valle del cauca

Cárcel de Tuluá: sube a 53 el número de reclusos muertos

En la madrugada de este lunes 4 de julio, falleció otro recluso en la clínica Los Remedios de Cali.


Casi una semana después, la tragedia ocurrida en el pabellón ocho de la hacinada cárcel de Tuluá, Valle del Cauca, sigue cobrando vidas.

En la madrugada de este lunes falleció un recluso que estaba hospitalizado en la clínica Los Remedios de Cali.

La secretaria de Salud del departamento, María Cristina Lesmes, confirmó este deceso y mencionó que el interno fue identificado como Jorge Andrés Rojas Corredor, de 38 años.

En hospitales de Cali y Tuluá permanecen 20 reclusos afectados, principalmente, por la inhalación de humo y las quemaduras sufridas en el incendio.

“De las 27 personas que recibimos, cuatro han sido dadas de alta, tres fallecieron, diez siguen en unidades de cuidado intensivo, en estado crítico, cuatro en unidad de quemados y seis en hospitalización, en mejor condiciones”, dijo Lesmes.

La funcionaria destacó que el personal médico del Valle del Cauca sigue aunando esfuerzos para salvar las vidas de los reclusos hospitalizados.

Según Lesmes, pese a la riña que antecedió al incendio dentro de la cárcel, ninguno de los internos que siguen hospitalizados presenta heridas provocadas por arma cortopunzante.

Donatón por los reclusos

Muchos reclusos de la cárcel de Tuluá perdieron todas sus pertenencias en la madrugada del martes 28 de junio, durante el incendio que ya cobró la vida de 53 personas.

Luego de la tragedia, las autoridades penitenciarias permitieron a las familias entregar una bolsa con algunos elementos de aseo y ropa, pero algunos no recibieron nada porque sus allegados viven lejos o no tenían recursos para comprar los materiales.

Por esta razón, la Gobernación del Valle del Cauca se solidarizó con los internos e instó a los ciudadanos a hacer lo mismo por medio de una donatón, que desde ya se está realizando.

María Cristina Lesmes, secretaria de Salud del Valle, pidió a todos los que puedan sumarse a la iniciativa con “ropa, artículos de aseo, toallas y cobijas para más de 90 presos que quedaron sin ninguna protección, no tienen ropa, no tienen elementos de cuidado”.

Señaló que mediante las secretarías de Convivencia y Seguridad Ciudadana y de Gestión del Riesgo de Desastres se han conseguido algunos insumos. “Estamos aportando todos, especialmente ropa de hombre en muy buenas condiciones o nueva”, añadió.

Las donaciones están siendo recibidas en el piso 11 del edificio de la Gobernación, en el centro de Cali, en la Secretaría de Salud del Valle, de 8:00 a. m. a 5:00 p. m.

Vale resaltar que 350 reclusos que estaban en los pabellones 8, 9 y 11, ubicados en la zona antigua de la cárcel de Tuluá, la cual no cuenta con sistema contra incendios, fueron trasladados de manera preventiva a diferentes cárceles del país.

De hecho, la Procuraduría General de la Nación le solicitó al Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (INPEC) evaluar el sellamiento de la estructura antigua del centro carcelario donde ocurrió la tragedia. El Inpec tiene plazo hasta el miércoles para responder a dicha solicitud.