Juan David Fonseca Duarte, cuando se desplazaba en una motocicleta. El joven recibió dos disparos, una en el miembro inferior derecho y la otra en el antebrazo; sin embargo, se encuentra fuera de peligro.

Horas después, hacia las 4:00 p. m., pero en el barrio Brisas de Altamira, nuevamente se escuchó el sonido de las balas. Allí, Juan David Paz Miranda recibió un disparo, al parecer, con arma traumática; el hombre fue trasladado a una clínica y se encuentra estable.

La tercera víctima del día fue identificada como Iván Darío Garzón Cárdenas, quien transitaba por el barrio La Paz, de la comuna 3, cuando sicarios lo interceptaron y dispararon en dos oportunidades. El joven, quien se desempeña como cobradiario, fue trasladado a la clínica La Magdalena.

“Esta persona presenta una herida de proyectil en la región pectoral derecha y otra en la región dorsal”, informó la Policía.

Cinco horas después, sobre las 9:00 p.m., la comunidad del barrio Nueve de Abril reportó un nuevo atentado sicarial. La violenta escena tuvo lugar en inmediaciones de la cancha Polipolvo, donde se encontraba Marlon Brandón Martín Zea, quien fue sorprendido por dos sicarios.

Una vez los criminales huyeron del lugar, Marlon fue auxiliado y traslado a un centro asistencial, pero falleció murió mientras recibía atención médica, debido a que el proyectil le habría afectado el corazón. De acuerdo con las autoridades, el joven recientemente había recuperado su libertad tras purgar una pena en la cárcel.

Hasta el momento, la Policía de Barrancabermeja no ha reportado capturas sobre estos casos; sin embargo, aseguró que se están adelantando las respectivas investigaciones. “Tenemos dos armas incautadas en medio de nuestras acciones como Policía. Estamos trabajando con la Fiscalía para la identificación de las estructuras que están delinquiendo en Barrancabermeja, tenemos identificadas ocho estructuras que son bandas delincuenciales y estamos direccionando esfuerzos para poder judicializarlas”, dijo el coronel Henry Ramírez, comandante de la Policía del Magdalena Medio