nación

Hallan cadáver de un hombre flotando en un río en Piedecuesta, Santander

El hecho se registró en el balneario San Gabriel.


Este martes 24 de mayo, un hombre de 46 años, identificado como Edinson Vargas Rosas, fue hallado sin vida flotando sobre el río de Oro en el municipio de Piedecuesta, en el departamento de Santander.

El hecho estaría relacionado con presunto accidente, de acuerdo con el reporte de las autoridades.

El trabajo de un grupo de areneros del municipio garrotero (Piedecuesta) se vio interrumpido cuando sobre las aguas del río de Oro, en el sector del balneario San Gabriel, salió a flote el cuerpo de Vargas Rosas, quien para ese momento era un desconocido.

De inmediato, las autoridades y organismos de socorro fueron alertados, y tras acudir al sitio confirmaron que efectivamente aquel hombre, quien luego fue identificado como Edinson, estaba sin signos vitales y, además, tenía una herida abierta en la cabeza.

En medio de las primeras pesquisas se habría establecido que Edinson, al parecer, resbaló cuando intentó ingresar al agua y con una piedra se golpeó la cabeza, por lo cual no logró salir y falleció por inmersión. Sin embargo, otra hipótesis señala que Edinson, quien frecuentaba el balneario, estaría durmiendo sobre un puente y desde allí cayó al afluente.

Durante varios minutos, uniformados de la Policía, el Cuerpo de Bomberos de Piedecuesta y la Defensa Civil trabajaron articuladamente para lograr sacar el cadáver del agua. Una vez en tierra firme personal del CTI de la Fiscalía realizó el levantamiento y lo trasladó hacia la morgue de Medicina Legal en Bucaramanga.

Edinson Vargas Rosas será recordado por los piedecuestanos, principalmente por los trabajadores de la plaza de mercado municipal, como “un hombre bueno, colaborador, respetuoso y buen amigo”, dijo un allegado.

Dos niños ahogados en Santander

La muerte de Edinson se conoce horas después de que un equipo conformado por rescatistas de Ponalsar, la Defensa Civil, Bomberos y la comunidad de Charalá, en Santander, reportó el hallazgo del cuerpo sin vida de Fabián Andrés Marín Díaz, de 16 años, el adolescente que el pasado jueves 19 de mayo fue arrastrado por la corriente del río Chagres en jurisdicción del municipio en mención.

La intensa búsqueda se extendió durante cuatro días e inició en el sector de Puente Bahondo, en la vereda El Resguardo, lugar donde fue visto por última vez con vida Marín Díaz, quien al parecer, por cumplir un reto, ingresó al afluente en compañía de Iván Camilo Merchán Díaz, de 14 años. Los dos fueron arrastrados por la corriente súbita.

El recorrido de búsqueda se hizo desde Puente Bahondo hasta Puente Palenque, donde se encontró el cuerpo del otro joven que estaba desaparecido. La ayuda de la comunidad fue muy importante para que esta familia pueda tener el cuerpo y darle cristiana sepultura”, dijo el sargento Juan Bautista Guarín Corzo, comandante de Bomberos de Charalá.

Cabe recordar que esta tragedia se presentó luego de que un grupo de jóvenes, en medio de juegos y bromas, se retó a ingresar al río Chagres, con el fin de demostrar quién era el más “valiente”. Sin embargo, no tuvieron en cuenta que afluente había aumentado su caudal y fuerza.

“Cinco muchachos iban para sus casas luego de salir del colegio, pero en el camino se detuvieron a jugar, hicieron un reto para saber quién era el más valiente en tirarse al río esto es una costumbre que tienen muchos jóvenes acá y se lanzaron dos; cuando iba a tirarse el tercero, miró hacia atrás y se dio cuenta de que venía la corriente y no lo hizo, hubiese sido peor la tragedia”, explicó Edilson Arenas, alcalde de Charalá.