valle del cauca

Analizan evacuación de presos de Tuluá luego de trágico incendio en la cárcel

La Fiscalía asumió las investigaciones judiciales del caso, mientras que la Procuraduría pidió las grabaciones de las cámaras de seguridad para evaluar la reacción de los funcionarios públicos.


El Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (Inpec) no descarta el traslado de los reclusos que salieron ilesos de la conflagración que ocasionó la muerte a 51 personas que estaban internadas en el pabellón ocho del centro de reclusión de Tuluá.

La decisión estaría condicionada a las conclusiones de un estudio que adelantan los técnicos de la Unidad de Servicios Penitenciarios y Carcelarios (Uspec). Si las condiciones de seguridad no están dadas, en las próximas horas iniciaría el movimiento de los privados de la libertad a otras sedes de la institución.

El director del Inpec, brigadier general Tito Yesid Castellanos, reveló que la medida extraordinaria se ejecutaría entre este miércoles y jueves, siempre y cuando los hallazgos sean avalados por el Consejo de Gestión del Riesgo y el Cuerpo Oficial de Bomberos.

“Si ellos dicen que toca clausurar [los pabellones], toca clausurarlos. Si eso sucede, habría traslado. Eso se sabe cuando se termine de hacer la revisión. Tenemos dos conceptos, necesito que ellos me hagan el tercero, me dejen por escrito y tomar la decisión”, comentó el director.

La medida urgente cobijaría a las celdas del pabellón ocho, espacio de primera generación que fue edificado hace más de 50 años y no tiene sistemas contraincendios.

A las instalaciones de la cárcel de Tuluá ya llegaron los buses del Inpec que se encargarían de transportar a los presos que no tuvieron afectaciones tras el voraz incendio que consumió uno de los pisos del centro de mediana seguridad.

Sin embargo, los familiares de los reclusos mostraron preocupación por esa inminente determinación, dado que no tienen información detallada de cómo se encuentran sus allegados.

Si bien las autoridades dieron cuenta de que están bien, solicitaron pruebas fotográficas en las que se verifique la información. Una de las voces inquietantes es la de Carolina Cardona, esposa de Abelardo Villa González, quien está en la lista de sobrevivientes.

“Ahora después de la tragedia, estoy muy preocupada porque no nos dicen nada. Simplemente que estemos tranquilas y que está en la lista de sobrevivientes, pero nada más. Yo necesito saber si no tiene un rasguño, si no le pasó nada y si necesita algo porque lo perdieron todo”, afirmó la mujer.

El director del Inpec respondió que no están autorizados para tomarles fotografías ni videos a los privados de la libertad. No obstante, informó que los familiares hablaron con los ilesos.

“Ya estamos normalizando el tema de las llamadas nuevamente. Ayer se les permitió llamar a todos. Hasta salieron noticias falsas, eso fue contraproducente”, concluyó el brigadier general Tito Yesid Castellanos.

Detalles de la emergencia

SEMANA conoció en exclusiva el registro fílmico del interior del pabellón ocho del centro penitenciario de Tuluá, luego de la conflagración que terminó con la vida de 51 privados de la libertad y dejó a 24 más heridos.

Las duras escenas dan cuenta de los estragos físicos que causaron las llamas que habrían sido generadas, inicialmente, por una colchoneta, según el reporte del Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (Inpec).

El fuego, que inició a la 1:30 a. m. de este martes 28 de junio, acabó con todo lo que encontró a su paso. En el video se ven las cenizas, el material que se quemó y la batalla que dieron las víctimas para tratar de apagar el incendio.

En una fotografía se pueden percibir las huellas que dejaron en la pared algunos presos mientras las llamas los alcanzaban y en los pasillos quedaron plasmados los constantes recorridos que hicieron para mermar el fuego con el agua de los baños.

Se ven todas las manitos buscando, en el desespero, agua. El sentimiento de desesperación se refleja en los baños. Hay una angustia en cada foto”, detalló una persona que ingresó a inspeccionar el lugar donde ocurrieron los hechos.

Si bien la emergencia empezó tras una violenta riña entre dos bandos del plantel cuando se enfrentaron con armas blancas artesanales y objetos contundentes, los investigadores del CTI de la Fiscalía encontraron los cadáveres juntos.

“Cuando quedan todos amontonados, uno encima del otro, lo que dice es que en ese momento no había bandos sino el instinto de supervivencia. La posición de los cuerpos era como agachaditos”, le comentó una fuente a SEMANA.

Interior cárcel Tulua
Interior cárcel Tulua - Foto: Suministrada a Semana