cartagena

Multan a madre de menor que llevó un arma de fuego a su colegio en Cartagena

El arma le pertenecería al tío del menor quien la habría comprado cuando estudiaba criminalística.


Un polémico caso se presentó el pasado jueves 12 de mayo en una institución de educación pública de la ciudad de Cartagena, donde un menor de edad ingresó al plantel un arma de fuego. Producto de esto, su madre fue multada por las autoridades.

Los hechos se presentaron la semana pasada en la Institución Educativa Fe y Alegría, ubicada en el barrio San Pedro Mártir sector El Progreso, donde un estudiante de quinto grado, de apenas 13 años de edad, llevó a escondidas de su madre una pistola que le pertenecería a un familiar.

Por su parte, la madre, quien pidió ocultar su identidad para proteger a su hijo, entregó detalles de cómo sucedieron los hechos, asegurando que se trataría de un arma de fogueo dañada y que le pertenecería al hermano ella, quien la compró cuando estudiaba criminalística.

“El arma estaba metida dentro de unos zapatos debajo de una cama, pero el dueño esa noche no durmió en casa. Como todo adolescente, revisó donde no tenía (que hacerlo) y la cogió”, indicó la mujer en una entrevista radial.

La madre asegura que esa arma llevaba en la casa cuatro años y no entiende en qué momento la tomó el menor. “En la mañana él estaba arreglando los cuadernos en mi presencia y no le veo nada en el bolso, cuando yo volteo a la cocina a servirle el desayuno me imagino que eso sería el momento”, aseguró.

Además, la mujer contó que su hijo llevó la pistola al colegio y se la mostró a su mejor amigo. El joven le comentó a otro alumno y al parecer en ningún momento intimidó a sus compañeros, como se rumoró en su momento.

Por su parte, Mario Lombana Moreno, director de Calidad Educativa de la Secretaría de Educación, explicó que la maestra del salón de clases del menor se percató de lo sucedido y lo reportó a las directivas de la institución, que activaron la Ruta de Atención Integral, junto con la Policía de Infancia y Adolescencia, quienes se encargaron del procedimiento.

“Esa pistola no estaba completa, eso era la cacha. Cuando pasó eso, llegó la Policía y a mí me interpusieron una multa”, detalló la madre.

La institución se pronunció

Por medio de un comunicado a la opinión pública, la rectoría de la Institución Educativa Fe y Alegría mencionó el procedimiento a seguir con el estudiante:

  • Sí es cierto que el día jueves 12 de mayo, un menor de edad de grado quinto, perteneciente a la jornada de la mañana en la sede principal, trajo a la escuela un arma dañada de letalidad menor, partida en dos pedazos.
  • No es cierto que el estudiante “correteó” a los compañeros con el arma por el patio escolar.
  • No es cierto que tenía en su bolso balas de fuego.
  • No es cierto que los estudiantes salieron de su jornada escolar antes de la hora regular, por los hechos indebidamente señalados. Durante los días martes, miércoles y jueves de la semana pasada, la escuela desarrolló las Comisiones de Evaluación del primer periodo académico, por lo que se procedió con anterioridad, a notificar a los padres de familia que durante esos días la jornada escolar sería hasta las 11:00 a. m.

Con relación al proceso que sigue en curso, el caso ya está en manos del ICBF y de la Policía de Infancia y Adolescencia, desde donde le brindan acompañamiento permanente para que el estudiante pueda seguir su vida normal y vuela a reintegrarse a la institución educativa y continuar con su proceso académico.