No hay ruta alterna y los cierres serán preventivos y totales de 20 minutos.
No hay ruta alterna y los cierres serán preventivos y totales de 20 minutos. - Foto: Concesionaria Ruta del Cacao

santander

Santander: la vía a Lebrija estará cerrada por instalaciones en el puente La Anula

Esta intervención será el 10 y 11 de agosto.

La Concesión Ruta del Cacao informó en las últimas horas que la vía que comunica hacia el municipio de Lebrija, Santander, presentará cierres por motivo de las instalaciones de izajes de vigas en el puente La Anula.

En ese sentido, durante el miércoles 10 y jueves 11 de agosto, se realizarán cierres parciales y totales en diferentes horas del sector, justamente en la ruta nacional 6602 PR 59+000 UF9, frente a la Estación de Servicio EDS Translebrija, casco urbano de Lebrija.

Los trabajos que se realizarán consisten en el traslado de cuatro vigas, por medio de dos grúas y un Dolly de carga, las cuales transportarán y ubicarán estos elementos en las posiciones correspondientes de la estructura del Puente La Angula”, informó la concesionaria.

Cabe mencionar que los cierres parciales, a un carril, serán por períodos de 20 minutos, que darán inicio desde las 7:00 de la mañana hasta las 5:00 de la tarde. Mientras que los cierres totales serán en ambos carriles, con un tiempo de 20 minutos entre las 9:40 a 10:00 de la mañana y de 2:40 a 3:00 de la tarde.

Por su parte, la concesión dispuso de auxiliares viales en el punto de la intervención, quienes se encargarán de indicar la ruta a seguir para sí evitar contratiempos y traumatismo por parte de los conductores. Esto puede estar sujeto a cambios dependiendo del clima.

Transversal del Carare en Santander continuará cerrada por obras de recuperación

Las fuertes lluvias que se han registrado en el departamento de Santander en los últimos meses puso en jaque a los habitantes del municipio de Landázuri, donde se presentaron múltiples derrumbes en la vía de acceso principal, la cual quedó convertida en un camino intransitable tanto para peatones como conductores.

La situación generó una protesta social por parte de los habitantes de la vereda Porvenir, quienes optaron por bloquear la Transversal del Carare, corredor vial que conecta a los departamentos de Santander, Boyacá y Antioquia con el Magdalena Medio, para exigir soluciones prontas y efectivas.

Luego de estos bloqueos el Instituto Nacional de Vías (Invías) ordenó el cierre total de esta carretera, inicialmente por una semana (del sábado 23 de julio hasta el domingo 31), sin embargo ante la gravedad de la situación la entidad extendió el cierre de la vía.

Mediante resolución 02785 del 29 de julio de 2022, Invías, autorizó el cierre de la Transversal del Carare, a la altura de la vía Landázuri – Barbosa, entre el PR 0700 hasta el Pr2-0300, desde 30 de julio hasta el 30 de septiembre.

“El Invías recomienda a los conductores de vehículos particulares, transportadores de carga, de servicio público de pasajeros y usuarios de la vía en general, no transitar por el corredor vial”, indicó la entidad.

El punto crítico de mayor complejidad que será intervenido, es el kilómetro 2 de la vía Landázuri-Vélez, donde el pasado 21 de julio se registró un derrumbe de gran magnitud que ocasionó la pérdida de bancada.

Tras el encuentro que sostuvo la empresa contratista de Invías con la comunidad afectada se determinó realizar cuatro acciones, con el fin de mejorar la transitabilidad segura a los usuarios de la Transversal del Carare, los cuales son:

  • De acuerdo a estudios realizados se determinaron sitios específicos para extraer el agua de la montaña; por ello, se van a construir 35 drenes horizontales en el sitio de la emergencia.
  • Se llevará a cabo la construcción de un muro sobre el talud superior con cimentación profunda (64 caisson de 1m.40cms de diámetro y una profundidad de 8 metros). Dicha obra servirá para contener el empuje de la montaña.
  • Se realizarán obras de estabilización (excavación de 4 metros de profundidad) en el ancho de la calzada para recuperar la banca con un pedraplén; esto con el fin de lograr estabilizar y recuperar la banca y dar transitabilidad en un lapso de 30 días, siempre y cuando las condiciones climáticas lo permitan.