nación

Violento fin de semana en Santander: cuatro personas murieron y tres resultaron heridas

En ninguno de los casos se ha reportado capturas.


La intolerancia no da tregua en la capital santandereana, donde este fin de semana se registró la muerte de cuatro personas. Así, mismo, otras tres presentaron heridas, según el reporte de las autoridades.

Bucaramanga, Floridablanca y Barrancabermeja son los municipios donde la violencia fue la protagonista.

La guerra entre pandillas del sector norte de la capital santandereana tiene a una mujer de la tercera edad luchando por su vida en un hospital de la ciudad. Teresa Ramírez Serrano, de 65 años, fue alcanzada por una bala perdida en el sector Campo Madrid, el pasado sábado.

De acuerdo con el reporte de las autoridades, la víctima estaba realizando los quehaceres del hogar cuando una bala ingresó por la ventana y la impactó en el pecho. En seguida, familiares y vecinos la auxiliaron y trasladaron hasta el Hospital Internacional de Colombia (HIC) en Piedecuesta, donde permanece bajo pronóstico reservado.

“La adulta mayor ingresó con una herida por arma de fuego con orificio de entrada supraclavicular izquierda donde se toma placa de tórax que evidencia hemoneumotórax izquierdo, luego es valorada de forma inmediata por servicio de urgencias debido a una lesión en esta región del cuerpo”, informó el HIC.

La Policía Metropolitana de Bucaramanga adelanta las respectivas indagaciones para establecer la identidad del responsable de este hecho que, al parecer, ocurrió por disputas por el control territorial del microtráfico.

Ese mismo sábado, 14 de mayo, en el Asentamiento Humano Esperanza 2 en el barrio Rincón de la Paz, límites entre Bucaramanga y Girón, fue asesinado con arma de fuego Yair Antonio Ramírez Lozano. El cuerpo sin vida fue hallado a orillas de una quebrada del sector.

Aunque hasta el momento los motivos de este violento suceso son materia de investigación, las autoridades confirmaron que Yair recibió un disparo en el mentón, que le atravesó el cráneo. La víctima vestía solo una pantaloneta negra.

Al parecer, cuando la unidad de criminalística del CTI de la Fiscalía realizaba los actos urgentes, al sitio habría arribado la progenitora de Yair, quien confirmó en medio del dolor la identidad de su hijo. El cadáver fue trasladado hacia la morgue de Medicina Legal.

El domingo, 15 de mayo, la muerte se posó en la calle 37 con carrera 26 del barrio Bolívar, también en la Ciudad Bonita, donde Samuel Figueroa falleció en plena vía pública. Las causas del deceso están siendo investigadas.

Versiones preliminares indican que el hombre, quien sería una persona en condición de calle, al parecer se encontraba en el parque Bolívar cuando habría empezado a sentir un fuerte dolor en el pecho y comenzó a caminar hacia el oriente. Sin embargo, cuando llegó a la carrera 26 se desplomó y quedó tendido sobre un andén.

Personal de la Policía y la Secretaría de Salud de Bucaramanga llegó al lugar y confirmaron el fallecimiento de Samuel.

En Barrancabermeja

En el distrito petrolero de Santander, las balas también hicieron eco. El primer hecho violento se registró en el barrio Nueva Esperanza, de la comuna cinco, donde un joven de 18 años recibió varios impactos de bala que le costaron la vida.

El crimen se registró hacia las 3:15 p. m., cuando Brayan Stiven Sossa Ulloque fue interceptado por desconocidos que le propinaron más de tres disparos, informó el mayor Carlos Ardila, comandante Policía de Barrancabermeja.

“De la víctima sabemos que le registraban varios antecedentes judiciales por porte ilegal de armas, lesiones personales y tráfico de estupefacientes, por este último ilícito había sido capturado hace 20 días, precisamente en el mismo sitio donde fue asesinado”, dijo Ardila.

La noche del viernes, en medio de un atentado sicarial, dos hombres resultaron heridos en el sector de Tres Unidos-La Carrilera, también en Barrancabermeja. Hasta este lugar habrían llegado dos sujetos a bordo de una motocicleta y dispararon de forma indiscriminada contra Gustavo Pavón, de 30 años, quien se encontraba departiendo con un grupo de amigos en un establecimiento comercial.

Pavón, aunque alcanzó a correr en busca de refugio, fue impactado en un glúteo. En seguida, los pistoleros emprendieron la huida con dirección al barrio Santa Bárbara, pero en el camino continuaron dispararon e hirieron a un motociclista que se movilizaba por la zona.

Se trata de Rodolfo Alexander Tarazona, de 37 años, quien se lanzó desde su vehículo hacia un pastizal para salvar su vida. Posteriormente, cuando el peligro ya no estaba, acudió a la Clínica La Magdalena. Los dos hombres se encuentran fuera de peligro, mientras las autoridades avanzan en la investigación para esclarecer lo ocurrido.

En Floridablanca

Dos versiones rodean la muerte de César Augusto Suárez Hernández, de 20 años, quien recibió un impacto de bala en el barrio La Esmerada, en el municipio de Floridablanca, Santander. El hecho ocurrió la madrugada del domingo, 15 de mayo.

La primera hipótesis señala que Suárez Hernández se movilizaba como parrillero de una motocicleta y, justo en la calle 122 con carrera 58, habría descendido de esta para intimidar a un grupo de personas con un arma de fuego. En medio del hecho fue desarmado y atacado con la misma arma.

La otra versión indica que luego de llegar al lugar en mención, Cesar fue interceptado por un sujeto con quien tendría problemas, sostuvieron un alegato y luego fue herido con un revólver. Lo cierto es que Suárez Hernández terminó con una letal herida en la espalda, que le comprometió órganos vitales.

César Augusto fue auxiliado y llevado hasta el Hospital San Juan de Dios de Floridablanca, pero falleció minutos después; había perdido mucha sangre. Las autoridades investigan qué ocurrió realmente y quién o quiénes son los responsables.