Conseguir agua en este municipio se ha vuelto un calvario.
Conseguir agua en este municipio se ha vuelto un calvario. - Foto: Piedecuestana de Servicios Públicos

bucaramanga

Otra vez Piedecuesta sin agua; nueva afectación obligó a suspender el servicio

La afectación se presenta desde la noche del viernes 18 de noviembre.

Nuevamente, los habitantes del municipio de Piedecuesta, Santander, despertaron sin el servicio del agua potable debido a una afectación en la bocatoma que obligó a las autoridades a suspender el suministro.

De acuerdo con la empresa de Servicios Públicos Piedecuestana, esta situación se presenta tras las fuertes lluvias que se han registrado desde la noche del viernes 18 de noviembre en la parte alta del cauce del río de Oro.

Solo bastó con tres días para que otra vez el acueducto presentara afectaciones en su tratamiento, luego de ocho días de haber estado sin agua este territorio, pues el servicio se había normalizado en un 95 % desde el pasado martes 15 de noviembre. Sin embargo, hubo una nueva emergencia.

“Se hizo necesario suspender el servicio de agua potable desde la Planta La Colina a todo el municipio. Se estima que, en aproximadamente dos horas, se dé inicio al restablecimiento del servicio y sobre el medio día sea normalizado el suministro en cada sector, de acuerdo al llenado de las redes de abastecimiento”, señaló la entidad.

Desde la noche del pasado sábado 5 de noviembre, cerca de 180.000 personas se han visto afectadas, donde conseguir agua en este municipio ha sido todo un calvario para sus habitantes. Ante este nueva situación, SEMANA se comunicó con el alcalde Mario José Carvajal, quien además pidió disculpas a la comunidad.

“La bocatoma de la planta quedó muy sensible tras la avalancha del sábado, pues vuelve y le afecta a cualquier creciente, entonces estamos en esa tarea de protección de la bocatoma para poder garantizar la permanencia del servicio”, mencionó el mandatario en este medio.

Tal parece que los trabajos para restablecer en su totalidad el suministro del agua en esta región santandereana no tiene fin. “A la comunidad tengo que pedirles disculpas porque la situación no ha sido fácil, es un hecho donde la naturaleza supera la capacidad técnica de la planta, la cual lleva construida hace aproximadamente 30 años”, expresó Carvajal en SEMANA.

Ante esta emergencia, algunos ciudadanos aprovecharon las lluvias para bañarse en los chorros que caen sobre sus casas, pues, al no tener otra opción, se han visto en la obligación de tomar esta alternativa.

“Lamentablemente, se ha presentado una nueva emergencia y quiero informales que vamos a seguir redoblando esfuerzos para superarla y poderles garantizar en sus casas el agua, vamos a seguir trabajando de todas las formas para lograrlo”, puntualizó el alcalde de Piedecuesta.

Cabe mencionar que tras esos días de dificultad, miles de afectados debieron salir con balde en mano a las calles del municipio a suplirse de agua a través de los carrotanques que dispuso la administración local para mitigar esta emergencia; sin embargo, otros buscaron el preciado líquido en ríos y quebradas.

Estos días ha sido todo un caos, nos ha toca comprar o venir al río porque no hay otra opción, necesitamos el agua para al menos suplir lo de los quehaceres de la casa”, mencionó uno de los afectados.

Actualmente, esta contingencia tiene sin agua a aproximadamente a 180.000 personas, de las cuales 28.000 corresponden a alumnos de colegios públicos y privados.