nación

“La oblea Petro”: la crítica de empresarios santandereanos a la reforma tributaria del Gobierno

El incremento de los impuesto afectaría directamente la economía local de los microempresarios del sector gastronómico.


Las críticas y rechazo al proyecto de reforma tributaria presentado por el Gobierno del presidente Gustavo Petro no se han hecho esperar desde distintos sectores políticos, sociales y empresariales a esta iniciativa. Precisamente, este último sector, quien dice ser uno de los más afectados con este proyecto de ley, envió un contundente mensaje al mandatario de los colombianos.

Desde el municipio de Floridablanca (Santander), los empresarios del sector gastronómico mostraron su descontento con la reforma, toda vez que el incremento de los impuestos no les permitiría continuar con la reactivación económica. Por ello, crearon la “oblea Petro”, un típico plato dulce florideño que contiene 14 ingredientes.

La oblea está compuesta por dos tapas de galletas, las cuales tienen la imagen de Gustavo Petro y los siguientes ingredientes: “El arequipe es el impuesto de Industria y Comercio, las fresas son la Cámara de Comercio; el mango es Sayco y Acinpro, la guanabana es el ipoconsumo del 8 %; el queso son los bomberos, el dulce de mora es el impuesto de renta y suplementarios; el dulce de maracuyá es el alza indiscriminada de servicios públicos en el último mes (27 %) sumado con el 19 % del alumbrado público; el brownie es el alza indiscriminada de las materias primas que son parte de la canasta familiar, las cerezas representan la reforma tributaria; los duraznos son los retos por los cuales debemos pasar los microempresarios de nuestro país, la crema de leche es para recordar que estamos a menos de cuatro meses de una reforma laboral y un incremento en los salarios mínimos, y el último ingrediente es la cidra, porque es bastante amargo y representa la corrupción que tenemos en el país”, explicó Cristian Jiménez, presidente del gremio del dulce en Floridablanca.

Este plato tendría un costo superior a los $ 30 mil pesos con los impuestos de la reforma tributaria, costo que muy pocas personas, según el empresario, estarían dispuestos a pagar. Es decir, que la economía local se vería afectada.

“Está impresa en tintas comestibles y con todos los ingredientes, es una voz de protesta por todo el mundo, por los panaderos, pasteleros, por todos los colombianos. Hoy día es preferible irse a un parque a vender obleas que tener una empresa constituida”, dijo Jiménez.

Otras voces de rechazo

El exsenador Jorge Enrique Robledo también ha lanzado varios mensajes en los que ha hecho su apreciación del proyecto. Sobre la comida, dijo que son impuestos regresivos y que en últimas terminarán afectando a quienes tienen pocos ingresos.

Todo impuesto al consumo, así lo llamen ‘saludable’ o ‘ambiental’, es regresivo, porque paga lo mismo el que tiene mucho, que quien tiene poco, muy poco o nada (IVA, consumo, combustibles, carbono). Les encantan a los neoliberales”, afirmó Robledo. Además, dijo que esos descuentos los pagará el consumidor y no el productor de los alimentos.

Otro punto que cuestionó Robledo es que se vaya a mantener el 35 % las tasas de renta para todas las empresas del país, sin discriminar si se trata de pequeñas, medianas o grandes. Igualmente, criticó que se defina como ‘ricos’ en Colombia todos los salarios por encima de 10 millones de pesos hasta cualquier monto, ya que a todos por igual les van a “sacar” 8,121 millones de pesos.

Una crítica adicional que se ha hecho a nivel cultural es que supuestamente se afectaría la producción cinematográfica nacional, así lo advirtió el abogado y periodista Melquisedec Torres. “Se derogan beneficios de leyes 814 y 1556 que han permitido gran crecimiento histórico, empleos e impuestos para el país”, dijo.