nación

Los municipios de Santander que se encuentran en calamidad pública por ola invernal

Más de 3000 familias han resultado damnificadas por las fuertes lluvias.


La ola invernal no da tregua en el departamento de Santander, donde las autoridades están en máxima alerta ante el desbordamiento constante de ríos y quebradas debido a las intensas lluvias que se han registrado en los últimos días, las cuales han causado avalanchas, inundaciones, pérdidas de vidas humanas y miles de familias han resultado damnificadas.

El gobernador de Santander, Mauricio Aguilar, informó que en 25 de los 87 municipios que tiene el departamento ha sido declarada la calamidad pública, debido a las afectaciones que se han registrado por el fenómeno de La Niña.

“Nos preocupa que 40 municipios del departamento han tenido afectaciones por las fuertes lluvias, por las crecientes súbitas y las altas precipitaciones, hoy 25 municipios han declarado la calamidad pública porque se han registrado inundaciones en viviendas y especialmente en cultivos que es el principal sustento para estas familias. Un total de 3.850 familias han resultado damnificadas. Más de 1.200 viviendas, vías, puentes y centros educativos presentan daños en infraestructura”, aseguró el gobernador Aguilar.

Rionegro, Sabana de Torres, Barrancabermeja, Puerto Wilches, Cimitarra, Onzaga, el Carmen del Chucurí, San Vicente de Chucurí, Encino y San Andrés, son algunos de los municipios que hacen parte del listado de territorios donde se ha declarado la calamidad pública.

Precisamente en este último municipio, la noche del pasado miércoles se desbordó la quebrada La Llorona por las torrenciales lluvias. SEMANA confirmó que no se registraron víctimas mortales, pero sí múltiples afectaciones.

Entre los daños, se presentan pérdidas en el parque automotor de vehículos y motos, así como también en la infraestructura de la Escuela Normal de San Andrés, donde una parte del muro de este centro educativo colapsó.

La situación más grave ocurrió contra el acueducto que suministra el agua potable en este municipio, lo que ha impedido que los sanandresanos reciban el preciado líquido. Sin embargo, este viernes el cuerpo de Bomberos de Bucaramanga llevó agua potable en dos carrotanques, esto con el fin de mitigar la emergencia.

Por su parte, la unidad de Gestión del Riesgo de Santander indicó que se están evaluando los daños presentados en los diferentes municipios y se están entregando ayudas humanitarias a las familias afectadas, principalmente a los campesinos que han perdido sus cultivos.

Asimismo, la entidad sostuvo que los ríos Sogamoso, Chicamocha, Lebrija, Magdalena y Opón son los afluentes que tienen monitoreo constante, ya que pueden presentar crecientes súbitas en caso de continuar los aguaceros en el departamento.

En Santander las vías de acceso a las provincias de Soto Noto y García Rovira permanecen con paso restringido, producto de una avalanchas y derrumbes que se han registrado en los últimos meses. Sin embargo, personal de Invías y de la administración departamental adelantan labores en dichas zonas para reestablecer el paso normal en el menor tiempo posible.

La vía Curos Málaga opera con paso controlado a la comunidad entre 7:00 a 8:00 a.m y de 12:00 m. a 2:00 p.m., en el resto de día permanece cerrada. Mientras que para llegar a los municipios de Soto Norte, desde Bucaramanga, se debe hacer transbordo en el sector conocido como El Tanque, debido a la perdida de banca.